ZUMBIDOS, PÉRDIDA AUDITIVA, MAREOS…

Cinco síntomas que adelantan que tu oído puede tener problemas

Si tienes cualquiera de estos síntomas, visita a tu médico de cabecera, que te derivará al especialista si detecta algún problema mayor

Foto: El oído puede albergar problemas imperceptibles (M.Mcloughlin)
El oído puede albergar problemas imperceptibles (M.Mcloughlin)

El oído, una de las estructuras más pequeñas y complejas de nuestro organismo, está sujeto a una gran cantidad de problemas que hay que saber identificar a tiempo para evitar males mayores.

Con la ayuda de Cnet, vamos a contarte los cinco principales síntomas de que tu oído no va tan bien como tú pensabas. No, no estamos hablando de sordera, que es el más evidente, sino de pequeñas pistas que nuestro organismo nos da y que has de atender correctamente.

Si tienes cualquiera de estos síntomas, no está de más que visites a tu médico de cabecera, que te derivará al especialista si ve algún tipo de problema mayor. Los trastornos auditivos, especialmente la pérdida auditiva, pueden aumentar lentamente, sin mostrar demasiadas señales, por lo que visitar al doctor es más que recomendable.

Pierdes temporalmente la audición en uno o en ambos oídos

Lo más seguro es que estemos ante un caso de pérdida auditiva aguda inducida por ruido o pérdida auditiva conductiva. Se produce cuando hemos estado expuestos a una cantidad de ruido fuerte de un período prolongado de tiempo y sus síntomas son los de la pérdida de la audición en uno o ambos oídos, notaremos como los sonidos que percibimos parecen estar apagados, como si tuviéramos puestos unos tapones.

La misofonia es un trastorno que implica una mínima tolerancia ante sonidos de baja intensidad

Otras de las posibles causas son demasiada cera acumulada en los oídos, tener un objeto extraño alojado en el oído o sufrir algún tipo de lesión previa en el oído interno, medio o externo. Es algo temporal, no te alarmes, pero si lo sufrimos de manera repetida puede desembocar a una pérdida auditiva permanente a largo plazo.

Escuchas un zumbido en los oídos de manera intermitente

Ese molesto zumbido que viene y va no es un síntoma de que te estés volviendo loco. Se trata de tinnitus y consiste en una percepción de zumbidos en los oídos y decimos percepción, porque realmente no estás escuchando ningún tipo de sonido.

A pesar de que no es una afección como tal, es un síntoma de que puedes estar sufriendo algún tipo de trastorno en el oído, como pérdida auditiva por la edad, una lesión o infección de oído e, incluso, un trastorno del sistema circulatorio o de otra índole.

Te molestan los ruidos muy pequeños

¿Te pone de los nervios cuando un compañero mastica? ¿Te saca de quicio el sonido de los cubiertos al comer? No, no estamos hablando de algo ocasional, de que alguna vez te molesten los ruidos repetitivos que hay a tu alrededor. Esto es algo más.

Bajo el nombre de misofonia se esconde un trastorno que implica una mínima tolerancia ante sonidos de baja intensidad (entre 40 y 50 decibelios, por debajo de una conversación normal) y que pueden hacer que suframos estrés, ira, irritación y hasta rabia violenta.

Se desconoce exactamente cuál es el origen de la misofonia, aunque se sospecha que se trata de un trastorno neurológico, probablemente localizado en las altas estructuras del sistema nervioso central. En función de la respuesta emocional que esto te genere, deberás consultar a un médico, aunque, te avisamos, todavía no existe cura para esta patología, salvo algún tipo de terapia cognitivo-conductual

Escuchas zumbidos y experimentas vértigo

La enfermedad de Ménière es un trastorno del oído interno. Puede causar un mareo severo o vértigo, tinnitus, pérdida de la audición que aparece y desaparece y la sensación de presión o dolor en el oído.

Los problemas auditivos se agravan sinque apenas nos demos cuenta, por lo que hay que estar atentos

Se considera una afección crónica y los médicos aún no saben la causa exacta, aunque la acumulación de líquidos y los problemas con el drenaje de los mismos en el oído pueden contribuir. En la mayoría de los casos, suele afectar sólo a un oído y es una causa común de sordera.

Oyes tu propio pulso de manera continua

Se trata de una variante del citado tinnitus, conocido como tinnitus pulsátil o rítmico. Al igual que el tinnitus regular, es un sonido continuo que solo la persona que lo padece puede escuchar. Pero el sonido es diferente del timbre o el zumbido, son como pulsaciones rítmicas que siguen la cadencia de tu corazón.

El tinnitus pulsátil a menudo es causado por un problema de salud específico, como vasos sanguíneos irregulares, presión arterial alta, anemia, aterosclerosis, tumores de cabeza y cuello y problemas de conexión entre las arterias y las venas por lo que, si se presenta de manera habitual, pásate por el médico.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios