Nuevo estudio

¿Por qué algunos idiomas se hablan más rápido que otros?

Un informe analiza el fenómeno de la diferencia de velocidad entre lenguas para estudiar la distinción de información que se transmite

Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Si este mismo artículo -con idénticas frases- se escribiese en japonés ocuparía mucho más espacio. En cambio, si se realizase una traducción de estas líneas al tailandés, el escrito ocuparía menos. Y, sin embargo, si varias personas empezasen a leerlo en voz alta en sus lenguas maternas, terminarían más o menos al mismo tiempo. Un nuevo estudio analiza este fenómeno tan curioso y explica cuáles son las lenguas que se hablan más y menos rápido (aunque la diferencia sea mínima).

Una investigación, que acaba de ser publicada en la revista 'Science Advances', compara el equilibrio entre la complejidad y la velocidad de varias lenguas. El informe señala que los idiomas difieren mucho en la cantidad de sílabas, lo que se convierte en una gran variación en la información que se transmite en cada una. Sin embargo, todos los lenguajes permiten a sus hablantes codificar y transmitir información de manera eficiente.

Los expertos, que analizaron 17 lenguas euroasiáticas (entre ellas el español), midieron la facilidad con la que se puede adivinar cada sílaba a partir de la anterior. Después grabaron la velocidad a la que 170 hablantes nativos leían 15 textos en voz alta. Finalmente, con los datos sobre la información contenida en un texto y la velocidad con la que se puede expresar, los autores establecieron la velocidad a la que se transmite la información. Los resultados sugieren que existe un rango óptimo de velocidades dentro del cual el cerebro puede procesar la información de manera más eficiente.

Un nuevo estudio compara el equilibrio entre la complejidad y la velocidad de diecisiete lenguas, entre ellas el español

Mientras los hablantes de idiomas sencillos aceleran el ritmo para que las conversaciones sean breves, los que utilizan más complejos ejercen un mayor esfuerzo planificando oraciones y articulando sílabas, lo que hace que las discusiones se alarguen. Sin embargo, en ambos casos, la información se transmite al mismo ritmo.

Foto: iStock
Foto: iStock

"Funciona igual que las alas de un pájaro", explica Christophe Coupé, uno de los autores del estudio. "Puedes tener alas grandes que necesitan pocas batidas por segundo o tienes que aletear mucho si son pequeñas, pero el resultado es prácticamente el mismo en términos de vuelo", ejemplifica.

El más rápido y el más lento

Este estudio muestra otro dato curioso, que seguro que cualquiera que haya viajado a Italia habrá notado: los italianos son uno de los grupos que más rápido hablan. Los habitantes del país con forma de bota dicen hasta nueve sílabas por segundo.

En el otro lado del estudio se encuentran otros europeos: los alemanes. Los ciudadanos teutones hablan bastante más despacio, de hecho, suelen pronunciar solo entre cinco y seis sílabas en la misma cantidad de tiempo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios