EL PUNTO IDEAL PARA APRENDER

La "regla del 85 por ciento" puede evitarte una bronca de tus padres por las notas

Un equipo de investigadores sostiene que el punto ideal para aprender se da cuando el fracaso se da en el 15 por ciento de las ocasiones

Foto: Una estudiante muerde un lápiz frente a su ordenador. (Pixabay)
Una estudiante muerde un lápiz frente a su ordenador. (Pixabay)

Nuestros padres nos exigían el sobresaliente, el diez, y nosotros se lo demandamos a nuestros hijos: lo importante es lograr la máxima nota. Pues no, tanto nuestros progenitores como nosotros mismos nos equivocamos.

Así lo sostiene un estudio de investigadores de varias universidades estadounidenses publicado en la revista 'Nature Communications': el punto ideal para aprender se da cuando el fracaso se da en el 15 por ciento de las ocasiones o, traducido para que todos los entendamos, un ocho y medio es mejor que un diez si queremos aprender más.

Al equipo de investigadores, provenientes de las universidades de Arizona, Brown, California y Princeton, se les ocurrió la llamada "regla del 85 por ciento" después de llevar a cabo una serie de experimentos de aprendizaje automático en los que enseñaban a ordenadores tareas simples, tales como clasificar diferentes patrones en una o dos categorías, clasificar fotografías de números escritos a mano como números impares o pares, o lo mismo con números bajos frente a altos.

En máquinas y animales

Los ordenadores aprendieron más rápido en situaciones en las que la dificultad era tal que respondieron con un 85 por ciento de precisión. "Si tienes una tasa de error del 15 por ciento o una precisión del 85 por ciento, siempre estás maximizando tu tasa de aprendizaje en estas tareas de dos opciones", señala en un comunicado Robert Wilson, profesor de Psicología y Ciencia Cognitiva en la Universidad de Arizona.

"Si doy ejemplos muy fáciles, tienes el 100 por ciento de la razón todo el tiempo y no hay nada más que aprender"

Cuando los investigadores examinaron estudios previos de aprendizaje animal, encontraron que la "regla del 85 por ciento" también se daba en estos casos. Cuando pensamos en cómo aprenden los seres humanos, la "regla del 85 por ciento" probablemente se aplicaría al aprendizaje perceptivo, en el que gradualmente aprendemos a través de la experiencia y los ejemplos, sostiene Wilson.

"Imagina que doy ejemplos fáciles, ejemplos difíciles y ejemplos intermedios", afirma Wilson. "Si doy ejemplos muy fáciles, tienes el 100%por cien de la razón todo el tiempo y no hay nada más que aprender. Si doy ejemplos muy difíciles, estarás un porcentaje de acierto del 50 por ciento y no estarás aprendiendo nada nuevo, mientras que si te doy algo intermedio, puedes estar en este punto dulce donde estás obteniendo la mayor cantidad de información de cada ejemplo en particular".

Wilson y sus colaboradores sólo han estudiado tareas simples en las que había una respuesta correcta e incorrecta, por lo que los investigadores no se atreven a recomendar a los estudiantes a que busque solo el "notable" en sus clases. No obstante, creen que de su experimento se pueden sacar algunas lecciones para la educación que vale la pena explorar más.

"Si recibes clases que son demasiado fáciles y estás destacando todo el tiempo, entonces probablemente no estás sacando tanto de esa clase como alguien que está luchando para mantenerse al día", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios