Fuerza de voluntad

Hice sentadillas durante 30 días y esto es lo que me pasó

Una madre cuyo cuerpo se resintió tras tener dos hijos, cuenta su experiencia realizando este reto de un mes que le ayudó a recuperar su físico

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Si quieres estar en forma es imprescindible dominar un ejercicio: las sentadillas. Se trata de uno de los entrenamientos más importantes de 'fitness', ya que nos permite tener unos glúteos, piernas y abdominales tersos y tonificados. Parece una actividad fácil y sencilla, pero si se realiza mal puede traernos problemas (lesiones, dolores musculares) y, lo que es peor, puede hacer que el esfuerzo no nos sirva de nada.

Hacer sentadillas correctamente no es solo agacharse y levantarse con las piernas semiabiertas. Esforzarte en saber cómo hacerlas correctamente puede ayudarte a tener un 'cuerpo 10', como hizo Amy Wruble para recuperar un físico estupendo que se vio afectado después de dos embarazos.

"Mi culo solía ser una de mis mejores características físicas", explica Wruble en 'Mom'. "Esto cambió después de tener dos hijos. Mi trasero se descolgó un poco. Supongo que la drástica fluctuación de peso sumada a la falta total de autocuidado tiene su efecto también en las posaderas. Además, tener hijos también tiene su desgaste físico", explica a la revista especializada en maternidad. Para recuperar su forma complexión previa -incluso mejorarla- la madre se aventuró con el desafío de hacer sentadillas durante 30 días.

El proceso

"Decidí hacer las sentadillas básicas, usando solo mi peso corporal (sin peso adicional) y generalmente con los pies separados a la distancia de los hombros. Empujando las caderas hacia atrás y haciendo como si me sentara en una silla imaginaria, manteniendo el peso en los talones. A veces, para variar, me ponía en cuclillas con los pies juntos o bien separados con los dedos de los pies (una posición en cuclillas de sumo)", explica Wruble sobre la forma de hacer este ejercicio de manera correcta.

Llegué a hacer 3.000 sentadillas. Que son, al menos, 2.900 más de lo que normalmente hubiera hecho

Para mantener la constancia y retarse a sí misma, colocó un calendario en el frigorífico donde iba contando los días que llevaba -y que le quedaban- del reto y apuntaba el número de sentadillas (las cuales iban aumentando cada jornada) que hizo cada día.

"Los primeros días no fueron tan malos, porque realmente no odio las sentadillas. Pero el noveno día, cuando llegué a las 100 sentadillas seguidas, tuve que comenzar a dividirlas en grupos de 30 o 50, que hacía en distintos momentos", señala.

Inconvenientes de este ejercicio

Como pasa con todo en la vida, si se abusa es malo. Por muy sano que pueda ser hacer este ejercicio, si no se ha hecho ningún entrenamiento en las últimas semanas y no estás en forma, puede tener consecuencias negativas, como le pasó a Wruble: "Un día me di cuenta de que me dolía el culo al subir las escaleras. Incluso después de descansar unos días, mis glúteos estaban doloridos".

Tuvo que interrumpir el reto porque le dolía el trasero por no haber hecho ejercicio antes. La solución: tomar batidos de proteínas

La solución se la dio un entrenador del gimnasio que le "sugirió que tomase más proteínas para ayudar a que los músculos se recuperasen más rápido". "Por lo que añadí un batido de proteínas y realmente eso marcó la diferencia", relata.

Pero otro pequeño problema se interpuso en su reto: "Justo cuando mi desafío de sentadillas volvía a la normalidad, pillé un resfriado y mi cuerpo se puso en huelga. Por lo que tuve que aumentar a 35 días el entrenamiento".

3.000 sentadillas

Después de realizar el reto de 30 días haciendo sentadillas, que hizo en 35 por el descanso necesario, llegó a las 3.000. "Que son, al menos, 2.900 más de lo que normalmente hubiera hecho", bromea. "No puedo decir que mi trasero desafió mágicamente la gravedad y volvió a su sitio anterior, pero parece que está más firme", añade.

"La mejor parte es sentir que estoy en el camino hacia un nuevo hábito saludable. Como madre ocupada, no es realista prometerme que voy a triplicar el tiempo que paso en el gimnasio, aunque eso sería lo ideal. Pero añadir cinco minutos de sentadillas al día es muy factible", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios