VIVE EN ELMISMO ESTADO QUE DONDE FUE ROBADO

Encuentran a un niño robado en 1964 viviendo bajo una nueva identidad

El hombre, que no quiere ser identificado, trata de asimilar ahora la noticia después de vivir engañado toda su vida

Foto: El Hospital Michael Reese de Chicago donde fue robado Paul Fronczak hace 55 años (Foto: Wikipedia)
El Hospital Michael Reese de Chicago donde fue robado Paul Fronczak hace 55 años (Foto: Wikipedia)

Chester y Dora Fronczak tuvieron un hijo en abril de 1964. Vivían en Chicago y la mujer dio a luz en el hospital Michael Reese de la conocida como la ciudad del viento. Sin embargo, todo se estropeó el 26 de abril de aquel año: una mujer que se hizo pasar por una enfermera se llevó al niño de los brazos de la madre y Paul Fronczak ya nunca volvió a aparecer.

Aquella mujer dijo a Dora que se llevaban al bebé para hacerle unas pruebas rutinarias, pero no volvió. El caso se denunció a la policía y se investigó durante dos años, hasta que en 1966 se encontró la solución: un niño había sido abandonado y coincidía con los datos que habían aportado los Fronczak, por lo que se lo entregaron como su legítimo hijo.

Chester y Dora Fronczak aceptaron al niño y lo criaron durante 47 años como su propio hijo, Paul Fronczak. Pero entonces, unas pruebas de ADN certificaron que la persona con la que habían vivido toda la vida no era su verdadero hijo. El niño que la policía había encontrado no era Paul, aquel que le arrebataron en el hospital.

Nunca conocerá a su padre

Sin embargo, tal y como publica el New York Post, ese misterio se habría resuelto: han encontrado al verdadero Paul Fronczack que vive en un pequeño pueblo del estado de Michigan con otro nombre. El hombre, que hoy tiene 55 años, no quiere ser identificado, pero conoce su pasado: está tratando de asimilar todo lo que ha sucedido a su alrededor.

El hombre, que hoy tiene 55 años, está tratando de asimilar la noticia que le ha cambiado la vida

El FBI, que reabrió el caso en 2013, no ha querido valorar oficialmente esta revelación. Sin embargo, su portavoz Siobhan Johnson ha explicado que "nuestra investigación sobre este asunto continúa mientras seguimos con todos los contactos. Pedimos privacidad para las víctimas mientras continuamos investigando los hechos que rodean este caso".

Dora Fronczack ha recibido la noticia con dolor: perdió a su marido Chester hace años y no quiere volver a pasar por una situación así tras las pruebas de ADN de 2013. Paul Fronczack, la persona a la que ella crió como su hijo, seguirá siendo su apoyo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios