AFECTA MÁS A HOMBRES QUE A MUJERES

Un estudio explica la clave por la que los pobres tienen más riesgo cardiaco

Un estudio vincula, por primera vez, la relación entre el sueño, los ingresos y los trastornos cardiovasculares

Foto: No poder dormir bien altera toda nuestra rutina
No poder dormir bien altera toda nuestra rutina

Las estadísticas son así de crueles: cuanto menos dinero posees, más posibilidades tienes de sufrir una enfermedad coronaria. Un estudio a nivel internacional nos da la clave de esta devastadora relación. Una pista, no es la falta de recursos.

Un reciente estudio, publicado en la revista científica 'Cardiovascular Research', ha tomado como referencia varias investigaciones anteriores, en las que han participado un total de 111.205 personas en Europa y ha concluido que el principal responsable de que los "pobres" tengamos más posibilidades de sufrir una enfermedad del corazón es la falta de sueño, sobre todo en hombres.

Contar con un presupuesto ajustado supone tener peores condiciones laborales o desempeñar varios trabajos, algo que no favorece contar con un sueño de calidad. Si a esto le sumamos el hecho del estrés, las preocupaciones y la incertidumbre de llegar a final de mes, nuestro corazón no sale muy bien parado.

Mujeres, más acostumbradas

Estudios anteriores han relacionado la calidad y cantidad de sueño con todo tipo de áreas de bienestar en nuestro organismo y su carencia se asocia con riesgo de depresión y lapsos en la memoria. El descanso adecuado es esencial para restaurar y recargar el cuerpo, y si no dormimos lo suficiente, rápidamente comenzamos a sentirlo.

"Se necesitan reformas estructurales en todos los niveles de la sociedad para que la gente pueda dormir más"

En cuanto a la salud cardiovascular, su asociación con el sueño está ahora bien establecida. En el apogeo del auge económico en la década de 1980, en Japón, por ejemplo, la mayoría de las muertes atribuidas al exceso de trabajo fueron causadas por problemas cardíacos.

El nuevo estudio une estos puntos por primera vez: la relación entre el sueño, los ingresos y los trastornos cardiovasculares y concluye que esta relación es más fuerte en hombres que en mujeres. Esto, según los investigadores, es porque las mujeres están más acostumbradas a estar ya bajo el estrés y la tensión de las responsabilidades del hogar.

El sueño de la razón produce monstruos. Francisco de Goya.
El sueño de la razón produce monstruos. Francisco de Goya.

Los autores del estudio reconocen la dificultad de agrupar datos de varios estudios diferentes, que incluyeron datos de sueño declarado por los voluntarios y medido científicamente, y, por eso, creen que este vínculo no está definitivamente confirmado.

Aun así, es una muestra impresionantemente grande y sugiere que la sociedad podría tratar de reducir el riesgo de enfermedades cardíacas en las zonas con personas con menores ingresos, encontrando maneras de priorizar el sueño.

Reformas estructurales

"Se necesitan reformas estructurales en todos los niveles de la sociedad para que la gente pueda dormir más", señala a Science Alert el epidemiólogo Dusan Petrovic, del Centro Universitario de Medicina General y Salud Pública de Suiza, y autor principal del estudio. "Por ejemplo, intentar reducir el ruido, que es una fuente importante de perturbaciones del sueño, con ventanas de doble acristalamiento, limitar el tráfico, y no construir casas junto a aeropuertos o autopistas".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios