SALUD SIN MITOS

Las consecuencias del frío: cómo tratar tu piel si te ha salido un eccema

El frío agudiza la aparición de esta alteración, sobre todo en personas con dermatitis atópica. Dos doctoras hablan sobre ella y aclaran algunas creencias populares

Foto:

Ya han llegado las bajas temperaturas y, con ellas, uno de los problemas que las personas con pieles sensibles suelen padecer año tras año: los incómodos eccemas. Hay varios tipos, y cada uno se debe a causas distintas. Pueden ser por estrés, eccemas de contacto, por productos que produzcan alergias como geles, jabones o textiles... Pero hoy nos vamos a centrar en aquellos que se producen con el frío.

Con bajas temperaturas, aquellas personas que padecen dermatitis atópica presentan eccemas. “Ante agresiones como el frío o el calor, si nuestra piel no está bien hidratada, puede aparecer esta patología en zonas susceptibles como las manos, la cara y los párpados”, explica la Dra. María del Mar Fernández Nieto, médica adjunta del Servicio de Alergología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Para prevenir que aparezcan eccemas, es importante “mantener la piel hidratada en todo momento con cremas grasas o ungüentos"

Para prevenirlos, es importante “mantener la piel hidratada en todo momento con cremas grasas o ungüentos, evitando las lociones hidratantes, ya que suelen ser menos efectivas”, explica por su parte la Dra. Lourdes Arochena González, especialista del mismo servicio. El mejor momento para aplicarlas es justo después del baño, con la piel todavía húmeda. También es importante proteger las zonas expuestas que anteriormente comentábamos con gorros, guantes o bufandas.

Si aun así el eccema aparece, el tratamiento habitual consiste en corticoides en crema. “Como alternativa a estos, hay medicamentos inhibidores de la calcineurina que no tienen una acción tan rápida como los anteriores y se utilizan para controlar o mantener el eccema", apunta la doctora Arochena. "Los utilizamos principalmente para tratar la zona facial y los pliegues, y su uso está autorizado a partir de los dos años de edad”. La especialista subraya que "es el dermatólogo en cualquier caso el que debe determinar cuál es el tratamiento más adecuado en función de la intensidad del eccema".

Aditivos, tejidos y otras causas

Hay quien ante un eccema piensa que lavar mucho la zona puede ayudar, pero lo cierto es que es contraproducente. “Aunque resulte difícil de creer, también el agua puede ser un agente irritante para nuestra piel (sobre todo, en zonas con aguas duras), por eso recomendamos duchas de no más de 15-20 minutos y con el agua templada, evitando jabones fuertes o con perfumes”, sostiene la Dra. Fernández Nieto. Hay algunos aditivos que se comercializan para añadir al agua del baño —como aceites, lociones y polvos— que aseguran mejorar el eccema, pero los estudios realizados no han probado su efectividad y se desaconsejan. “En el mejor de los casos, nos quedaremos igual; en el peor, podemos aumentar el eccema”, sentencia la especialista.

Asimismo, los roces con tejidos también pueden contribuir a aumentar la irritación, así que es mejor secarse suavemente sin frotar mucho y evitar tejidos sintéticos o con base de lana. “Es mucho mejor optar por el algodón", incide la Dra. Arochena González.

Hay quien piensa que lavar mucho la zona del eccema ayuda, pero es contraproducente: "El agua puede ser un agente irritante para nuestra piel"

Por otro lado, “los productos que utilizan algunos profesionales, como los peluqueros, mecánicos de coches, dentistas, etc., pueden producir dermatitis, por lo que es importante leer el etiquetado de los productos de higiene y cosméticos que usemos para evitar determinados conservantes y perfumes que provocan más frecuentemente sensibilizaciones, como el kathon, los parabenos, las fragancias, etc.", apostillan ambas especialistas.

En cualquier caso, dada la variabilidad de la patología en cuanto a intensidad, origen, recurrencia o persistencia, lo más recomendable es acudir a un especialista en dermatología para realizar un correcto diagnóstico y tratamiento de las lesiones.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos para aclarar dudas referentes a mitos y creencias populares relacionados con la salud así como para combatir las falsas informaciones que se puedan generar en internet. Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios