Las predicciones sobre 2020 que no se van a cumplir
  1. Alma, Corazón, Vida
¿coches voladores y casas inteligentes?

Las predicciones sobre 2020 que no se van a cumplir

¿Robots mayordomos? ¿Teletransportación? ¿Qué es lo que nuestros antepasados vaticinaron que sucedería en el año que está por llegar?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es bastante irónico que el ser humano haya pasado buena parte de su vida mirando hacia el futuro, esperando lo que quedaba por venir, y que en la actualidad lo haga observando el pasado con cierta nostalgia. Con la llegada de 2020 se avecina otra década quizá tan espléndida como aquellos felices años 20 de hace un siglo, y probablemente se descubran nuevos inventos, vacunas y, en general, progresos, que sirvan para las generaciones posteriores.

Con lo rápido que avanza la tecnología es normal. Vivimos rodeados de teléfonos inteligentes y noticias acerca de cómo los robots nos quitarán el trabajo en unos pocos años, y lo más gracioso es que desde que el mundo es mundo se ha vaticinado cómo sería el futuro. A finales del siglo XIX muchos iluminados ya aseguraron que viviríamos en un mundo lleno de coches voladores y hologramas. Se suponía. A la hora de la verdad la época actual se parece más a noches de Netlifx, subiendo fotos a Instagram y pidiendo comida a Glovo. Pero no importa y, de hecho, es mucho más divertido, porque así podemos reírnos de todos esos vaticinios que, para bien o para mal, nunca se cumplieron... por ahora.

La fisionomía humana

En una conferencia en el Royal College of Surgeons of England en 1911, un cirujano llamado Richard Clement Lucas hizo una curiosa (y a todas luces bastante falsa) predicción para nuestro futuro: los dedos externos de los pies -y, según él, inútiles- se usarán cada vez menos, hasta el punto de que acabaríamos con un único dedo gordo, que a su vez se acortaría mucho más, informa 'Best Life'.

Además de ser telépatas, se supone que los humanos no necesitaríamos comer ni trabajar, y tendríamos un solo dedo del pie

El motivo por el que sufriríamos tal transformación no ha trascendido, aunque probablemente es por el hecho de que no los usamos más que para darnos contra los muebles. Sea como fuere, no se ha cumplido, y casi mejor.

Viviremos en casas voladoras

Seguimos esperándolo. El inventor, escritor científico y futurista Arthur C. Clarke, que coescribió el guión para '2001: Una odisea en el espacio', creía que las aburridas casas de 1966 serían radicalmente diferentes en el siglo XXI: no tendrían nada que las mantuviera en el suelo y podrían mudarse a cualquier lugar de la tierra, sin que sus propietarios tuvieran que moverse de la cama.

Lo de las casas siempre ha dado para vaticinios, Glenn T. Seaborg, por ejemplo, escribió en su libro 'Scientist Speaks Out' que: "Durante el siglo XXI las casas que no tienen robot contarán con un simio bien entrenado que hará las tareas de limpieza, jardinería y también de chófer, lo que podrá disminuir el número de accidentes automovilísticos". No sabemos por qué los monos esclavos serían mejores conductores que los humanos, pero oye.

Telepatía y teletransportación

Si tener un único dedo del pie no era suficiente, también gozaríamos, aparentemente, de poderes dignos de los X Men. Michael J. O'Farell predijo en su libro 'Shift 2020' que el año que va a entrar sería la "era de la 'nanomovilidad', y que la telepatía y la teletransportación serán posibles para este año, llegando a ser algo muy normal en 2040". Bueno, habrá que creerlo cuando lo veamos.

¿Un 'smartphone'?

En los años 50 la revista 'Mechanix Illustrated' mostró un prototipo de un teléfono móvil (aunque parece un cronómetro) de un teléfono móvil con pantalla. Lo apodaron "el teléfono del futuro" y, aunque era circular, tenía botones para marcar y una pantalla a color. Nada raro porque desde principios de siglo la gente estaba bastante obsesionada con la telefonía en general.

De todas las predicciones nombradas hasta ahora es la única que se ajusta un poco a la realidad, y, más importante aún: ningún mono-chófer tendría que ser herido durante el proceso de su creación.

Nadie trabajará

Y todos seremos ricos, ¡hurra! En 1966 la revista 'Time' informó que el siglo XXI sería una era económica bastante impresionante para casi todos, que en Estados Unidos la gente sería rica e independiente y que, sin mover un dedo, una familia media ganaría entre 30.000 y 40.000 dólares de los de esa época, por lo tanto, en la actualidad, bastante más. Parece que a la revista no se le había ocurrido pensar en Lehman Brothers o posibles crisis económicas.

Y, por supuesto, pisaremos Marte

Esto es un poco decepcionante. Llevamos soñando con poner el pie en el planeta rojo desde que sabemos que existe, pero no parece ser algo cercano. La NASA vaticina como pronto el año 2030, con mucha suerte, pero en los 90 se creía otra cosa.

Foto: 'Tocando el futuro'. (iStock)

En 1997, la revista 'Wired' estableció el año que va a entrar como aquel en el que los humanos llegaríamos a Marte, e incluso se atrevieron a decir que "la expedición será un esfuerzo conjunto apoyado por prácticamente todas las naciones del planeta, la culminación de una década y media de enfoque intenso en un objetivo común".

No será necesario comer

Seguro que lo recuerdas de alguna película o serie futurista: los ciudadanos no comen, sino que ingieren cápsulas. Una predicción de 2005 de Ray Kurzweil decía algo así: en la década de 2020 habrá 'nanobots' capaces de ingresar en nuestro torrente sanguíneo para "alimentar" las células y extraer los desechos. Como resultado, consumir alimentos se quedaría en algo obsoleto. No parece que vaya a ser algo a corto plazo, y mejor, porque a todos nos gusta disfrutar de una buena cena fuera de casa con amigos.

Curiosidades Noticias Curiosas Tendencias de futuro
El redactor recomienda