UN LARGO CAMINO

Cuándo descubrirás el sentido de la vida, según los científicos

Tienes una crisis existencial. No sabes para qué estás aquí o cuál es tu propósito en este camino tan difícil. Según los expertos hay una edad exacta en la que todo se aclara

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es una pregunta quizá demasiado complicada, pero la mayoría de las personas se la ha hecho alguna vez a lo largo de su pequeña existencia: ¿cuál es el verdadero sentido de la vida? Aunque en muchos casos estas cuestiones aparecen en momentos de crisis personal, a muchos les asusta no poder descubrir nunca una respuesta que les satisfaga.

Ya sea que las personas encuentren la felicidad en la familia, en los amigos, en su carrera o en cualquier otra cosa completamente diferente, según un nuevo estudio es posible que nadie pudiera encontrar cuál es este sentido hasta pasada la mediana edad.

Numerosos expertos han intentado responder a esta difícil cuestión, pero el significado para cada uno no tiene nada que ver con el otro. Con el objetivo de ayudarnos en nuestra búsqueda de la trascendencia, el profesor Michael F. Steger publicó en 2005 el Cuestionario del Sentido de la Vida, una encuesta con diez preguntas que arroja una puntuación final que nos ayudará a descubrir si nos encontramos en el camino indicado.

Las diez cuestiones ayudan a la persona a tomar conciencia sobre su propia percepción sobre la vida y averiguar en otro documento qué significa el resultado obtenido. Cuanta más alta sea la puntuación que obtengamos, más nos preocuparemos por otorgar a nuestra vida sentido, y mostraremos que consideramos esta búsqueda como un proceso incluso en el que nos estamos siempre inmersos.

¿En qué momento?

Un nuevo estudio sugiere que las personas que buscan el significado de la vida tienen más probabilidades de encontrarlo a los 60. Los investigadores encuestaron a más de 1.000 personas de EEUU de entre 25 y 99 años y descubrieron que a mitad de el camino la mayoría estaba contenta con sus vidas. Sentir que tenían un propósito también hizo que fueran saludables física y mentalmente y significaba que tenían menor probabilidad de morir jóvenes.

Aquellos sin un propósito de vida tienen el doble de probabilidades de morir durante un período de cinco años en comparación con aquellos que sí

"La salud y el sentido de la vida teniendo un propósito están íntimamente vinculados", aseguran los expertos en 'The Daily Mail'. Investigadores de la Universidad de California, San Diego, explican que "no estar seguro acerca de hacia dónde se dirige tu existencia podría quitarte años". "Muchos piensan sobre el significado desde una perspectiva filosófica, pero la realidad es que está asociado con una mejor salud, bienestar y mayor longevidad. Los que lo tienen claro son más felices y saludables que aquellos sin él", añaden.

El análisis, publicado en el 'Journal of Clinical Psychiatry', quiso determinar si los adultos estaban o habían encontrado su propósito pidiéndoles que lo calificaran. Los que lo habían descubierto tenían una salud física y mental mucho mejor mientras que los que seguían en la búsqueda estaban relacionados con un peor bienestar y funcionamiento cognitivo.

Cuidado con el trabajo

"Cuando llegas a los treinta, cuarenta y cincuenta, tienes relaciones más establecidas, tal vez estás casado y tienes una familia y te has forjado una carrera. La búsqueda disminuye y el significado en la vida aumenta", asegura el doctor Jeste, autor principal del estudio. "Después de los 60 todo cambia, la estabilidad es mayor a no ser que dejen su trabajo, lo que puede tener un efecto contrario", comenta.

Las personas que han descubierto el sentido de la vida tienen una salud física y mental mucho mejor que los que continúan con la búsqueda

Además, a principios de este año, un estudio publicado en 'JAMA' con casi 7.000 estadounidenses de mediana edad descubrió que aquellos sin un propósito de vida fuerte tenían más del doble de probabilidades de morir durante un período de cinco años en comparación con aquellos que tenían uno, principalmente por enfermedades cardiovasculares.

La asociación se mantuvo a pesar de cuán ricos o pobres eran los participantes e independientemente del sexo, la raza o el nivel de educación. Era tan poderoso que tener un motivo claro parecía ser más importante para disminuir el riesgo de muerte que beber, fumar o hacer ejercicio regularmente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios