un país tropical

Olvídate de los nórdicos: los secretos de una de las naciones más felices del mundo

Formado por 83 islas en las que se hablan 113 lenguas diferentes, sigue siendo un territorio tribal donde su población siempre sonríe y se encuentra en sintonía con la naturaleza

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Nos obsesiona la felicidad, y, paradójicamente, buscamos quién es el más alegre, como si fuera algo que pudiera medirse y tuviera que hacerse una comparación. Pero, ¿cómo lo describiríamos? Según los diccionarios se trata de un "estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno". ¿Puede una nación completa sentir algo así?

Dejando a un lado los términos filosóficos, es cierto que cada año el Informe anual de la Felicidad de la ONU establece un ránking de cuáles son las naciones más felices del mundo. No es el único que hace algo así, también la Fundación británica de la Nueva Economía realiza cada tres años un informe conocido como 'Índice del Planeta Feliz'. La primera vez que salió a la luz, en 2006, la sorpresa fue evidente pues ninguno de los países habituales (Dinamarca, Noruega, Finlandia) encabezaba la lista, sino uno un poco más pequeño y tropical: Vanuatu.

Es bonito por naturaleza

Se trata de un país insular localizado en el océano Pacífico Sur. Lo más cercano que tiene (entre comillas) es Australia, Nueva Caledonia, las Islas Salomón o Fiyi, nombres exóticos y paradisiacos que nos suenan tan lejanos como Venus o Saturno. Sin embargo, si alguna vez decides pasar muchas horas en un avión y acabas topándote por casualidad con ese pequeño rincón al que hay que acercarse con una lupa para verlo en los mapas, descubrirás que, una vez que aterrizas, un enorme cartel orgulloso se topa con tu vista: 'Vanuatu, votado como el país más feliz del mundo".

¿Por qué? 'BBC' se ha trasladado hasta la zona para entender la razón por la qué la gente que vive en ella se siente bendecida. ¿Tienen algo que ver sus aguas cristalinas, sus arrecifes de coral y sus palmeras? Quizá. O quizá no. "Aunque la gente no te conozca siempre sonríe" indica una autóctona a la que se le pregunta. "Es una manera de vivir". Y no solo eso, el Índice del Planeta Feliz basa sus datos en igualdad, esperanza de vida, ecologismo o bienestar.

En otros países se depende del dinero y, cuando desaparece, la felicidad también. Aquí estamos en sintonía con la naturaleza

"En nuestra cultura trabajamos en el jardín desde que nacemos", dice el jefe autóctono de una de sus zonas, Kalulu Taripoawia. "Eso nos permite comer y nos satisface poder cultivar nuestra propia tierra.Tradicionalmente también estamos diseñados para preocuparnos del medio ambiente, la felicidad es solo una consecuencia de lo respetuosos que somos con la naturaleza".

Según un estudio realizado en 2012, el 75% de la población de Vanuatu vive en condiciones rurales. "Somos felices porque pertenecemos a esta tierra", añade Taripoawia. "Todos los días tenemos comida, con eso nos sirve para tener alegría. En otros países se depende del dinero y, cuando este desaparece, el sentimiento de felicidad también se esfuma".

Es la región del mundo más vulnerable al cambio climático, pues el nivel del mar aumenta más rápido que en ninguna otra parte

Sin embargo no todo es positivo, pues Vanuatu también está considerado el país con más riesgos de sufrir desastres naturales. Las noticias al respecto son muchas, en 2017 tuvieron que evacuar a más de 9.000 personas de una de sus islas debido a la erupción del volcán Murano, que se encontraba en nivel cuatro. Es además la región del mundo más vulnerable al cambio climático, pues el nivel del mar aumenta más rápido que en ninguna otra parte, con una media de seis milímetros al año desde 1993. También han tenido ciclones y terremotos.

"Pero no nos importa", asegura. "Seguimos hacia delante. Cuando vivimos en paz, sin desastres naturales sentimos que estamos bendecidos". Cada zona está liderada por jefes tribales y tienen la idea de que si respetas a esos líderes y a los mayores, la comunidad crecerá y mejorará progresivamente. "La familia es verdaderamente importante para nosotros, intentamos enseñar nuestros idiomas a los más pequeños, porque son parte de nuestra identidad y nos sentimos orgullosos de ellos": No es tarea fácil, puesto que Vanuatu está compuesto de 83 islas en las que se hablan 113 lenguas diferentes. Pero para ellos las tradiciones y la cultura son muy importantes para entender esa felicidad intrínseca que la gente de otras partes del mundo tanto desearía.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios