Aterriza como puedas

Horror a bordo: lo que hubo que hacer con un pasajero borracho que la lió en el avión

La tripulación del vuelo contactó con el aeropuerto para solicitar que la policía acudiera a la pista de aterrizaje a su llegada

Foto: Foto: Ministerio del Interior ruso
Foto: Ministerio del Interior ruso
Autor
Tiempo de lectura3 min

Un pasajero ebrio en un vuelo en Rusia tuvo que ser reducido después de intentar entrar en la cabina. El hombre de unos 50 años estaba en un vuelo doméstico desde las ciudades rusas de Mineralnye Vody a Novosibirsk cuando se puso agresivo, gritando obscenidades a los pasajeros y la tripulación, según el Ministerio del Interior de Rusia.

La tripulación se vio obligada a contener al hombre "para evitar graves consecuencias", dijo la representante oficial del Ministerio, Irina Volk. Las imágenes del video muestran al pasajero furioso gritando mientras permanece atado a un asiento de avión con varias capas de cinta adhesiva.

La tripulación del vuelo contactó con el aeropuerto de Novosibirsk y solicitó que la policía se encontrara en la pista a la llegada del avión. "Al subir a bordo, los agentes de policía encontraron al hombre pegado a la silla, pateando la pared de la cabina", explicó Volk, según recoge 'The Independent'.

“El ciudadano con signos visibles de intoxicación durante el vuelo había usado un lenguaje obsceno contra las azafatas y otros pasajeros", señaló. “Reaccionó agresivamente a los comentarios del personal de la aerolínea e intentaba entrar a la cabina. Para evitar graves consecuencias, la tripulación se vio obligada a atarle", relata.

El pasajero, con signos visibles de intoxicación, usó un lenguaje obsceno contra las azafatas e intentó entrar en la cabina

El hombre fue detenido y procesado por alterar gravemente el orden público durante el vuelo. Según el Ministerio, el pasajero continuó "comportándose de manera desafiante" una vez bajo del avión, insultando a los policías.

Varios casos iguales

Casos como el del pasajero ruso se repiten más a menudo de lo que parece. En abril, una mujer tuvo que ser inmovilizada durante seis horas en un vuelo después de agredir a otros tres pasajeros, incluido un niño de ocho años.

Louise Dixon, de 51 años, se emborrachó en un vuelo de Virgin Atlantic desde Miami hasta Londres, arrojando una botella de agua llena a la cabeza de un niño "con bastante fuerza".

Esta madre de dos hijos también intentó golpear a otros pasajeros. Dixon fue inmovilizada y esposada durante el resto del vuelo.

Una confusión recurrente

Pero los anteriores no son los únicos incidentes que suelen repetirse a menudo. A juzgar por la cantidad de precedentes, podría decirse que intentar abrir las puertas del avión en pleno vuelo no es una circunstancia tan rara. Una de las últimas veces que sucedió fue el pasado mes de junio, cuando una pasajera novata se equivocó al buscar el baño. El percance sucedió en un vuelo que iba desde Manchester (Reino Unido) a Islamabad (Pakistán) y provocó retrasos de más de siete horas a la aerolínea. "El tobogán de salida se desplegó automáticamente", justificaba entonces la empresa.

En marzo de 2016, otra pasajera despistada cometió el mismo error. Los afectados en esa ocasión fueron aquellos que volaban con la aerolínea China Southern Airlines y a la culpable se le retiró el pasaporte y la tarjeta de embarque. En septiembre del año pasado, un chico de 20 años trató de llevar a cabo el mismo procedimiento en medio del trayecto, en un avión que viajaba desde Nueva Delhi en la India, mientras que el pasado mes de mayo un viajero chino fue arrestado y detenido en la provincia de Shandong al intentar abrir la puerta de emergencia para no tener que esperar la cola de desembarque.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios