ejemplo de superación

Este hombre dejó el alcohol y perdió 27 kilos con un truco

Sean Hennessy tocó fondo muy joven. Desde hace más de 11 años se mantiene sobrio y ha descubierto la clave para mantenerse en forma (y le encanta)

Foto: Fuente: Sean Hennessy.
Fuente: Sean Hennessy.

Sean Hennessy, de Toms River (Nueva Jersey) nunca había estado tan orgulloso de sí mismo como ahora. Y tiene una buena razón: después de una década las dos primeras palabras que vienen a su mente cuando tiene que describirse a sí mismo son "corredor" y "sobrio". Sin embargo, no siempre ha sido así, aunque en su juventud fue jugador de lacrosse, a los 16 años comenzó su declive.

El abuso de alcohol y drogas se convirtió en una máxima en su vida durante el instituto, y tendría que pasar mucho tiempo (una década, para ser exactos) hasta que finalmente se atreviera a dar el valiente paso de terminar con ello. "Yo era un deportista", cuenta en la revista masculina 'Men's Health'. "Hice fútbol, después lacrosse, que es lo que me permitió ir a la universidad con una beca... Y aunque corría haciendo esos deportes, jamás lo había considerado un ejercicio hasta ahora".

El declive y la recuperación

A los 26 años, cuando al fin decidió estar limpio, fue en parte por ese amor que profesa al deporte. Incluso cuando abusaba de las drogas y el alcohol trataba de mantenerse en forma y seguía jugando al lacrosse, que le apasionaba. "Aun así, como no podía ser de otra forma, engordé. Recuerdo que fue un 29 de septiembre de 2008 cuando decidí que hasta aquí había llegado y que lo dejaba", cuenta, "comencé a valorar más mi salud mental y mi físico. Los malos hábitos hicieron que subiera en la báscula más de 13 kilos".

Por primera vez en su vida, pesaba más de 90 kilos, él, que siempre se había mantenido delgado y se había ejercitado. Era bastante irónico, pues durante los años en los que hacía lacrosse había intentado varias veces, sin resultado, subir de peso con el fin de resistir mejor el juego y no tener tantos hematomas, pero su cuerpo no estaba por la labor. "Durante los siguientes diez años me mantuve sobrio pero, como suele suceder cuando te desintoxicas, engordé más aún", explica. "Cualquier definición que pudiera tener mi estómago, los costados, piernas u hombros desapareció", añade.

Poder completar maratones y ver crecer a mis dos hijos han sido las motivaciones para que me decidiera a perder de peso

Alcanzó los 111 kilos en el verano de 2018. Pensaba que con una dieta rápida y saliendo a correr podría perder algo de peso, pero como no sabía comer sano, los kilos se mantuvieron inalterables. Perdía el aliento jugando con su hijo, por el Día del Padre su mujer le compró unos pantalones de la talla más grande, le costaba dormir e incluso tuvo un ataque de gota. Fue entonces cuando entendió que tenía que cambiar.

Por primera vez en su vida se lanzó a la carrera. Como hemos dicho, nunca antes había concebido el correr como un deporte aislado, pero lo prefería a ir al gimnasio a levantar pesas. También dejó a un lado los dulces, refrescos y la comida rápida en general. "Comencé a correr diariamente en agosto de 2018, para abril de este año ya había bajado a 79 kilos. Mi metabolismo es rápido, he de reconocerlo. Estaba tan animado y me sentía tan lleno de energía que en el mes de febrero decidí hacer una maratón", explica.

Esta, junto al hecho de poder ver crecer a sus hijos, han sido sus principales motivos para cambiar su estilo de vida, además su mujer le apoyó desde el principio y también decidió perder unos kilos cuando él comenzaba su viaje. "Correr ha sido fundamental para mi recuperación a lo largo de estos años", explica Sean. "Ahora que voy a cumplir 11 años sobrio me he apuntado a la maratón de Nueva York. Cada vez que mejoro mi marca personal me siento tan orgulloso, no puedo esperar a ver los rostros de mi familia cuando termine la carrera. La clave está en no rendirse nunca, conocer tu cuerpo", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios