COLIN WEIR ERA UN HOMBRE MUY QUERIDO

El hombre que ganó 180 millones a la lotería y se compró su equipo de fútbol ha muerto

El cortejo fúnebre paró a las puertas del estadio, donde los jugadores y trabajadores del Partick Thistle le dedicaron una cariñosa ovación

Foto: Colin y Chris Weir saltaron a la fama tras ganar 161 millones de libras en 2011 (EFE/Andrew Milligan)
Colin y Chris Weir saltaron a la fama tras ganar 161 millones de libras en 2011 (EFE/Andrew Milligan)

El pasado 27 de noviembre te contábamos la historia de Colin Weir, un británico que se había convertido en uno de los grandes ganadores de la historia de la lotería en Europa. Colin ganó 161 millones de libras en el año 2011, unos 180 millones de euros al cambio, y decidió cumplir el sueño de su vida: se compró el equipo de fútbol de sus amores, el Partick Thistle.

Lo hizo primero con una inversión de 2,5 millones y después, en 2019, completando la compra del equipo. Pero, además, fue una decisión muy meditada porque, como amante de ese club, se lo iba a regalar a los propios aficionados: había firmado que antes del mes de marzo de 2020, el Partick Thistle pasaría a estar gestionado por una directiva de aficionados del club.

Sin embargo, Colin no podrá ver cómo su sueño se cumple: el millonario ganador de la lotería fallecía hace unos días en su Escocia natal, antes incluso de que pudiera regalar el club de sus sueños a sus aficionados. Una noticia que ha caído como un jarro de agua fría en el equipo escocés, cuyos jugadores guardaban un minuto de silencio en su memoria en su último partido de liga.

Ayudó a los demás con el dinero de la lotería

Haber ganado 161 millones de libras marcó un antes y un después en la vida de Colin Weir. Pasó de ser una persona desconocida a convertirse en uno de los pilares de su comunidad. Además de haber comprado el Partick Thistle, también invirtió en la escuela de fútbol, que ahora lleva su nombre: Thistle Weir Youth Academy.

Su apoyo al club también llevó a que el equipo escocés pusiera su nombre a una de las gradas de su estadio, algo que este antiguo operador de cámara de televisión nunca olvidaría. Tras su muerte, la web del club le ha calificado como "un patriota escocés, filántropo y un gran hombre hasta el final. Descansa en paz, te echamos de menos tristemente".

Ese calificativo de patriota se debe a que, junto a su mujer Chris, apoyó la independencia de Escocia, donando un millón de libras en el referéndum que tuvo lugar en 2014 y convirtiéndose en un donante habitual para esta causa. Tanto la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, como su predecesor en el cargo han mostrado públicamente su pesar por la muerte de Colin Weir.

El 2019 se separó de su esposa después de 38 años de matrimonio, pero no se publicaron las cifras del acuerdo

El pasado año se separó de su esposa, con la que había compartido hasta entonces la mayor parte de su vida, aunque no se hizo público el acuerdo económico al que llegaron para dividir las ganancias de la lotería. Tal y como publica la BBC, solo se supo que habían estado casados 38 años y su relación se extendía a lo largo de más de cuatro décadas.

El último adiós a un millonario

Su estrecha relación con el club de sus amores hizo que el cortejo fúnebre que trasladó los restos mortales de Colir Weir hiciera un recorrido poco habitual para pasar junto al estadio del Partick Thistle. Allí se había colocado una pancarta en su recuerdo y tanto los jugadores del equipo como los trabajadores del club salieron a la puerta para rendirle el último homenaje.

El Partick Thistle es uno de los clásicos del fútbol escocés
El Partick Thistle es uno de los clásicos del fútbol escocés

Colin Weir moría a los 71 años, víctima de una repentina enfermedad que acabó con su vida en pocas semanas. Ahora, su club quiere construir un legado a partir de su figura y, como explica el nuevo manager del equipo, Ian McCall, "su mayor legado es el regalar su participación a los seguidores, que ahora tienen la oportunidad construir un club libre de deudas. Es un desafío para todos los involucrados asumirlo y construirlo de una manera que haga que Colin se sienta orgulloso".

Weir consiguió hacerse millonario gracias a la lotería y explicó hace meses lo que el Partick Thistle era para él: "Se trata de un club que lo significa todo para mí. Espero que los aficionados puedan respaldar esta emocionante situación. Siempre dicen que el Thistle es su club y ahora lo será de verdad". Su amor por esos colores estaba fuera de toda duda.

No es la primera vez en Escocia que un equipo de fútbol profesional está dirigido por sus propios aficionados. El Motherwell, un equipo de la máxima categoría del fútbol escocés, es gestionado desde el año 2016 por sus propios seguidores y les ha ido muy bien: son terceros del campeonato, solo por detrás del Celtic y el Rangers, y lucha por jugar en Europa la próxima temporada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios