LLEGÓ A USAR UNA TALLA XXXL

Este chico adelgazó 20 kilos "porque no quería ser el más gordo de la clase"

En solo ocho meses ha pasado de pesar 100 kilos a menos de 80 gracias a una dieta baja en calorías y en carbohidratos

Foto: Uday ha dejado de ser el chico más gordo de su clase (Foto: Pixabay)
Uday ha dejado de ser el chico más gordo de su clase (Foto: Pixabay)

Hay personas que engordan cuando alcanzan una determinada edad, en muchos casos producto del estilo sedentario de vida que llevan; otras siempre han coqueteado con algunos kilos de más, pero esa situación se vuelve más peligrosa con la edad; y existen quienes siempre han sido obesos desde pequeños y han cargado con ese sambenito durante toda su vida.

Esas personas, que nunca han sido delgadas, han estado a dieta casi toda su vida. Primero con sus padres y después por ellos mismos, han llevado a cabo procesos de adelgazamiento, pero la mayoría de ellos sin éxito. Pero siempre hay alguien que, llegado el momento, decide plantarse y poner solución a un problema: si siempre había querido adelgazar, lo iba a conseguir.

Ese es el caso de Uday Gupta, un joven indio de solo 16 años, pero que siempre había tenido problemas de sobrepeso. No quería que volvieran a llamarle "el más gordo de la clase", por lo que tomó la determinación de adelgazar y lo hizo de la manera más sencilla: controlando lo que ingería y moviéndose más de lo que lo hacía hasta este momento.

Adelgazó 20 kilos

Uday mide 1,78 metros de altura y llegó a pesar 100 kilos, demasiados para su estatura. Eso le convirtió muchas veces en el destino de bromas pesadas por parte de sus compañeros de clase, algo que él no podía soportar. Por eso tomó la determinación de adelgazar y dejar de ser "el gordo": quería sentirse bien consigo mismo, pero también ante los demás.

Llegó a pesar más de 100 kilos y tuvo que usar una talla XXXL, pero tomó la decisión de no volver a ser "el gordo de la clase"

Su punto de inflexión llegó cuando tuvo que cambiar nuevamente de talla y buscar ropa de la XXXL, algo nada sencillo. Las burlas de sus compañeros aumentaron y su decisión de llevar prendas amplias no impidió que le llamaran obeso en el colegio. Pero el día en el que su mejor amigo le dijo que era el más gordo de la clase, no lo pudo soportar. Ese día decidió adelgazar.

Cambió su alimentación de forma radical: pasó de ingerir todo tipo de comida basura a comer de forma sana y nunca más de 1.000 calorías diarias. Además, comenzó a hacer ejercicio: unos días caminaba hora y media; otros, subía mil escaleras; y siempre hacía 15 minutos de gimnasio con sentadillas y mancuernas. El objetivo era quemar, al menos, 400 calorías diarias.

Trabaja a diario en el gimnasio para adelgazar (EFE/Salvador Sas)
Trabaja a diario en el gimnasio para adelgazar (EFE/Salvador Sas)

Uday comenzó a perder peso rápidamente, tanto que en apenas unos meses fue capaz de reducir la báscula hasta los 83 kilos. Ahí tuvo un problema, ya que su peso estuvo varias semanas sin bajar más, pero no perdió la esperanza y siguió haciendo lo mismo que hasta entonces. Y los kilos volvieron a esfumarse hasta colocarse por debajo de los 80 kilos, la cifra que buscaba.

Perder peso es duro, pero no imposible

Uday ha explicado a Times of India que se ha dado cuenta de que “se requiere mucha dedicación y fuerza de voluntad para perder peso. Pero nada es imposible: debes mantenerte disciplinado y motivado para lograrlo”. Eso es lo que él hizo y ha conseguido volver a comprar ropa normal y a vestirse como una persona de su edad.

Para conseguirlo, lleva una dieta bastante estricta. Para desayunar toma dos huevos duros y un vaso de leche o dos rebanadas de pan; en el almuerzo, dos chapatis (típicos panes indios) y una taza de guiso de lentejas, o un chapati con dos huevos. Y para cenar, un plato de sopa o una ración de frutas como guayaba, manzana, piña o papaya.

Además, Uday explica que toma una taza de té verde después del almuerzo y de cada comida pesada y una taza de café antes de hacer deporte. También ingiere un plátano después de cada entrenamiento, pero intenta que, en total, no pase de las 1000 calorías. Con esta dieta baja en carbohidratos y calorías ha conseguido adelgazar 20 kilos y lucir el físico que siempre había deseado.

Con esta dieta baja en carbohidratos y calorías ha conseguido adelgazar 20 kilos y lucir el físico que siempre había deseado

Uday asegura que no se reserva ningún día de la semana para comer sus alimentos favoritos y solo en su cumpleaños, bodas, vacaciones o celebraciones es cuando se permite un capricho calórico como una ración de pollo frito. Ya puede presumir de no ser "el niño más gordo de la clase", pero ahora quiere seguir adelgazando para sentirse aún mejor.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios