UN PROBLEMA

Por qué los hombres están perdiendo el cromosoma Y: los riesgos

Un nuevo estudio publicado en 'Nature', el más grande hasta ahora de este fenómeno, explica las claves de esta disminución en la sangre

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

En la década de 1960, un grupo de médicos que contaba la cantidad de cromosomas en los glóbulos blancos humanos notaron un fenómeno extraño en su experimento: la desaparición completa del cromosoma Y en las células de la sangre de algunos hombres, una situación que aumentaba con la edad. Se trata del primer estudio científico que pudo observar con suficientes datos esta tendencia, publicado en la revista científica 'Nature'. Esta pérdida se ha relacionado con el cáncer, las enfermedades cardíacas y otros trastornos.

Un nuevo estudio también publicado en 'Nature', el más grande hasta ahora de este fenómeno, estima que el 20% de los hombres ha perdido cromosomas Y de su sangre. El informe recoge datos de 205.011 varones de la gran base de datos genética UK Biobank. En concreto, a los 70 años, el 43,6% de los hombres tenía este mismo problema. No está claro exactamente por qué, pero los autores piensan que estas pérdidas podrían ser el signo más evidente de que algo va mal en los cuerpos de los hombres: están permitiendo que se acumulen mutaciones de todo tipo y estas podrían ser los enlaces subyacentes al cáncer y enfermedades del corazón.

Lo cierto es que las mutaciones aparecen espontáneamente en el cuerpo humano todo el tiempo. Cada división celular produce errores tan pequeños como copiar mal una letra o tan grandes como perder un cromosoma completo. A lo largo de la vida esto puede conducir a lo que los científicos llaman "mosaicismo clonal": el cuerpo de una persona es un mosaico de distintas poblaciones de células, cada una con sus mutaciones acumuladas. Esto es cierto para todos hasta cierto punto, pero se vuelve más relevante a medida que envejece. "Cuanto más se envejece, más errores se producen en la división celular", señala a 'The Atlantic' John RB Perry, biólogo de la Universidad de Cambridge, que dirigió el citado estudio.

El 20% de los hombres ha perdido cromosomas Y de su sangre. Este hecho se relaciona con el cáncer, las enfermedades cardíacas y otros trastornos

En sangre, la pérdida del cromosoma Y en algunas células es el mosaicismo más comúnmente observado, pero hay muchos otros ejemplos. En las mujeres, algunas células sanguíneas pierden un cromosoma X. Otros subconjuntos de células sanguíneas pueden formar una mutación en un solo gen, perder solo un pequeño trozo de un cromosoma o incluso ganar un cromosoma completo. Los glóbulos rojos no llevan ADN, por lo que esto se aplica solo a los glóbulos blancos.

Por qué solo desaparece en algunos hombres

Perry y sus compañeros de estudio también querían entender por qué el cromosoma Y desaparece en algunos hombres pero no en otros. Investigaron si ciertas variantes genéticas en otros cromosomas predisponen a los hombres de una forma u otra, y terminaron encontrando 156 variantes relacionadas con la pérdida del cromosoma Y. Muchos de estos están cerca de genes susceptibles al cáncer, y tener estas mismas variantes se correlacionó con un mayor riesgo de cáncer de próstata y testicular en los hombres, así como de glioma, riñón y otros tipos de cáncer tanto en hombres como en mujeres.

"Esa fue la parte realmente interesante", dice Siddhartha Jaiswal, médico especialista en patologías de Stanford que estudia la sangre. Sugiere que la pérdida de un cromosoma Y probablemente no sea la causa principal de los malos resultados de salud correlacionados con él, porque las mujeres nunca tuvieron un cromosoma Y que perder. Por el contrario, las mismas variantes genéticas que predisponen a alguien a la pérdida de este también podrían situar a esa persona con un mayor riesgo de cáncer. Los dos resultados podrían tener una causa común, porque ambos tienen su origen en errores en el ADN. El cáncer es el resultado de muchas mutaciones acumuladas que permiten que una célula se replique sin control. La pérdida del cromosoma Y es una gran mutación evidente. Perry sugiere que ambos podrían ser el resultado de algún problema en el proceso normal de respuesta y reparación del daño en el ADN. "La pérdida del cromosoma Y es una manifestación de una inestabilidad genómica más amplia", señala.

Por qué se pierde el cromosoma Y

¿Por qué el cromosoma Y se pierde con más frecuencia que otros?, es una de las preguntas que se hicieron los expertos. Es uno de los cromosomas más pequeños y posiblemente el más prescindible. "Probablemente porque lleva relativamente pocos genes, su pérdida se tolera mejor que otros", dice David Steensma, oncólogo del Instituto del Cáncer Dana-Farber. Pero el hecho de que la pérdida del cromosoma Y sea tan común, dice, también sugiere que podría conferir una pequeña ventaja a las células que lo han perdido. Los investigadores han encontrado hombres a los que les falta en hasta el 87% de las células de la sangre, recoge un estudio de 'Nature Genetics'.

Esta pérdida aumenta exponencialmente con la edad. En concreto, a los 70 años el 43,6% de los hombres tenía este mismo problema

Perry señala que la ventaja podría ser un menor coste energético al dividirse con un cromosoma menos, o podría estar rechazando un gen supresor del crecimiento en el Y. En cualquier caso, esto es importante porque las células sanguíneas del cuerpo están en constante competencia por los recursos. Una mutación que confiera una pequeña ventaja permitirá que alguna gane. De hecho, dice Perry, la formación de células sanguíneas humanas es "un ejemplo perfecto de evolución a microescala".

En los últimos años, los investigadores han comenzado a tener una comprensión mucho más detallada de los diferentes subconjuntos de células sanguíneas que viven dentro de una persona. "Lo que cambió la historia fue la capacidad tecnológica para observar todo el genoma", destaca Lambert Busque, biólogo especialista en cáncer de la sangre del Hospital Maisonneuve-Rosemont. Hace 50 años, los médicos que contaban minuciosamente los cromosomas en las células sanguíneas individuales notaron la pérdida de los cromosomas Y. Según un estudio publicado en 'The new england journal of medicine', hoy, los científicos pueden analizar todos los genes en la sangre de miles de personas y ver que las células sanguíneas están lejos de ser idénticas dentro de una sola persona.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios