Cómo descongelar el parabrisas de tu coche en la mitad de tiempo
  1. Alma, Corazón, Vida
Seguridad vial

Cómo descongelar el parabrisas de tu coche en la mitad de tiempo

Conocer las mejores técnicas para eliminar la escarcha harán que evites las clásicas que pueden dañar el vehículo, como la de aplicar agua hirviendo o raspar con cualquier objeto

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

El frío y la nieve han hecho tiritar a buena parte de España en los últimos días. Poco a poco esta ola ártica abandona el país, no sin dar un último coletazo en Asturias, donde el pasado lunes se mantuvo el aviso amarillo por nieve. Las temperaturas bajas, que también afectaron a Galicia, Castilla y León, Cantabria y Aragón, fueron especialmente crueles en tierras asturianas, donde tormentas y nevadas bloquearon carreteras y dejaron sin electricidad algunos pueblos.

Cuando las condiciones climáticas son extremas y necesitamos desplazarnos en coche (siempre que las carreteras no sean peligrosas), saber cómo eliminar el hielo de la luna del vehículo -e, incluso, de todo el automóvil en sí- puede garantizar que tú y el resto de conductores circulen con la mayor seguridad posible.

Emplea un 'spray' específico que se puede encontrar en el mercado para derretir el hielo de la luna o fabrícalo tú mismo con agua y vinagre

Según un estudio de la asociación automovilística AA-Populus, el 12% de los conductores no limpian completamente el hielo de los cristales del coche antes de emprender la marcha. Conocer las mejores técnicas para eliminar la escarcha harán que evites las clásicas que pueden dañar el vehículo, como puede ocurrir si intentas raspar el hielo con los objetos inapropiados o aplicar agua hirviendo.

Calienta el coche

Antes de comenzar a quitar el hielo del parabrisas, puede merecer la pena calentar el coche para que se derrita más rápido, recoge 'The Independent'. La compañía estadounidense de asistencia en carretera AAA recomienda arrancar el motor, encender la calefacción y esperar a que se descongele. Procura que el aire caliente circule por todo el coche, no solo que apunte a la luna.

Usa un aerosol antihielo

Antes de emplear un raspador para eliminar el hielo de las ventanas, otro truco efectivo es aplicar un 'spray' de deshielo a la capa de agua congelada del parabrisas para que se derrita más rápido. Pero jamás eches agua hirviendo, ya que esto puede agrietar el parabrisas.

Hay numerosos aerosoles de deshielo en el mercado al alcance de tu mano, que te ayudan a eliminar la escarcha en la mitad de tiempo. Pero también puedes crear tu propio 'spray' con soluciones de agua y sal; agua y vinagre; o agua y alcohol.

Foto: Foto: iStock.

Si decides combinar el agua con una cucharadita de sal es recomendable usar esta solución con moderación, ya que el condimento puede dañar el parabrisas y la pintura del vehículo cuando se usa en exceso. Como alternativa, puedes combinar un tercio de H2O con dos de vinagre para obtener un aerosol igual de efectivo. Asimismo puedes mezclar una parte de agua con dos de alcohol de desinfectar.

Emplea un raspador especial

Si intentas quitar el hielo del parabrisas con un objeto afilado que no sea un raspador de automóvil, esto podría provocar que la cosa que uses y/o la luna se dañen, según explica la compañía de seguros Keith Michaels.

Emplea un raspador específico para la luna, pero antes de comenzar con esta acción calienta todo el coche con la calefacción

Una vez que el automóvil ha comenzado a calentarse, ya puedes emplear suavemente con un raspador de hielo especial para automóviles. Según el estudio de AA-Populus, realizado con más de 22.000 conductores, más de dos tercios de los automovilistas usan uno de estos elementos.

Evita las multas

El Artículo 19 del Código General de Circulación español especifica en qué condiciones deben estar los cristales de un coche para que la conducción sea segura: "La superficie acristalada del vehículo deberá permitir, en todo caso, la visibilidad diáfana del conductor sobre toda la vía por la que circule, sin interferencias de láminas o adhesivos".

Foto: Foto: iStock.

La mayoría de situaciones relacionadas con este elemento del vehículo no conllevan la pérdida de puntos, pero sí una sanción económica de hasta 200 euros. En concreto, la ley recoge esta sanción si se circula "con el parabrisas o el resto de los cristales con una capa de suciedad o de hielo que dificulte una correcta visibilidad".

El redactor recomienda