PLANIFICAR LAS COMIDAS

El mejor plan para adelgazar: cómo perder peso en una semana de lunes a domingo

Es muy importante tener en cuenta en este proceso que el nivel de motivación será diferente entre el primer día y el último

Foto: Perder peso en una semana es posible, pero hay que tener en cuenta varios factores (Foto: Pixabay)
Perder peso en una semana es posible, pero hay que tener en cuenta varios factores (Foto: Pixabay)

Cuando decidimos adelgazar hay multitud de factores que bien pueden ayudarnos a conseguir nuestro objetivo, o bien echar por tierra todas las aspiraciones que teníamos. Tratar de perder peso es un proceso que casi todas las personas hemos seguido alguna vez, ya fuera por mejorar nuestro físico o por un problema de salud, pero no todos lo hemos conseguido.

Eso se debe a que no siempre estamos preparados para conseguirlo. Tanto si es por necesidad como si es simplemente por sentirnos mejor, lo cierto es que para completar un proceso de adelgazamiento hay que prever todo lo que sucederá durante ese periodo, pero sobre todo qué vamos a comer, cuándo y cómo lo vamos a hacer.

Teniendo en cuenta los alimentos que vamos a tomar y cuales vamos a eliminar de nuestra dieta, es importante tener una lista de las comidas que vamos a ingerir durante el tiempo que tratemos de adelgazar y llenar el frigorífico con esos productos. Si, de paso, lo vaciamos de alimentos calóricos, azucarados y procesados, habremos dado un gran paso

Plan para adelgazar en ocho días

Lo primero que hay que tener en cuenta para conseguir adelgazar en una semana es que el nivel de motivación será diferente entre el primer día y el último. Por eso hay que sentirse completamente convencido del proceso que vamos a llevar a cabo, tanto si empezamos el lunes como si estamos ya a sábado y nos comeríamos media despensa.

Planificar las comidas es imprescindible, así como llenar la nevera de comida saludable para no sucumbir a las tentaciones

Día 1: lunes. Si no lo hemos hecho antes, es hora de planificar todas las comidas y las cenas de la semana, poniendo y quitando calorías para que sea una dieta equilibrada. Como es el primer día y estaremos motivados, aprovechemos para hacer ejercicio antes de desayunar, corriendo o andando rápido durante 30 minutos. Después, un desayuno sano y saludable donde no falten las verduras, los huevos y un yogur griego.

Día 2: martes. ¿Sabías que los días que más se busca en Google dietas para adelgazar son los lunes y martes? Pues en vez de buscar trucos o estrategias para perder peso, trata de localizar blogs, webs e historias en las redes sociales que te inspiren y te ayuden a conseguir tu objetivo. El segundo día del plan debemos estar aún a tope de motivación.

Durante toda la semana debemos consumir comida sana y saludable
Durante toda la semana debemos consumir comida sana y saludable

Día 3: miércoles. Es el día en el que nuestro entusiasmo comienza a disminuir, así que es el momento de volvernos a motivar. Aprovecha que los miércoles es el día en el que menos se compra en el mercado y aprovecha para rellenar la nevera y comprar los alimentos sanos que faltan para el resto de la semana. Eso sí, con lista de la compra en la mano para no sucumbir a las tentaciones.

Día 4: jueves. Un estudio de la Universidad Johns Hopkins reveló que los jueves es el día que las personas dejamos de ir al gimnasio. Así que dado que es jueves y llevamos cuatro días tratando de adelgazar, es hora de confirmar nuestro compromiso volviendo a hacer deporte y pasando el ecuador de la semana comiendo rico y sano.

Día 5: viernes. Llega el fin de semana y comienza la montaña rusa de eventos sociales, comidas fuera de casa, vermús con los amigos, etc. Por eso, trata de seguir desayunando y almorzando de manera saludable antes de salir a cenar. Y cuando llegues al restaurante, elige una comida sana, como carnes o pescados a la plancha, y olvida los postres azucarados y el alcohol.

Día 6: sábado. Varios estudios han demostrado que las personas que comen fuera de casa los sábados ingieren, al menos, 200 calorías más en comparación con cualquier otro día de la semana. Por eso, es hora de olvidarse de comida basura y con un exceso de grasa y decantarnos por comidas saludables, tanto si comemos en casa como si lo hacemos en un restaurante.

Los fines de semana son peligrosos por la cantidad de veces que salimos a comer o cenar fuera de casa

Día 7: domingo. Hemos conseguido llegar hasta el final, pero es no significa que nos podamos permitir una alegría calórica. Lo mejor es salir a hacer ejercicio al aire libre, ya sea a pasear con el perro o a jugar a algún deporte, y terminar la semana con otra comida sana. Verás cómo, al pasar por la báscula, hemos conseguido nuestro objetivo de adelgazar, y además de forma sana y saludable.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios