cuídate mucho

Estos son los primeros signos de alzhéimer (y por qué debes tenerlos en cuenta)

Conocer las señales de esta enfermedad degenerativa que en España afecta a 800.000 personas podría ayudarte mucho en el futuro

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El alzhéimer es una enfermedad degenerativa y progresiva en la que los síntomas de demencia empeoran gradualmente con el paso de los años. Comienza con una pérdida de memoria leve, pero en su etapa final las personas pierden la capacidad de mantener una conversación. A día de hoy no se conoce completamente cuáles son las causas de la enfermedad ni por qué se produce, y aunque afecta con mayor frecuencia a personas mayores de 65 años, las menores también pueden padecerla.

En España, se estima que hay 800.000 personas con la enfermedad, cada año se diagnostican 40.000 nuevos casos y se estima que en la próximas décadas aumenten debido al envejecimiento poblacional y al incremento de la esperanza de vida. Al principio, los signos parecen ser problemas normales relacionados con la edad, pero si no se trata, los efectos de la afección van mucho más allá de olvidar algunos nombres. Cada minuto cuenta, y por ello la revista 'Best Life' ha decidido enumerar algunos signos que, pese a ser frecuentes, pueden confundirse o ignorarse.

El sentido del olfato

Si antes podías oler las galletas mientras se horneaban y últimamente notas que te falla un poco este sentido, vigílate. Según el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento, perder el sentido del olfato podría ser un síntoma crucial de la enfermedad, por lo que, para dejar a un lado las dudas, lo mejor es que hables con tu médico de confianza.

Olvidas fechas y eventos

Generalmente atribuimos al alzhéimer todo aquello que olvidamos, y en algunas ocasiones incluso nos permitimos incluso frivolizar y bromear al respecto. Lo cierto es que en muchas ocasiones es normal no recordar lo que cenaste el jueves pasado, pero si de manera recurrente empiezas a olvidar fechas señaladas y eventos importantes, podría ser un signo temprano.

Usar ropa poco apropiada para el tiempo que hace, descuidar la higiene o no poder realizar tareas sencillas (como recetas) son síntomas tempranos

Presta atención a la frecuencia con la que se te escapan las cosas pequeñas, y si comienza a convertirse en un problema persistente, habla con un médico acerca de la posibilidad de que sufras demencia. De igual manera, una de las cosas más abrumadoras que sufren las personas aquejadas con esta enfermedad es olvidar los nombres de los que las rodean, es un síntoma devastador y, desgraciadamente, uno de los más comunes, así que ten cuidado.

¿Dónde lo dejé?

No solo puedes comenzar a olvidar los nombres de algunos objetos cotidianos, también es normal confundir de sitio algunas cosas. Todos perdemos de vez en cuando el móvil o las llaves (con el posterior miniinfarto que eso supone) o nos equivocamos dejando la leche encima de un armario, pero para las personas con alzhéimer extraviar las posesiones y colocarlas en lugares que no tienen sentido sucede con una frecuencia sorprendente, según la Clínica Mayo.

Al iniciar conversaciones

Si siempre has sido el rey de la fiesta y de repente descubres que no puedes ni siquiera saludar a un viejo amigo, este podría ser uno de los primeros signos de Alzheimer, y además es un círculo vicioso: las personas con la enfermedad a menudo evitan iniciar conversaciones para ocultar su deterioro mental.

Perderte en lugares familiares

No hay peor sensación que perderse por completo y no saber cómo volver a casa, y para las personas con alzhéimer eso puede ser algo cotidiano, incluso en lugares que deberían ser familiares.

Las tareas básicas

A medida que las personas envejecen es normal que les lleve más tiempo completar algunas tareas, pues tanto su rendimiento físico como el mental empeoran. Sin embargo, si estás perdiendo la capacidad de desarrollar o seguir planes y además tienes serios problemas para concentrarte (por lo que las cosas tardan considerablemente más de lo que solían), quizá podría indicar la enfermedad.

Sospechas de los demás

Tienes cambios repentinos de humor, últimamente te notas más agresivo... y ya no confías en las personas que están a tu alrededor. Algunas personas con Alzheimer temprano comienzan a sospechar de aquellos que les rodean. La combinación de confusión y pérdida de memoria puede contribuir a estas falsas creencias.

Usas ropa inapropiada

Aquellos que están en las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer a menudo comienzan a mostrar un síntoma desconcertante: vestirse de manera inapropiada para el clima. ¿Vestidos cortos en invierno? ¿Abrigos a 40 grados? Si te llama la atención en alguien o de repente comienzas a vestir así, podría ser un síntoma temprano.

No solo eso, a veces la higiene también puede ser el talón de Aquiles. Debido a los cambios en la función cognitiva que ocurren cuando te aqueja la enfermedad, cosas básicas como tomar baños o duchas, cambiarse de ropa y usar hilo dental pueden volverse más difíciles.

Te cuesta hacer llamadas

Igual que puedes olvidar conversaciones o lugares, también puedes comenzar a tener ciertas dificultades a la hora de llamar a tu hermana, de la que conocías el número a la perfección, o quizá a la pizzería donde sueles recoger la comida todos los viernes. Si estás experimentando cambios asociados con el alzhéimer temprano, es posible que te cueste recordar esos números que antes conocías a la perfección. Por ello, lo mejor es que si tienes alguna duda acudas a un médico para quedarte tranquilo y resolver todos tus problemas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios