POR FÍN UNA SOLUCIÓN

El mejor truco para ablandar la mantequilla sin tener que derretirla

Si te da pereza sacar este alimento media hora antes de utilizarlo para el desayuno y tienes bastante prisa, tenemos una sencilla solución para ti

Foto: Mantequilla. (iStock)
Mantequilla. (iStock)

¿Dónde se guarda habitualmente la mantequilla? En la nevera. ¿Y cómo sale cuando la sacamos y queremos untarla en las tostadas por la mañana? Más dura que una piedra. Esto es una realidad. Seguro que en algún momento has tenido que pelearte con un pan o una galleta al querer ponerle este alimento, ¿se puede llegar a una solución sin que se derrita?

Sí, hay varios trucos con los que puedes hacerlo sin tener que meterla en el microondas calculando el tiempo exacto de calentamiento. De hecho, en la mayoría de los casos, si la insertas en el electrodoméstico conseguirás que se vuelva líquida e inutilizable.

Para conseguir la textura perfecta necesitarás utilizar el microondas, pero tranquilo, no de la forma que crees. Si quieres que esté genial y uniforme solo te llevará unos minutos conseguirlo. Presta atención.

Muy fácil

Coge un recipiente de cristal que quepa en el electrodoméstico y llénalo de agua. Ponlo un par de minutos a una temperatura alta y sácalo. Ten cuidado no te quemes y vacía el contenido en el fregadero. Ahora el bol estará muy caliente, así que lo que debes hacer es poner la mantequilla bajo este envase durante unos segundos y espera que el alimento se ablande.

Se desconoce cuándo se elaboró la primera, pero se cree que fue el resultado de la agitación accidental de la crema de la leche procedente de las ovejas

Es muy sencillo. Te mostramos un vídeo a continuación donde puedes ver cómo hacerlo. Únicamente que en las imágenes que se muestran utilizan un vaso en vez de un bol, pero todo dependerá de la cantidad de producto que quieras ablandar. Ten en cuenta que cuanto más pequeño sea el trozo, más rápidamente se completará el proceso. Si tienes una porción muy grande, córtala en varias unidades para que todo sea más fácil.

Curiosidades

Se trata de un alimento rico en vitamina A y sales minerales, pero hay que tener en cuenta que en su composición la mantequilla comercial posee un 80% de grasas. La mayoría de estas son saturadas, por ello, está desaconsejada para aquellas personas que presenten problemas de hipercolesterolemia.

Los tipos van mucho más allá de aquellas con o sin sal. Existe la de vacas que solo han sido alimentadas con pasto, la cultivada con bacterias activas (como el yogur), que tiene un sabor ligeramente más ácido, o la clarificada o 'ghee'. Se desconoce cuándo se elaboró la primera, pero se cree que fue el resultado de la agitación accidental de la crema de la leche procedente de las ovejas o de las cabras domesticadas que se utilizaban entre el año 8000 y el 9000 antes de Cristo en Mesopotamia.

Al ser en esencia la parte grasa de la leche, contiene solo trazas de lactosa, por lo que su consumo moderado no suele generar problemas en las personas que presentan intolerancia a esta sustancia. La mantequilla se puede elaborar a partir de la leche de muchos animales, siendo en Occidente la más corriente la que proviene de vaca, oveja, cabra y búfala.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios