ESCULTURA EN 3D REALIZADA POR SERGIO RODELLA

¿Verdad o burdo montaje? Primera imagen 'real' del hombre de la Sábana Santa

Un escultor se ha encargado de realizar un molde de la persona que muestra el Sudario de Turín, con los rasgos corporales y las heridas que la tela de lino muestra en su superficie

Foto: Imagen del negativo del hombre que fue tapado por la Sábana Santa. (iStock)
Imagen del negativo del hombre que fue tapado por la Sábana Santa. (iStock)

La Sábana Santa es uno de los grandes misterios del cristianismo. Se trata de una fina tela de lino, de 436 por 113 centímetros, en el que aparece la imagen de un hombre con barba y pelo largo, marcado por una serie de heridas que se corresponden con las de una crucifixión. La aparición de esta increíble representación pronto provocó que tuviera una respuesta: ¿se trataría de la imagen de Jesucristo? Ahora, se ha realizado el primer molde de ese hombre en 3D.

El misterio siempre ha rodeado a la Sábana Santa y, a día de hoy, sigue siendo uno de los grandes objetos de discusión entre cristianos. La primera noticia que se tuvo de la también conocida como Síndone fue a mediados del siglo XIV: por aquel entonces, una iglesia de Lirey (Troyes) comenzó a exhibir esta reliquia, asegurando que se trataba del sudario utilizado para cubrir el cuerpo de Jesús tras ser crucificado en el Gólgota. Huidas, Templarios y secretos la habrían llevado hasta Francia.

No sería hasta 1578 cuando se mudó a Turín (Italia), donde se conserva desde entonces en la Capilla de la Sábana Santa, construida específicamente para albergar una de las reliquias más importantes del cristianismo. Pero no sería hasta 1898 cuando algo iba a cambiar: un fotógrafo amateur, llamado Secondo Pio, iba a tomar una instantánea de la efigie para, días después, descubrir algo único: en los negativos de la fotografía, la imagen se veía mucho más nítida.

Desde entonces, se han llevado a cabo todo tipo de estudios y de análisis pormenorizados, que han ofrecido resultados impresionantes: la ciencia ha confirmado que la mitad de las manchas de imagen de la Sábana Santa no son reales... pero es lo más lejos a lo que se ha llegado. Pese a que el resto de manchas sí son de sangre real, no se ha podido determinar sí en realidad cubrió a alguien o fue utilizado sobre alguna especie de molde para crear esta impresión.

En la imagen aparece claramente un hombre con signos de tener su cara hinchada y golpeada, varias heridas en el pecho, sus manos y pies perforados, y latigazos a lo largo y ancho del cuerpo. Los más fervorosos no necesitaban más para estar seguros del histórico descubrimiento, mientras que los escépticos seguían dudando de su veracidad. Para acabar con el debate, tres pruebas que se llevarían en 1988 serían las definitivas para explicar su realidad.

Se trataba de la datación por radiocarbono, que se realizaría en tres laboratorios diferentes que extraerían sus propias conclusiones... y los resultaron fueron concluyentes: los tres centros que estudiaron la tela determinaron que la Sábana Santa había sido tejida entre los años 1260 y el 1390. O, dicho de otro modo, sí que podría haber sido el sudario de alguien crucificado, pero por fechas no podría ser bajo ningún concepto Jesús de Nazaret.

El Hombre de la Síndone, la escultura del hombre que fue cubierto por la Sábana Santa. (Vatican News)
El Hombre de la Síndone, la escultura del hombre que fue cubierto por la Sábana Santa. (Vatican News)

Una escultura del Hombre del Sudario

Ese descubrimiento debería de haber sido suficiente como para acabar de una vez con las dudas, pero ni mucho menos ha enterrado el caso. Lo cierto es que solo la muestra de la imagen cuadra a la perfección con la descripción que se hace en la Biblia de lo que le ocurrió a Jesús por lo que, aunque no le correspondiera a él, la imagen que es capaz de generar es suficientemente potente como para hacer que los fieles -y los no creyentes- sigan queriendo verlo de cerca.

Tanto que, en la actualidad, continúan llevándose a cabo pruebas relacionadas con la Sábana Santa. ¿La última? Una recreación en 3D de la imagen de la persona que fue cubierta por el Sudario. Ha sido el escultor Sergio Rodella quien, basado en un trabajo meticuloso, ha llevado a cabo la representación de aquel hombre que la ciencia determina que murió entre los siglos XIII y XIV. Desde ahora, está expuesta en la Galería de Arte Poli, según 'Vatican News'.

Atendiendo a las medidas del cuerpo, sus rasgos corporales y las heridas que quedaron impresas en el lino, Rodella ha realizado una escultura que le ha llevado más de dos años, basados en estudios anatómicos y en el estudio científico de la figura que fue tapada por el Sudario. Su parecido con Jesús de Nazaret es evidente, pero la ciencia dice que es imposible que fuera él. Lo que sí sabemos es que esta escultura es la representación más fiel nunca antes hecha del Hombre del Sudario.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios