TEN MUCHO CUIDADO

No solo los refrescos: si tomas esto, también puedes tener diabetes

Prevenir esta enfermedad es clave para que en el futuro sus síntomas no empeoren. Si quieres gozar de buena salud, pon atención a estos consejos

Foto: Diabetes. Foto: Pixabay
Diabetes. Foto: Pixabay

Cada año se diagnostican en el mundo 22 millones de nuevos casos de diabetes, una cifra apabullante que revela el último estudio Global Burden of Disease y que muestra la magnitud de esta enfermedad. Este trastorno crónico aparece, según indica la Organización Mundial de la Salud, cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza la que produce de forma eficaz.

Según el último informe de la Sociedad Europea de Diabetes, en España el 13,8% de los mayores de 18 años tiene la tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de habitantes. De ellos, casi 3 ya estaban diagnosticados, pero 2,3, el 43% del total, desconocían que padecían la enfermedad. Es muy importante destacar la gran proporción de personas que desconocen que la presentan.

¿Es posible prevenirla? Lo cierto es que sí. ¿Cómo? Con una correcta alimentación. No creas que solamente los refrescos son los culpables, hay una serie de cosas que tomas a diario que te están conduciendo a un mayor riesgo de padecer la enfermedad en un futuro no tan lejano.

Cuidado con tu vaso

Recientes investigaciones de la Escuela TH Chan de Harvard de Salud Pública informan que las personas que toman grandes cantidades de bebidas azucaradas (incluyendo líquidos carbonatados y zumos) se enfrentan a un "moderado" mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2, en concreto un 16% más. El estudio rastreó el consumo de 192.000 participantes durante 26 años mientras evaluaba su salud general cada cuatro años.

Los edulcorantes que se utilizan en las bebidas 'light', como el aspartamo, la sacarina o el ciclamato afectan a la resistencia a la insulina

Dado que las tasas de obesidad continúan aumentando, los expertos se sienten frustrados porque muchas personas eligen consumir refrescos a diario. "No entiendo por qué quiere la gente gastar esas calorías y el consumo de azúcar recomendado en estas bebidas", explica Alexis Elliott, especialista en trastornos alimenticios y sobrepeso en 'Heathline'. "Lo cierto es que muchos no son conscientes de la cantidad de 'veneno' que están ingeriendo", añade.

"Un ejemplo es la Coca-Cola, tiene 39 gramos de azúcar y un té de Starbucks, 32. Eso es una barbaridad", continúa. Pero no solo son los refrescos, también los zumos 100% naturales. Muchos creen que mejoran su nutrición tomándolos, pero la verdad es que no obtienes la fibra necesaria, solo demasiada glucosa. Nuestros cuerpos son capaces de identificar si es la fruta o solo el jugo", explica.

Deja lo 'light'

Lo sentimos, peor no son inocuas en comparación con las normales. Hay estudios que señalan que a pesar de no aportar las mismas calorías, estas alternativas están asociadas a otros problemas. Entre ellos se encuentran el crecimiento de la grasa abdominal o el aumento del riesgo de padecer diabetes autoinmune latente o síndrome metabólico.

En España el 13,8% de los mayores de 18 años tiene la diabetes tipo 2, es decir, más de 5,3 millones de habitantes. Sin embargo, el 43% del total no lo sabe

Lo sorprendente de este caso, en principio, es que los edulcorantes que se utilizan en las bebidas 'light', como el aspartamo, la sacarina o el ciclamato, en principio deberían contribuir mucho menos que el azúcar a la aparición de estos problemas, pero no es así. Si bien no aumenta el azúcar en la sangre inmediatamente después de ser consumidas, un investigación de 2018 sugiere que estos químicos pueden afectar a los niveles de cortisol y la resistencia a la insulina. Bebe agua.

Eres adicto

"El azúcar puede ser más adictivo que la heroína", explica Elliott. "Pero estamos expuestos a ella todo el tiempo y la sociedad lo considera una forma aceptable de sustancia adictiva, por lo que es mucho más difícil de manejarla o evitarla". Cuando trabaja con clientes, el experto a menudo ve esta dependencia en las opciones de alimentos más aparentemente inofensivas, como la crema de café.

"Tengo tantos pacientes que no pueden dejar algunas comidas y no entienden que aunque sean cosas pequeñas contienen mucha cantidad de azúcar. Debes preguntarte cosas como: ¿estás tomando algo en grandes cantidades y no quieres dejarlo? ¿Solías beber una lata al día y ahora dos o tres ? Eso sucede mucho con la cafeína. Además, si empiezas a ser consciente de que quieres reducir su ingesta y no puedes, es una señal de que hay un problema grave", comenta.

La Coca-Cola tiene 39 gramos de azúcar y un té de Starbucks, 32. Eso es una barbaridad para tener una vida saludable

Y lo peor de todo es si ya te han diagnosticado diabetes y todavía continúas bebiendo refrescos y zumos. Si crees que podrías tener síndrome de abstinencia deberías acudir a un especialista. No es una broma, la adicción es real. Es posible que tengas dolores de cabeza, irritabilidad, fatiga e incluso temblores. Afrontar el problema es la clave para superarlo. Deberás crear nuevos hábitos e ir sustituyendo por alimentos saludables. Entrena como si fueras al gimnasio o al terapeuta.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios