Es noticia
Menú
Tus cuatro posiciones favoritas en el sofá y cuál te daña la espalda
  1. Alma, Corazón, Vida
¿cuánto tiempo pasas en él?

Tus cuatro posiciones favoritas en el sofá y cuál te daña la espalda

Es uno de los lugares del hogar en el que estamos más horas, y eso podría, a la larga, producirnos grandes problemas cervicales

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Pocos placeres en la vida pueden compararse con el llegar a casa después de un día cansado y tumbarse en el sofá. Ya sea porque es fin de semana, llueve y solo apetece un plan de mantita y peli, o porque quieres echarte una siesta rápida sin que se te vaya de las manos (son una leyenda urbana, pero nunca se sabe) es una pieza clave en cualquier hogar que se precie.

Sin embargo, lo más normal es que no te sientes de una manera apropiada en él. Ya sea en modo contorsionista o poniendo en riesgo la salud de tus cervicales, cuanto más tiempo pasamos sentados más probabilidades de coger una postura imposible y poco beneficiosa. Y es normal pasar mucho tiempo en ellos. De hecho, un estudio realizado recientemente en Gran Bretaña ha demostrado que sus ciudadanos pasan una media de 20 horas relajándose en el sillón cada semana, y hasta uno de cada 20 admite pasar más de ocho horas al día en él, según informa 'Daily Mail'.

Foto: Foto: iStock.

Luego llegan los problemas de espalda. ¿Has notado dolores cervicales últimamente? Los expertos han revelado que la relación que tenemos con nuestros sofás podría ser una explicación de este problema de salud frecuente. No solo eso, han explicado que las cuatro posturas más comunes pueden causar más daños y efectos de los que podías creer, y seguro que tu favorita está entre ellas.

De medio lado

Te colocas en el sofá pero no apoyas los pies en el suelo porque es una molestia, decides colocarte a modo "sirena", ni tumbado ni sentado, completamente torcido. Lyndsay Hirst, terapeuta y profesora de yoga, aconseja hacer ejercicio a menudo para reducir el posible efecto negativo que esta postura causará a la larga en tu espalda.

placeholder  Así mal.
Así mal.

"En este caso, la columna vertebral está torcida, por lo que estar sentado en esta posición durante mucho tiempo podría provocar molestias en la espalda y las caderas", indica. "Además de problemas adicionales en caso de que tengas alguna dolencia crónica en alguna de esas partes, pues ejerces tensión en las articulaciones facetarias de la columna vertebral". Asegura que esta es la postura favorita de muchas mujeres, por lo que un tremendo no.

El 'boomerang'

La postura es clásica. Sentado, un poco 'repantingado' y con las piernas apoyadas en la mesa o en su defecto otra estructura que no te permita mantenerlos en el suelo. Es una postura caída en la que la columna vertebral crea una curva y, según Hirst: "Consigue que el líquido se mueva a la parte posterior de los discos intervertebrales, lo que podría ejercer presión sobre ellos".

Pasamos una media de 20 horas relajándonos en el sillón cada semana, e incluso más de ocho horas al día en él, por lo que nuestra postura es importante

Los músculos del cuello y los hombros tienen que trabajar más de lo normal para mantener la cabeza erguida, lo que a la larga provocará problemas musculares y además conduce al debilitamiento de la espalda. Según la investigación, las personas entre 18 y 35 años son más proclives a sufrir estos dolores de espalda.

Recto

Te parecía una postura perfecta, ¿no? En realidad aquí el cuerpo está en perfecta alineación, pues la cabeza se encuentra colocada en perfecta sintonía con los hombros y la columna vertebral y las caderas en una posición neutral. Lo cierto es que la manera ideal de sentarse, pero mantenerla durante mucho tiempo puede causar molestias, simplemente porque el cuerpo está diseñado para moverse, por lo tanto, ya sabes, cambia de postura de vez en cuando.

Demasiado cómodo

Igual que sucede con la posición de 'boomerang', cuando te tumbas demasiado 'repantingado' (aunque con los pies en el suelo) la curva de la espalda ejerce presión sobre la columna vertebral, al tiempo que dificulta que el cuello y los hombros apoyen la cabeza. Además, se ejerce tensión adicional en la espalda.

Afortunadamente, la mayoría de los casos de dolor de espalda se pueden tratar con hielo, calor y ejercicios suaves, pero es importante tener en cuenta los síntomas si persisten y especialmente si el paracetamol y el ibuprofeno no ayudan a aliviar el dolor, ya que podrías necesitar medicamentos más fuertes. Si lo ves necesario, consulta a un doctor.

Pocos placeres en la vida pueden compararse con el llegar a casa después de un día cansado y tumbarse en el sofá. Ya sea porque es fin de semana, llueve y solo apetece un plan de mantita y peli, o porque quieres echarte una siesta rápida sin que se te vaya de las manos (son una leyenda urbana, pero nunca se sabe) es una pieza clave en cualquier hogar que se precie.

Noticias Curiosas Virales Hogares
El redactor recomienda