LOS "SUSURRADORES", SÍ

Los gatos nos "hablan" con sus caras… el problema es que no les entendemos

Un estudio valora nuestro nivel de acierto para desentrañar las caras de estos animales, algo que podría ayudar a sus dueños y a los veterinarios a entenderlos mejor

Foto: ¿Qué nos querrá estar diciendo este minino? (Foto: Pixabay)
¿Qué nos querrá estar diciendo este minino? (Foto: Pixabay)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Las caras de nuestras mascotas muchas veces son difíciles de interpretar, pero en el caso de los gatos pueden llegar a ser indescifrables. No obstante, un estudio señala que son bastante claros en sus mensajes… el problema es nuestro que no sabemos desentrañarlos.

En el estudio, en el que estuvieron involucrados más de 6.000 participantes (la mayoría de ellos poseedores de un gato) de 85 países, se mostraron vídeos de determinadas expresiones de los animales y la nota promedio de acierto fue de un 6 sobre 10, con un 13% que logró un 7,5 o más. Estos individuos fueron denominados "susurradores de gatos".

"Los gatos nos están diciendo cosas con sus caras, y si eres realmente hábil, puedes detectarlo", señala a The Washington Post la autora principal Georgia Mason, bióloga conductual de la Universidad de Guelph en Ontario (Canadá). Algunas personas pueden hacerlo, lo que significa que hay algo allí. Eso significa que los gatos son difíciles de leer, pero no tortuosamente inescrutables", añade.

Ellas mejor que ellos

Analizando un poco en profundidad el experimento, se concluye que las mujeres obtuvieron mejores resultados que los hombres, pero no por mucho. Igualmente, las personas más jóvenes lo hicieron mejor que las personas mayores. No obstante, lógicamente, las mejores puntuaciones fueron obtenidas por aquellos profesionales que trabajaban con gatos, como los veterinarios.

"Creo que los gatos realmente tienen expresiones faciales consistentes que probablemente han evolucionado"

"Podrían ser brillantes (en esta virtud) de forma natural, y por eso se convierten en veterinarios", indica Mason, que añade que "también tienen muchas oportunidades de aprender, y tienen mucha motivación para aprender, porque constantemente están decidiendo: ¿Este gato está mejor? ¿Necesitamos cambiar el tratamiento? ¿Este gato necesita irse a casa? ¿Está este gato a punto de sacarme un trozo de la garganta?".

Los resultados del estudio, bastante pobres incluso entre los dueños de gatos, "indican que una gran parte de las personas pueden beneficiarse de la educación en el lenguaje corporal del gato y la expresión facial", indica Kristyn R. Vitale, quien investiga el comportamiento del gato y su cognición, pero que no participó en el estudio.

"Creo que los gatos realmente tienen expresiones faciales consistentes que probablemente han evolucionado", afirma Mason. "La gente está viendo de forma fiable algo que es verdadero y válido".

Mason y sus colegas explican que los resultados son valiosos porque las personas tienden a estar menos unidas a los gatos que a los perros y los tratan más casualmente. La evidencia de que los gatos tienen expresiones que algunas personas (los susurradores) pueden detectar podría conducir a herramientas que ayuden a los dueños de mascotas y al personal veterinario a entender mejor a los gatos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios