explicado por una psiquiatra

Las razones por las que la dieta paleo sería buena para tu salud mental

Este régimen produce mejoras significativas en personas con depresión, ansiedad y trastornos obsesivos compulsivos según una doctora cualificada

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como sucede con todos los planes de dieta que cobran una gran popularidad en un momento determinado, la paleo tiene detractores y seguidores por igual. Este régimen se basa en la premisa de que los seres humanos estamos adaptados genéticamente para comer lo que comían nuestros antepasados en el Paleolítico. En otras palabras, que deberíamos ingerir carne, frutas, verduras y pescados en cantidad y dejar a un lado cereales, lácteos y vegetales.

Rápidamente, como sucede con todas las dietas, muchos actores de Hollywood se apuntaron al carro. La idea era, básicamente, que el ser humano no es compatible con la alimentación que adaptó después de la agricultura y por ello para poder adelgazar y llevar un estilo de vida más saludable debe emularse a nuestros antepasados de las cavernas. Sin embargo, sus detractores aseguran que la alimentación de los que nos precedieron de cualquier manera poco tenía que ver con la nuestra, pues ayunaban durante días seguidos y además compartían la comida, además insisten en que este plan se excede en el consumo de proteína animal.

Sin embargo, comienzan a darse algunos repuntes. La psiquiatra Georgia Ede asegura en 'Psychology Today' que si en la actualidad estás atravesando algún problema y tu salud mental no es la mejor, la dieta paleo podría ser la solución: "Un régimen de este estilo no solo tiene potencial para mejorar la salud física, también la mental. Es cierto que no conozco ningún estudio clínico que pruebe los efectos de esta dieta en la salud mental, pero en mi consulta he sido testigo de mejoras significativas en personas con depresión, ansiedad y trastornos obsesivos compulsivos". No está sola, indica que otros psiquiatras nutricionales como el doctor Ignacio Cuaranta en Argentina o la doctora Emily Deans en Massachusets han llegado a conclusiones similares. Pero, ¿cómo podría funcionar?

Eliminar alimentos

"Los granos y las legumbres solo han sido los principales alimentos básicos en la mayoría de las dietas humanas durante aproximadamente 10.000 años, lo que en el gran esquema de casi dos millones de años de historia evolutiva es en realidad un período de tiempo muy corto", indica la doctora. "Tienen mucho en común, pues son fuentes pobres en nutrientes y tienen un montón de compuestos problemáticos. Es verdad que fermentarlos, hervirlos o ponerlos en remojo podría ayudar a que mejoraran su valor nutricional, pero no son especialmente buenos", afirma.

La dieta paleo aboga por ingerir carne, frutas, verduras y pescados en cantidad y dejar a un lado cereales, lácteos y vegetales

Explica que, especialmente, los granos que contienen gluten podrían resultar especialmente perjudiciales para la salud mental. "Parece haber conexiones importantes entre el gluten y los trastornos neuropsiquiátricos, como indica el neurólogo David Perlmutter en su libro 'Grain Brain', aunque todavía debe estudiarse más para llevar a unas conclusiones certeras", explica. "La razón principal es que el gluten puede causar la enfermedad celíaca, una enfermedad autoinmune caracterizada por la producción de anticuerpos contra las proteínas en el intestino delgado. Está bien establecido que la enfermedad celíaca, que afecta aproximadamente al 1% de la población, a menudo se acompaña de síntomas psiquiátricos, particularmente depresión y psicosis. Sin embargo, algunas personas sin la enfermedad parecen tener una reacción inmune anormal al gluten que también puede estar asociada con síntomas psiquiátricos", señala.

Varios estudios sugieren que el gluten puede contribuir a la depresión, y según cuenta: "He sido testigo de varios casos de depresión severa, que se resolvieron cuando se eliminó esta proteína de sus dietas". No solo eso, también asegura que la paleo, al evitar los carbohidratos refinados, también ayuda a la salud mental: "Comer demasiados puede causar niveles altos de azúcar en la sangre. Si esto sucede con demasiada frecuencia, el cerebro puede volverse resistente a la insulina, que es necesaria para generar energía. Volvemos a lo mismo: esta resistencia representa una de las causas principales de muchas enfermedades crónicas, incluidos trastornos psiquiátricos".

He sido testigo de varios casos de depresión severa, que se resolvieron cuando se eliminó el gluten de sus dietas

"La dieta paleo tampoco contiene lácteos. De nuevo, se ha demostrado, por ejemplo, en varios estudios que las personas con trastornos del espectro autista, trastorno bipolar y esquizofrenia tienden a tener niveles más altos de anticuerpos contra las proteínas lácteas", explica. Esto, por supuesto, no significa que los productos lácteos causen esta enfermedad, simplemente podría sugerir que las personas con esquizofrenia pueden tener "fugas" que permiten el ingreso de sustancias no deseadas al cerebro.

En general, lo que viene a decir la psiquiatra es que si actualmente consumes una dieta alta en granos, legumbres, productos lácteos y alimentos procesados y tienes algún problema con tu estado de ánimo, concentración, energía o estrés, no sería mala idea probar este plan durante un tiempo. "¿Qué tienes que perder?", indica. "Es segura, no requiere supervisión médica ni una motorización especial. La paleo no es realmente una dieta de moda o radical, de hecho no es ni siquiera un régimen. Se trata exclusivamente de usar el sentido común, las plantas y los animales han sido lo que hemos comido históricamente y es lo que debemos seguir ingiriendo", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios