No hace falta que digas "o sea"

Los entrevistadores saben en un segundo a qué clase social perteneces

Por desgracia, el estatus social al que perteneces puede influir en si obtendrás el empleo o si tendrás que seguir buscando trabajo. Si eres de clase alta, tendrás más suerte

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Cuando vas a una entrevista de trabajo mides todo al milímetro. Piensas cada detalle acerca de las prendas que tendrás puestas, si debes llevar un cuaderno para tomar notas y, por supuesto, las respuestas a las 'preguntas tipo' que siempre hacen en estos encuentros para conseguir empleo. Pero un nuevo estudio indica que tan importante es esto, como -por desgracia- la clase social a la que pertenezcas. Y los entrevistadores tienen una manera bastante fácil de identificarte.

Una investigación de la Yale School of Management muestra que existe un sesgo de clase en las entrevistas y este se basa en los primeros minutos de conversación con el candidato. Esas palabras también sirven para evaluar tu competencia y aptitud para un trabajo. Además, el informe señala que pueden evaluar con precisión la posición socioeconómica (definida por sus ingresos, educación y vida laboral) basándose en patrones breves del discurso.

Estas percepciones instantáneas influyen en los responsables de recursos humanos de tal manera que favorecen a los solicitantes de empleo de las clases sociales superiores. Lo que sugiere que se deberían tomar medidas para asegurarse de que el reclutamiento realmente sea en igualdad de condiciones.

Michael Kraus, profesor de la Yale School of Management y uno de los autores del informe, explica: "El estudio muestra que, incluso, durante las interacciones más breves, los patrones de habla de una persona dan forma al modo en que las personas los perciben, incluida la evaluación de su competencia y aptitud para un trabajo".

Los entrevistadores puede identificar a qué clase social perteneces haciéndote recitar siete palabras al azar, según un nuevo estudio

"Si bien la mayoría de los responsables de recursos humanos negarían que la clase social de un candidato sea importante, en realidad, la posición socioeconómica de un solicitante, o de sus padres, se evalúa en los primeros segundos en los que hablan, una circunstancia que limita la movilidad económica y perpetúa la desigualdad", destaca en el estudio.

Cinco investigaciones distintas

Los investigadores basaron sus hallazgos en cinco investigaciones que no tenían ningún nexo de unión. Cuatro de los estudios examinaron cómo se percibe con precisión la clase social en función de unos pocos segundos de discurso. En concreto, descubrieron que recitar siete palabras al azar es suficiente para permitir a las personas discernir con precisión la clase social del hablante.

El quinto examina cómo estas señales del discurso influyen en la contratación, sobre la base de 20 posibles candidatos para trabajos de diversos niveles socioeconómicos que fueron reclutados para entrevistar. Estos sujetos grabaron una conversación en la que se describían a sí mismos antes de comenzar el encuentro con recursos humanos.

Una muestra de 274 personas con experiencia en contratación escuchó el audio o leyó las transcripciones de las grabaciones. Se les pidió que evaluaran las cualidades profesionales de los candidatos, el salario inicial y la clase social percibida, basándose únicamente en la conversación, sin revisar los currículums vitae.

Responsables de RRHH opinan que los candidatos de las clases sociales más altas tenían más probabilidades de ser competentes para el trabajo

Los resultados sugieren que los responsables de contratación que escucharon las grabaciones de audio tenían más probabilidades de evaluar con precisión el estado socioeconómico que aquellos que solo leyeron las transcripciones.

En concreto, señalaron que los candidatos de las clases sociales más altas tenían más probabilidades de ser competentes para el trabajo y eran más adecuados para ello que los solicitantes de las clases sociales más bajas. También asignaron a estos solicitantes salarios más altos.

Buscar una sociedad más equitativa

El informe indica que "raramente hablamos explícitamente sobre la clase social y, sin embargo, las personas con experiencia en contratación infieren competencia e idoneidad en función de la posición socioeconómica estimada a partir de unos pocos segundos del discurso de un solicitante. Si queremos pasar a una sociedad más equitativa, entonces debemos lidiar con estos procesos psicológicos arraigados que impulsan nuestras primeras impresiones de los demás".

A pesar de lo que pueden sugerir estas tendencias de contratación, el talento no se encuentra únicamente entre los nacidos en familias ricas. "Las personas que reclutan activamente candidatos de todos los niveles de estatus en la sociedad están mejor posicionadas para igualar las oportunidades con las personas más adecuadas para ellos", concluye el estudio.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios