¡NO SEAS GUARRO!

Con qué frecuencia debes limpiar las cosas que tienes en casa

Desde el fregadero hasta los interruptores y lámparas: un experto revela cuántas veces a la semana debes adecentar los objetos y artilugios de tu casa

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Con el otoño y las hojas de los árboles cayendo oficialmente en pleno apogeo, muchos cambiarán sus armarios de verano por los de invierno y se prepararán para una limpieza estacional. Sin embargo, algunos pueden desconocer la frecuencia con la que deberían adecentar los elementos cotidianos, incluidos los interruptores o los mandos de la televisión o el fregadero de la cocina.

Coger la mopa, el trapo con el pulverizador o pasar fregasuelos da mucha pereza. Es una realidad. Aunque pasemos muchas horas intentando dejarlo todo como los chorros del oro y escuchando a la Pantoja de fondo para ponerle más ímpetu a la tarea, mantener limpio un hogar es bastante complejo. Paul Morris, fundador de una empresa de limpieza líder en Reino Unido, ha realizado un plan perfecto para ayudarnos a abordar los quehaceres del hogar.

El desorden en casa es a menudo una de las consecuencias inmediatas de un estado anímico bajo. Y muchas veces también una de las causas. Con estas ideas, limpiar debe ser sinónimo de curar. Ten en cuenta que una investigación publicada en 'The Personality and Social Psychology Bulletin' que analizó los niveles de cortisol, la hormona del estrés en 60 mujeres participantes, descubrió que las que describieron sus hogares como desordenados y estresantes estaban más deprimidas que aquellas que los definían como ordenados y acogedores.

Fregadero, lavabo y cocina

El lavabo y el fregadero son ambientes perfectos para que prosperen las bacterias como el E.coli y la gente no lo limpian tan a menudo como deberían. Los gérmenes que se quedan en estas pilas se extienden rápidamente hacia cualquier elemento que coloquemos ahí. Usa una esponja con agua tibia y jabón para limpiarlos cada vez que laves los platos o en el caso del baño, los dientes.

Las alfombras son el hogar de millones de ácaros causantes de muchas enfermedades, como el asma. Aspírala regularmente y quítate los zapatos

"Cada vez que uses la encimera o cualquier cosa de la cocina debes limpiarlo después. Además, la zona del tapón del fregadero puede ser un peligro invisible y un punto de acceso para bacterias y suciedad: uno que se puede combatir fácilmente con protección antimicrobiana permanente", explica el experto. "Lo suyo sería que pasar un desinfectante antes y después de ponerte a hacer cualquier comida para eliminar cualquier bacteria desagradable", añade.

Inodoro

Si lo que crees es que hay que limpiarlo a diario, estás equivocado (a no ser que lo uséis muchas personas y tenga vida propia). De no ser así, hay que hacer una limpieza semanal en profundidad, que elimine todas las bacterias acumuladas y que evite su reproducción.

Antes de comenzar, has de pulverizar limpiabaños con desinfectante tanto en el interior como en el exterior de la taza. Espera unos minutos y con ayuda de un cepillo pasa a limpiar bien la taza. No te olvides del borde, que es donde la suciedad se acumula. Vacía la cisterna y utiliza el agua que cae para aclarar. Por último, utiliza un trapo para pasarlo por el asiento.

Si tiene cal, usa vinagre blanco sobre las manchas. Déjalo actuar unos minutos y vacía la cisterna para eliminar los restos. Para desinfectar también puedes utilizar lejía, pero no has de dejarla actuar más de media hora, ya que podría dañar la cerámica.

Interruptores y mandos

"Son las superficies más sucias de la casa sin ninguna duda", asegura el experto. Cuando la mayoría de la gente limpia, ignoramos algunos lugares muy obvios y a los que no prestamos apenas atención. Interruptores de luz, mando a distancia o los pomos de las puertas son algunos de los puntos que más tocamos en casa y que albergan más gérmenes y bacterias.

En el caso de los primeros, se pueden utilizar hasta 100 veces al día y por diferentes personas, provocando que los virus se extiendan rápidamente unos a otros. Pulir todos estos puntos con un spray y unos bastoncillos debería ser algo más común de lo que es.

Alfombra

A todos nos encanta el calor y la comodidad de una, pero debes recordar que albergan muchas bacterias. Y no solo eso: a menudo son el hogar de millones de ácaros, causantes de muchas enfermedades como el asma. Aspírala regularmente y quítate los zapatos antes de pisarla para evitar mayores problemas y pon atención al truco para lavarla.

Los pomos de la puerta, los interruptores y los mandos a distancia son los puntos más sucios y con más bacterias de la casa

Después de tomarte una taza de té, no tires los restos de las hojas a la basura. Amontónalos en un platito y déjalas secar. En el pasado se utilizaban las hojas secas para limpiar las alfombras. ¿Qué? Sí, al parecer al rociarlas sobre las alfombras y tejidos similares antes de cepillarlas, se eliminan los restos de polvo, pelos y suciedad con mucha más facilidad que usando solo la escoba o similar.

Ropa de cama

Según Morris, la forma ideal de mantenerse saludable es lavarlas una vez a la semana, especialmente en el verano cuando se usan pijamas ligeros y la piel permanece en contacto directo con la tela. Además, después del lavado, nunca las pongas en el armario todavía húmedas, para no crear un ambiente favorable a la proliferación de ácaros.

Se recomienda limpiarlas a una temperatura de entre 55 y 65 grados y luego secarlas con un programa de agua caliente. También deberíamos prestar atención al colchón y las almohadas: el primero cada seis y el segundo cada tres meses.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios