Reducir los riesgos para la salud

'The New England Journal of Medicine': "El vapeo es lo más eficaz para dejar de fumar"

Una reciente investigación defiende este procedimiento como método antitabaco, lo que impulsa todavía más las políticas sanitarias públicas de Reino Unido en este aspecto

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

“Los cigarrillos electrónicos son el método más eficaz para dejar de fumar, por encima de las terapias de sustitución de nicotina, siempre que el producto vaya acompañado de apoyo en el comportamiento”. De este modo, un estudio publicado este año por ‘The New England Journal of Medicine’ concluye, tras varios meses de investigación, que los 'e-cig' son la mejor alternativa al tabaco. “Pasar por completo de fumar cigarrillos a usar los electrónicos supondría reducir los riesgos para la salud”, afirma.

El citado estudio se llevó a cabo con ayuda del Servicio de Salud Público británico durante más de un año. Los fumadores escogieron diversos métodos antitabaco: desde parchas de nicotina, hasta pastillas. Y a otros se les asignaron cigarrillos electrónicos. De los dos grupos de fumadores testados, los que pasaron de fumar a vapear abandonaron todos el tabaco y al cabo de un año seguían con este hábito.

Tal y como informan en ‘The New England Journal of Medicine’, el grupo que usó sistemas de reemplazo de nicotina, a los tres meses logró dejarlo el 88%, un 12% menos que los del cigarrillo electrónico. Muchos abandonaron pronto y otros combinaban los parches o pastillas con el tabaco. Las cifras son mucho más significativas al cabo de un año: el 80% de los participantes usaban cigarrillos electrónicos mientras que un 9% usaba otro tipo de terapias antitabaco.

Es más efectivo para abandonar el tabaco si se compara con los métodos de reemplazo de nicotina (parches o pastillas), según un estudio

Otro punto a tener en cuenta es que los cigarrillos electrónicos con nicotina son más efectivos para dejar de fumar que los que no llevan nada de esta sustancia. No podemos olvidar, sin embargo, que existe un debate sobre el vapeo y los riesgos que conlleva, algo que se indica en el informe. Lo que consideran, sin embargo, es que “hay un punto clínico importante, y es si los cigarrillos electrónicos facilitan el abandono del tabaco, algo que sí sucede, particularmente si lo comparamos con otras terapias alternativas a la nicotina”.

El informe es amplio y trata otros aspectos, como la ansiedad que provoca el dejar de fumar. Al cabo de una semana de abstinencia, los del grupo de los cigarrillos electrónicos declaraban tener menos ansia de fumar que los del grupo de los parches y las pastillas. Además, su estado físico era mejor también: “Reportaron un menor incremento de la irritabilidad, inquietud y falta de habilidad para concentrarse”.

Problemas de los cigarrillos electrónicos

La desventaja de los cigarrillos electrónicos es que prevalecen en el tiempo, es decir, muchos fumadores abandonan el tabaco y se pasan a este formato, que se convierte en sustituto permanente, lo que tampoco es recomendable. Con todo, “en el lado positivo -añaden-, seguir usando 'e-cigs' sirve para mejorar los síntomas de la retirada del tabaco, como los resfriados, las úlceras bucales y el aumento de peso”.

La desventaja: prevalecen en el tiempo. Muchos fumadores abandonan el tabaco y se pasan a este formato, que se convierte en sustituto permanente

Estudios como este han servido para reforzar las políticas en defensa del cigarrillo electrónico en Reino Unido, a diferencia de Estados Unidos, donde la polémica envuelve estos dispositivos y la normativa no es tan estricta como en la Unión Europea. Los últimos estudios recientes sobre las muertes de usuarios de cigarrillos electrónicos en EEUU han concluido que se ha encontrado acetato de Vitamina E en los pulmones de los fallecidos. Esta sustancia está prohibida en Europa, por lo que las autoridades piden a los ciudadanos que compren los 'e-cigs' en establecimientos autorizados y no por internet en el mercado negro.

La batalla contra el tabaco en Reino Unido pasa por el vapeo. Desde el Servicio de Salud Público hasta el Parlamento, todas las instituciones han defendido este método como el ideal para dejar de fumar. Estudios como uno realizado por King’s College de Londres, una de las universidades más prestigiosas del mundo, concluye de igual forma que el aquí expuesto. No defienden el cigarrillo electrónico en sí mismo pero sí como método antitabaco.

Cada semana, según la investigación de King’s College, fallecen 1.500 personas en Inglaterra por enfermedades relacionadas con el tabaquismo. Puede que el vapeo no sea riesgo 0 pero sin duda, afirman, es mejor que el tabaco en cualquiera de sus formas. Uno de los autores del informe de King’s College, Martin Dockrell, actual presidente de Salud Pública de Inglaterra, va más allá: “Todavía queda mucho trabajo por hacer pero el vapeo, aunque no tiene riesgo cero, es mucho menos dañino que el tabaco. Si eres fumador, pasarte al cigarrillo electrónico podría salvarte la vida”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios