SE PLANTÓ CUANDO SU BÁSCULA MARCÓ 100 KILOS

Un hombre adelgaza más de 13 kilos en solo cuatro meses eliminando la comida basura

Todos los intentos por perder peso habían fracasado hasta que se puso en manos de un entrenador personal que le ha abierto la puerta a una nueva vida

Foto: La comida basura es un manjar al que no todos están dispuestos a renunciar (Foto: iStock)
La comida basura es un manjar al que no todos están dispuestos a renunciar (Foto: iStock)

Hay un dicho popular que recoge un pensamiento que muchas personas tenemos, sobre todo cuando nos enfrentamos al mundo de la comida: "Todo aquello que nos gusta es ilegal, inmoral o engorda". ¿A quién no le gustan las hamburguesas con patatas, los nachos con queso, las pizzas crujientes o los perritos calientes con kétchup y mostaza?

El problema es que todos estos productos, aunque estén hechos de la forma más artesanal posible, no dejan de ser bombas calóricas que, si se consumen a menudo, nos hacen coger mucho peso. Por eso, si decidimos apartar la comida basura de nuestra dieta diaria es muy posible que nuestra apuesta por lograr adelgazar se convierta en una realidad.

Pero es mucho más fácil decirlo que hacerlo, no nos engañemos. Renunciar a todos estos manjares no siempre es posible y las personas usamos la comida en infinidad de ocasiones: para premiarnos por buenas noticias, para consolarnos por otras malas, para celebrar fiestas y aniversarios, etc. Escapar a la comida basura no es sencillo… pero es posible.

Adiós a las grasas

El mejor ejemplo lo tenemos en Dieter Chris, un británico de 38 años que lleva peleándose con la báscula desde que tiene uso de razón. Sin embargo, nunca hasta ahora había conseguido adelgazar y su peso solo siguió subiendo año tras año a base de pizzas, comida china para llevar y mucha cantidad de helado. Y lo peor es que no tenía pinta de que la cosa fuera a mejorar.

Cuando la báscula alcanzó la marca de los 100 kilos decidió que tenía que cambiar su vida de forma radical

Dieter no es una persona especialmente alta, apenas mide 1,75 metros, pero su peso fue creciendo hasta rondar la barrera de los 100 kilos. Trabajaba muchas horas, nunca tenía tiempo de hacer ejercicio y su alimentación era cualquier cosa excepto una dieta sana y saludable. Pero ver la báscula tan cerca de los 100 kilos le hizo reflexionar: iba a dar un cambio radical a su vida.

Decidió focalizar todo su empeño en el deporte y se construyó un gimnasio en casa. Sustituyó la comida basura que ingería a diario por batidos de proteínas y decidió adelgazar… pero el objetivo era muy difícil y esa dieta le pasó factura. Dieter no solo no adelgazó, sino que, además, cogió aún más peso, superando esa mítica barrera de los 100.

Las hamburguesas son uno de los platos más demandados
Las hamburguesas son uno de los platos más demandados

Así llegó a comienzos de 2019, con más peso que nunca y sumido en una depresión. Por eso se asesoró y gastó su última bala: buscó un entrenador personal. Esta persona entró en todos los ámbitos de su vida: no solo le iba a ayudar a hacer el ejercicio que necesitaba sino también a comer de manera sana para que no pasara hambre en ningún momento.

Adelgazó 13 kilos

Los resultados no tardaron en llegar: solo el primer mes pudo adelgazar seis kilos y, desde entonces, ha cambiado su día a día. Reconoce a Express que "el plan ha tenido un profundo efecto en mi vida, me ha ayudado a mejorar mi dieta, mi físico, mi salud y ha mejorado enormemente mi confianza". Había conseguido lo que siempre pensó que era imposible.

En solo cuatro meses, Dieter Chris ha conseguido adelgazar 13,5 kilos, una cantidad muy importante, pero no se conforma con eso: "Mi objetivo ahora es continuar con el plan e intentar acumular la mayor cantidad de músculo posible. ¡Estoy emocionado de ver hasta dónde podemos llegar con este programa!".

La báscula de Dieter ha descendido hasta los 85 kilos, una cifra mucho más normal para una persona de su tamaño y constitución, pero es posible que siga bajando. Este británico quiere cambiar ahora la grasa que aún le sobra por más musculatura y para ello ha decidido renunciar a la comida basura para el resto de sus días. No se plantea siquiera volver a comerla.

Dieter nunca consiguió adelgazar por su cuenta hasta que se puso en manos de un entrenador personal que le ha cambiado la vida

El entrenador personal ha abierto a Dieter la puerta a un nuevo estilo de vida. De su mano ha descubierto que se puede ser feliz sin tener que recurrir a las calorías de la comida basura y que no todo en su día a día pasaba por la ingesta de alimentos poco saludables. Es un hombre nuevo y su futuro es más que prometedor: solo piensa en seguir mejorando su salud.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios