no son así en todas partes

¿Te parece normal? Así son los peculiares hábitos de baño en los países occidentales

Muchos occidentales dan por sentados el papel higiénico, los inodoros para sentarse y las duchas matutinas, pero en una amplia parte del mundo estas son costumbres muy raras

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las rutinas son buenas y necesarias en algunos aspectos de nuestra vida: ducha matutina antes de ir al trabajo y, por supuesto, visita al baño antes de salir de casa. Ponte en la siguiente situación: acabas de terminar y no hay papel higiénico. Surge el desconcierto, la alarma y el grito (esperando que alguien en casa pueda escucharte) de "¡No hay papel!". No es así, sin embargo, en todo el mundo.

"Como árabes tenemos que asegurarnos de tener tres cosas cuando hacemos la maleta", bromeó en una ocasión el comediante egipcio Bassem Youssef, "nuestros pasaportes, un montón de dinero en efectivo y un bidé portátil". Aseguraba, entre risas, no entender cómo la mayor parte de Occidente, pese a estar tan avanzados, utilizaban el papel higiénico para (ya sabes) la parte de atrás, en lugar de enjuagarla. Es una fuente de desconcierto en muchos lugares del mundo.

¿Usas el bidé?

Si bien el papel higiénico puede no ser tan duro como las piezas de cerámica (utilizadas por los antiguos griegos) o las mazorcas de maíz (utilizadas por los estadounidenses coloniales), todos podemos estar de acuerdo en que el agua es menos abrasiva que incluso las capas más suaves de papel. Aunque fueron los franceses los que dieron al mundo la palabra bidé, lo cierto que este está desapareciendo de muchas casas debido al desuso.

Antes del papel higiénico los antiguos griegos utilizaban trozos de cerámica para limpiarse, y los estadounidenses, mazorcas de maíz

Por ello, quizá tu rutina matutina que te parecía inquebrantable empiece a desmoronarse. No es igual en todas partes. Si bien es cierto que Reino Unido y Estados Unidos son las dos naciones que han tenido mayor influencia en la cultura moderna del baño, según la historiadora Barbara Penner, informa 'BBC'. De hecho, las tendencias de baño angloamericanas se generalizaron tanto que en la década de los 20 se las denominó parte del 'imperialismo sanitario'.

'Baños misteriosos' de Giorgio de Chirico.
'Baños misteriosos' de Giorgio de Chirico.

Las tendencias no colonizaron de igual manera. El motivo por el que en los países de mayoría musulmana son diferentes es porque las enseñanzas islámicas incluyen el uso de agua para la limpieza. Tampoco hay que irse a cuestiones religiosas, en Japón están los famosos inodoros modernos, que ofrecen opciones para humedecer la zona y secarla.

En realidad, el ámbito cultural marca la diferencia. Como explicaba el guitarrista Kaiser Kuo, que proviene de una familia china que se mudó de Beijing a Estados Unidos: "Me sorprendió lo mucho que mis hijos comenzaron a estar en sintonía con los estadounidenses que son, con mucho, los principales consumidores de papel higiénico del mundo. Nosotros decidimos adoptar una solución híbrida pues a mí todo aquello del papel me resultaba desconcertante, además de los costos financieros y ambientales fastidia los inodoros y me parece que uno de cada cuatro baños tiene problemas. Nos decidimos por las toallitas".

Ir al baño de cuclillas es la posición anatómicamente correcta porque permite un mejor movimiento de los intestinos

El papel higiénico también se usa comúnmente en China, donde, después de todo, se inventó. Pero los fabricantes y anunciantes estadounidenses fueron los que impulsaron agresivamente su uso en el siglo XX, especialmente en ciertos tipos. Por ejemplo, los británicos todavía usaban del tipo duro o rugoso en la década de 1970, ya que desconfiaban del suave que los estadounidenses suministraban.

¿De cuclillas o sentado?

Otra gran cuestión. Probablemente lo primero te suene a hacerlo en el campo, si no te queda más remedio, o en un agujero en el suelo. La familia de Kuo también debatió sobre ello puesto que en China, desde la dinastía Han, se han dado ambas opciones y dependía de meras diferencias regionales. Aunque te cueste creerlo se estima que dos tercios de la población mundial. En Occidente, sin embargo, no concebimos eso de agacharnos y colocarnos en tal posición, aunque anatómicamente sea la mejor postura para los movimientos intestinales.

Y no creas que es en lo único en lo que variamos, en función de dónde hayamos nacido. La tendencia de la ducha matutina todos los días se ve como extraña en otras partes del mundo. Una influencia clave fue el auge de la publicidad mundial que se aceleró después de las guerras mundiales, y la idea de usar distintos tipos de jabón en cuerpo y cara es algo relativamente reciente. Hace no mucho la gente se bañaba una vez por semana y usaba un mismo tipo de jabón para todo. Aunque no nos llevamos la palma en usos de agua: muchos ganeses, filipinos o australianos se bañan varias veces al día. Quizá en el futuro hacerlo solo una vez al día sirva a Occidente para jactarse de su virtud ecológica.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios