RESPONSABLE: LA CEBADA

¿Dar un golpe a una lata de cerveza hace que se quite la espuma? La ciencia lo explica

En el experimento se midieron las cantidades de cerveza que se perdía con la espuma y golpear o no la lata obtuvo resultados similares

Foto: Ojo con las cervezas, no agitar antes de usar. Foto: EFE/KIMIMASA MAYAMA
Ojo con las cervezas, no agitar antes de usar. Foto: EFE/KIMIMASA MAYAMA
Autor
Tiempo de lectura2 min

¿Es posible evitar que una lata de cerveza agitada provoque una gran cantidad de espuma cuando se abre? El típico truco de golpear la lata para evitarlo, en teoría, debería funcionar, ya que debe liberar cualquier burbuja que esté pegada a las paredes interiores de la lata, haciéndolas flotar hacia la superficie y disiparse evitando el chorro de espuma. Ahora la ciencia nos explica por qué no es así.

Elizaveta Sopina, de la Universidad del Sur de Dinamarca, y varios de sus colegas se han encargado de investigar al respecto. "Siendo una científico, siempre quise saber si realmente tenía efecto", señala a New Scientist Sopina. Y a fe que lo ha hecho, con más de 1.000 latas de cerveza de la marca Carlsberg, que ha sido la suministradora de la materia prima del experimento.

La mitad de las latas se colocaron en un agitador mecánico durante dos minutos, simulando ser transportadas en una bicicleta. La mitad de las mismas fueron golpeadas en el costado tres veces. Los voluntarios que abrieron las latas no sabían si habían sido sacudidas o tocadas. Las latas se pesaron antes y después de la apertura para medir la cantidad de cerveza que se escapó.

Agitadas y golpeadas

Las latas agitadas perdieron, de media, 3,45 gramos de cerveza en la apertura, en comparación con los 0,51 gramos que perdieron las latas que no se habían agitado. Sin embargo, tocar la lata no provocó una diferencia significativa en la cantidad de cerveza que se perdió.

"Minimizar el despilfarro de la cerveza en forma de espuma es social y económicamente deseable"

Esto sugiere, según Siopina, que tocar o golpear las latas de cerveza que han sido sacudidas no ayuda a que las burbujas suban a la superficie. Esto puede deberse a que la cerveza contiene proteínas de cebada que estabilizan las burbujas, un proceso que ayuda a crear la espuma en un vaso de cerveza. Estas proteínas evitarían que las burbujas suban a la parte superior de la lata.

"¿Y por qué este experimento?", os preguntareis. Con más de 170 mil millones de litros de cerveza consumida cada año, el objetivo es "prevenir, o, al menos, minimizar el despilfarro de la cerveza en forma de espuma es social y económicamente deseable", señalan los investigadores.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios