donde hubo fuego...

Sexo con los ex: "He tenido relaciones con todos después de cortar"

¿Y si volvieras a encontrarte con alguien al que hace mucho tiempo quisiste? ¿Saltarían de nuevo las chispas? Varias mujeres te cuentan sus experiencias

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Donde hubo fuego cenizas quedan, es lo que se dice siempre. Hay relaciones que acaban en buenos términos, con los dos componentes como amigos, tras descubrir con tristeza que el amor se acabó de tanto usarlo. En otras ocasiones más apasionadas, todo termina tras días de gritos, llantos y quizá algún engaño de por medio. El tiempo todo lo cura, o eso dicen, y al final, después de muchos años, puedes recordar el tiempo que pasaste al lado de esa persona como una etapa feliz que te hará sonreír, con la perspectiva que dan los asuntos del pasado.

Ahora bien, ¿y si después de mucho tiempo, con una espina clavada, volvéis a encontraros por casualidad? ¿Crees que realmente todo está terminado o que podrían volver a saltar las chispas entre vosotros? Si eres de los que dudan, quizá te sientas identificado con las historias que ha recopilado la revista masculina 'Men's Health' en las que varias chicas no pudieron sucumbir a la tentación y acabaron de nuevo en la cama con sus ex. ¿Fue bien? ¿Fue mal?

Todo fue demasiado rápido

Rachel, de 23 años, se refiere no solo a cómo se precipitaron los acontecimientos, sino al sexo en sí. "Un par de meses después de haber terminado decidimos quedar para ponernos al día. Me recogió en el coche y estábamos yendo por el pueblo en el que vivimos cuando de repente paró en una zona bastante apartada. Todo comenzó muy rápido, le hice una felación y nos acostamos, pero terminó muy rápido y fue un poco decepcionante", explica.

Cuando mi ex me recordó que tenía que usar condón se apoderó de mí la tristeza. Ya no había intimidad

"No había ninguna clase de sentimiento", indica. "Pero quizá demasiada tensión sexual acumulada, especialmente por su parte, por lo que todo fue un poco incómodo. Pero bueno, fue mi primer novio así que aún me quedaba mucho por aprender y guardo un buen recuerdo".

Todo fue mejor

Para Rebecca, de 27, sin embargo, las cosas fueron mejores tras dejarlo. "Por lo general, soliamos quedar de vez en cuando para intentar el típico mito de seguir siendo amigos, pero siempre acabábamos dejándonos llevar. La mano en la pierna, las miradas, los besos, el 'no deberíamos' y luego lo invitable", explica. "Era diferente y, al mismo tiempo, muy familiar. Todo era más eléctrico, porque nos conociamos pero a la vez no caiamos en la rutina de cuando estábamos juntos".

"He mantenido relaciones con casi todos mis ex tras cortar con ellos", indica. "Y siempre se sigue la misma regla, está el cigarrillo de después, el "no deberíamos volver a hacerlo" e, inevitablemente, el repetir reiteradamente como dos criminales".

Un poso de tristeza

Serena, de 30 años, explica que hacerlo con tu ex deja, irremediablemente, un poso de tristeza. "Me seguí acostando con mi chico después de dejarlo durante un tiempo, porque seguiamos compartiendo apartamento y sucedió lo inevitable. El sexo seguía siendo fantástico, además habíamos terminado de manera muy abrupta, pero algo cambió... la primera vez me dijo que tenía que ponerse un condón. Fue cuando me di cuenta de que las cosas habían cambiado, no existía la intimidad de antes. Fue muy triste descubrirlo".

Como tener sexo con un extraño

"Sucedió un mes después de que rompieramos", cuenta Lottie, de 25 años. "Todavía estaba enamorada de él y quería verlo, así que acabamos en la cama, simplemente sucedió. No fue tan bueno como imaginaba que sería o, por lo menos, como había sido en el pasado. Era como tener sexo con un extraño, cuando estábamos juntos había alguna clase de conexión, pero aquí no, y por eso no pude disfrutarlo".

También asegura que en el pasado tenía sentido, lo hacían porque surgía. En este ocasión no fue así, quedaron para hacerlo y se vieron obligados, por lo que se sintió un poco obligada y no le gustó la experiencia. No volvió a repetirlo.

Había mucha más química

"Me dejó por una chica más guapa", cuenta Laura, de 33 años. "Claramente no era yo con quien quería que le vieran en público, sin embargo volvió a acostarse conmigo seis meses después. Teníamos muchísima química en la cama. Sin embargo, en esa época conocí a mi marido, una persona que sí quería comprometerse, por lo que acabé dándole la patada a mi ex, pero por lo menos lo pasé bien durante esa temporada", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios