no sufras más

Maneras de deshacerte de la fiebre lo antes posible, según los médicos

Puedes refrescarte y encontrar alivio a ese molesto constipado o gripe que has pillado con algunos remedios caseros, aprobados por los expertos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Es inevitable que con el frío actual, propio de esta época, y los virus que pululan por los ambientes en los que nos movemos, acabemos 'pescando' una gripe o un simple constipado común. Siempre comienza de la misma manera, un ligero malestar que va empeorando poco a poco, dolor de huesos, tos, malestar, castañeo de dientes debido al frío... y ganas de meternos en la cama a dormir como si no hubiera un mañana. Llega la fiebre.

Son algo con lo que todos tenemos que lidiar en nuestra vida, y lo mejor es aprovechar para descansar y dejar que nos mimen un poco. A partir de los 37 ºC ya se considera que tienes unas décimas, y con 38 ºC y superiores una calentura mayor, no obstante, según explica el doctor Raj Dasgupta, de la Facultad de Medicina de la Universidad Sur de California en 'Prevention': "El cuerpo no pierde la capacidad de regular la temperatura durante la fiebre. Igual que puedes elevarla usando excesiva ropa o haciendo ejercicio, también es posible revertir los efectos de la fiebre con algunos trucos caseros". La temperatura disminuye a través de la sudoración y la dilatación de los vasos sanguíneos. Estos son algunos de los remedios que puedes probar la próxima vez que te encuentras mal.

Hidrátate

Antes de nada, recuerda esto: la fiebre no es la enfermedad sino el síntoma. Las defensas de tu cuerpo luchan por protegerse. Ahora bien, cuando tu cuerpo tiene calor, suda para refrescarse, pero si pierdes demasiada agua te será difícil bajar la fiebre, por lo que la moraleja es que bebas y mucho.

Coloca compresas frías en frente, muñecas, cuello y pantorrillas y usa el sentido común: tápate si sientes frío y quítate las mantas si tienes calor

No solamente agua, los expertos indican que también debes tomar zumo, aunque diluido porque advierten que si es puro puede causar diarrea. El té también es una buena opción, especialmente adecuada para estos momentos, y si está caliente, mejor. Si tienes demasiadas náuseas para beber puedes optar por chupar hielo.

Enfríate

Ya sea con toallas, compresas húmedas, lo que sea, es vital mantener tu cuerpo fresco de esta manera. Los lugares donde puedes utilizarlas son las muñecas, la frente por supuesto y las pantorrillas. A medida que vayan calentándose cámbialas, vuelve a enjuagarlas con agua fría y colócalas de nuevo, continuamente, hasta que poco a poco vaya bajando la fiebre.

¿Me abrigo o no?

La eterna cuestión, cada persona te dirá algo diferente en función de cómo le hayan educado. Lo cierto es que lo mejor que puedes hacer, según los expertos, es usar el sentido común.

Si tienes mucho calor, lo mejor es que te quites las mantas, y si tienes frío (probable síntoma de que te está subiendo la fiebre, lo que suele suceder después de comer y por la tarde noche) abrígate hasta que estés cómodo.

Y al comer

No te preocupes, la mayoría de las personas no quieren comer cuando tienen fiebre, por lo que lo importante son los líquidos. Una vez que recuperes el apetito, come cosas que te atraigan, (a no ser que estés mal del estómago, de nuevo apelamos a tu sentido común).

¿Cuándo ir al médico?

Y quizá te preguntes cuándo debes acudir al doctor si tienes fiebre. Según los expertos, si tienes síntomas tales como dolor al respirar, rigidez en el cuello, vómitos y tos severa, dolor facial, erupción cutánea, diarrea persistente, moratones o sangrado inexplicables y temperatura superior a 38 que no remita con los tratamientos, lo mejor es que acudas al médico. Guarda mucha cama y aprovecha para ver series y películas atrasadas, y sobre todo, ¡mucho ánimo!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios