AHORA ES UNA EXPERTA RUNNER

Una historia de superación: así consiguió esta mujer adelgazar 45 kilos

Una red social le enseñó que hay otras personas que consiguen sus objetivos y comenzó a cambiar su vida convirtiendo el deporte en uno de sus pilares

Foto: Marissa se ha convertido en una experta corredora y se plante nuevos retos en su vida (Foto: Pixabay)
Marissa se ha convertido en una experta corredora y se plante nuevos retos en su vida (Foto: Pixabay)

Marissa Schillaci-Kayton mide 1,60 metros y pesa hoy 59 kilos. Es una mujer sana y saludable y tiene el cuerpo que siempre deseó. Sin embargo, hace poco más de un año su situación era muy diferente: pesaba casi 50 kilos más y su vida era un infierno. Pero Marissa confió en sí misma y decidió que tenía que adelgazar si quería tener una vida mínimamente agradable.

Ahora ha contado su historia a Wellness Wins, una página que recoge historias de superación para ayudar a otras personas a lograr su objetivo. Reconoce que su vida se vino abajo cuando cambió de trabajo: tenía cerca de 30 años y dejó un empleo activo y al que iba cada día en bicicleta por uno más sedentario al que, además, tenía que desplazarse en coche. Además, sufrió estrés y se abandonó: comenzó a engordar y a sufrir problemas de salud que la llevaron a pesar más de 100 kilos.

Marissa comenzó a buscar una solución y la encontró en Reddit, una red social a la que muchas personas suben sus fotos de forma progresiva para contar cómo van avanzando en su camino hacia una meta. Ahí vio que muchas mujeres que se encontraban en su situación habían conseguido adelgazar decenas de kilos y decidió intentarlo. Sabía que iba a tardar muchos meses en lograrlo, pero se motivó al saber que desde el principio su cuerpo lo iría notando.

Adelgazó 45 kilos

Comenzó instaurando en su vida una dieta de 1.500 calorías diarias y caminando media hora durante tres días a la semana. Aunque al principio le costó, con el tiempo fue alargando sus paseos y reduciendo sus calorías, hasta dejarlas en un rango de entre 1200 y 1400 diarias. Y a ese ejercicio se le unieron después Zumba y senderismo, llegando incluso a apuntarse a un programa denominado c25k que te permite correr cinco kilómetros en tan solo 9 semanas.

La disciplina es clave, es para siempre. Los días que tengo menos ganas de hacer ejercicio son los que más lo necesito

Rápidamente comenzó a notar mejoría, no solo en cuanto a pérdida de peso, sino en otros problemas que la perseguían: empezó a dormir mejor, a tener más energía y un mejor estado de ánimo. Ya no tenía migrañas tan a menudo y empezaba a perder peso, por lo que confió a sus amigos más cercanos el viaje en el que se había embarcado, ya que hasta entonces lo guardaba en secreto por si fallaba.

Sus ganas de vivir feliz le llevaron a que una operación de tobillo que tuvo que superar no se convirtiera en un obstáculo insalvable a mitad de su camino. Recordó las horas muertas que pasaba frente a la televisión y decidió que quería seguir siendo una persona activa y feliz. Finalmente, un año después de cambiar sus hábitos de vida, Marissa consiguió adelgazar 45 kilos y rebajar la barrera de los 60 kilos que había superado muchos años atrás.

Muchas mujeres se han lanzado a correr en los últimos años en todo el mundo
Muchas mujeres se han lanzado a correr en los últimos años en todo el mundo

Ahora es una persona mucho más extrovertida, que no renuncia a ninguna actividad social, algo a lo que antes estaba acostumbrada acomplejada por su físico. Ha ganado en confianza y eso se nota en todas las facetas de su vida, desde el trabajo al aspecto personal. Marissa es una mujer nueva y totalmente feliz.

Lo difícil es mantenerse

Una de las cosas que más ha costado entender a esta mujer es cómo le tratan algunas personas. Hay quien le dio la espalda cuando engordó en exceso y se convirtió en alguien diferente a lo que es hoy, pero que ahora vuelven a querer formar parte de su vida. No entiende que haya quien se porte de manera diferente con ella porque ahora pese menos que antes y es algo con lo que su cabeza tiene que lidiar a diario.

Pero Marissa tiene claro que quiere seguir siendo la persona que hoy es y, para ello, ha dado muchos pasos en el sentido correcto. Uno de ellos ha sido convertirse en una adicta al running: sale 3 ó 4 días a la semana a correr entre 6 y 12 kilómetros, aunque los domingos es cuando lleva su cuerpo al límite. Su objetivo es correr una carrera de 33 kilómetros el día que cumpla los 33 años y está convencida de que lo conseguirá. Además, va al gimnasio dos o tres días a la semana a hacer ejercicios de resistencia y pesas porque le ayudan a ser mejor corredora.

En cuanto a la dieta, se ha estacionado en una ingesta media de entre 1.700 y 1.900 calorías diarias, aunque es consciente de que los días que hace más esfuerzo tiene que comer más de esa cantidad. Ha pasado de “comer menos calorías para adelgazar a comer más calorías para soportar mi actividad física”.

Marissa ha pasado de “comer menos calorías para adelgazar a comer más calorías para soportar mi actividad física”

Su dieta se compone de muchas frutas, verduras y proteínas magras. Aunque reconoce que ha experimentado con el vegetarianismo, cree que simplemente es una persona que come mucha comida vegetariana. Marissa manda un mensaje a otras mujeres que quieren superarse, como hizo ella: “La motivación es fugaz, pero la disciplina es para siempre, es la clave. Me ha enseñado que los días en los que tengo menos ganas de hacer ejercicio son los que más lo necesito”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios