Qué es la dieta OMAD y cómo ayuda a adelgazar en solo una semana
  1. Alma, Corazón, Vida
Ponte en forma

Qué es la dieta OMAD y cómo ayuda a adelgazar en solo una semana

Es una de las formas de perder peso que más se han puesto de moda últimamente, aunque eso no quiere decir que sea segura

Foto: Foto: Youtube
Foto: Youtube

Se acerca la Navidad y con ella los reencuentros, los regalos y -por supuesto- las comilonas. Nuestra zona abdominal se va a expandir si no cuidamos la alimentación y nos entregamos a los dulces y las comidas copiosas. Seguramente ya estés buscando una dieta para eliminar esos kilos de más o, tal vez, la que vas a realizar como propósito de año nuevo.

Uno de los regímenes que se han puesto de moda últimamente y que seguramente hayas escuchado en numerosas ocasiones es la dieta “una comida al día” u OMAD, que es el acrónimo de su denominación en inglés (One Meal A Day). Como bien indica su nombre, el concepto es bastante simple: puedes comer solo durante una hora en un período anteriormente predefinido.

Foto: Foto: iStock.

Según los seguidores de la misma, durante esa hora puedes ingerir todo tipo de alimento y en cualquier cantidad, pero cuando se ha acabado ese período únicamente podrás tomar bebidas sin calorías, café o agua. Además, debes tener en cuenta estas normas con las comidas: tienes que comer en un plato de 28 centímetros de diámetro y tu comida no debe superar los 7,6 cm de altura desde el plato.

Con la dieta “una comida al día” puedes alimentarte solo durante una hora dentro de un período previamente definido

Uno de los más famosos defensores de la dieta OMAD es el CEO de Twitter, Jack Dorsey, que señalaba en una entrevista: "Durante el día me siento mucho más enfocado. El ahorro de tiempo me ha permitido centrarme más en mi día a día". Además, según Dorsey, este tipo de dieta, que hace que coma mucho menos, le ha permitido dormir mucho mejor durante las noches.

Eso sí, esta dieta no parece especialmente segura ni recomendable, ya que no es bueno para la salud comer solo una vez al día, por no hablar del efecto rebote que podría ocasionar. Si quieres adelgazar deberías acudir a un nutricionista que te prepare un régimen personalizado.

Qué comer

La nutricionista Sarah Flower señala en 'The Sun' la importancia de la calidad de los alimentos que se consumen durante esa hora, porque, según sus palabras, “podría arruinar tu relación con la comida”. Así, Flower señala que no podrás hacer una dieta OMAD con alimentos procesados o bajos en grasas.

El joven que probó la dieta durante una semana hacía ejercicio y se acostaba pronto para paliar la sensación de hambre

Para esta profesional, cada vez que comes, estimulas una respuesta a la insulina, por lo que el ayuno puede ayudar a reequilibrar los niveles de azúcar en sangre e insulina. No obstante, Flower está más a favor de las dietas bajas en carbohidratos y con alto contenido de grasa con algunos ayunos intermitentes en lugar de pasar demasiadas horas sin comer.

"Aunque puedes ayunar durante uno, dos, tres días a la vez, la mayoría de la gente opta por una ventana de ayuno de 16 horas, comiendo su última comida por la noche y ayunando hasta el almuerzo”, indica la nutricionista.

Una semana de OMAD

El 'influencer' especializado en 'fitness' Joe Delaney ha probado la dieta OMAD durante una semana. Atención: 'spoiler'. Después de realizar este régimen extremo, que también ha promocionado la exestrella de la NFL Herschel Walker, Delaney sentencia: "Personalmente, me parece una idea terrible".

"En general, creo que es una mierda", señala el joven después de una semana alimentándose solo durante una hora al día

Al principio, Delaney se adaptó bastante bien a esta dieta. Comenzó una rutina en la cual comía a lo largo de la tarde y cuando comenzaba a pasar hambre se ponía a entrenar, recoge la revista masculina 'Men's Health'. El motivo por el que comenzaba sus ejercicios cuando le empezaba a rugir la tripa es que esto le quitaba la sensación de apetito. Para evitar pasar hambre tenía otro truco: dormir. El 'influencer' se iba a la cama temprano, porque al final del día le entraba hambre.

Según cuenta Delaney el mayor problema era la variedad. Comía raciones grandes de algunas cosas, en lugar de más pequeñas de diferentes alimentos. Además, tuvo problemas para ingerir suficientes calorías en la hora que tenía para comer. Aunque perdió algo más de un kilo, no puede enumerar ningún beneficio: no aumentó la concentración y el tiempo que ahorró en pensar qué cocinar se compensó con la sensación de hambre. "En general", dice, "creo que no sirve".

Dietas Alimentación Comida Adelgazar Trucos adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda