aviva la llama

Los mejores trucos preliminares para que os pongáis a mil

En el dormitorio no todo se reduce al coito, podéis entrar en sintonía de muchas y muy diversas maneras que os harán llegar al cielo sin moveros de la cama

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lo hemos dicho miles de veces y no nos vamos a cansarnos: los preliminares son importantes. El sexo no es como en las películas, donde los actores se meten (vestidos) en la cama, con una música sugerente, y todo se pone en negro hasta el fotograma posterior, que nos muestra la mañana siguiente. Hay mucho más allá del mete-saca, y si de verdad queréis moriros de placer debéis ir calentando el terreno, como los buenos jugadores, para salir con las pilas cargadas.

Ahora bien, en nuestra sociedad y debido a nuestra mentalidad y educación, generalmente atribuimos solo al coito la posibilidad de alcanzar el orgasmo. Es por eso que es fundamental cambiar el chip e innovar, pues los preliminares también pueden ser muy variados, además, a ellas las ayudan con la lubricación y algunos estudios han demostrado que colaboran para que aumente la confianza en la pareja. Besos, caricias, juegos eróticos... aquí van algunas ideas que os calentarán.

'Sexting'

A ver, los preliminares no tienen por qué comenzar en el dormitorio sino antes. Pequeños mensajes a lo largo del día del estilo de "no puedo esperar para estar desnudo contigo esta noche" seguro que entusiasmarán a tu pareja antes de poner un pie en la habitación. Usad un poco la imaginación, intercambiad fotos sexys o hablad de qué cosas encienden la llama para que cuando lleguéis a casa ya estéis con ganas de mucho más.

Un striptease siempre se agradece

¿Por qué no? Quizá te coarte el hecho de que no eres el mejor bailarín de la historia, pero nadie está pidiendo un Billy Elliot o una Anna Pávlova. Si lo haces mal, al menos será entrañable y divertido. Y si lo haces bien, sin duda el siguiente paso será mejor.

Un masaje

Después de un largo y duro día no hay nada mejor que un masaje, que puede llegar a ser muy sexy. El truco es que te concentres primero en los pies y vayas subiendo por las piernas y los muslos hasta otras partes más innombrables.

Por nuestra educación, generalmente atribuimos solo al coito la posibilidad de alcanzar el orgasmo, hay que cambiar el chip y calentar antes de salir

Disfrutad mientras estáis ahí y tomadlo con calma, si alguno de los dos tiene la sensación de que es un mero trámite para llegar al coito es probable que la cosa no fluya tan bien. Disfrutad de cada uno de los movimientos que hacéis y de cada caricia.

Un baño caliente

Si estáis cansados y necesitáis un poco de 'relax', además del masaje, una buena ducha o baño juntos es una gran idea. ¿Por qué no probar un bombón o una copa directamente de su lengua? Seguro que es más delicioso. Si podéis poner velas con olor y una música relajante viajaréis sin moveros de la bañera.

Amplía tu repertorio

Especialmente con la lengua. Hay muchas maneras de expandirlo, simplemente tienes que buscar, desde movimientos horizontales a arriba y abajo, cualquier cambio en la estimulación hará que se derrita de placer. Eso sí, no vale que solo lo haga uno, aquí debe haber igualdad y que os devolváis los favores.

Por supuesto, probar con juguetes sexuales si estáis aburridos de la rutina también es otra opción. Un vibrador alrededor de las zonas erógenas siempre puede ser tan estimulante (o más) que las propias manos.

Prohibido...

La penetración. Eso recuérdalo, podéis tocaros por todo el cuerpo, hay vía libre, pero nada de coito. Así podréis explorar otros campos que os harán llegar al orgasmo de una manera diferente.

Lo importante al final es que encontréis sintonía y disfrutéis de todas las maneras posibles, que, al fin y al cabo, para eso está el sexo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios