ENTRENA TU CABEZA

Los trucos para tener muy buena memoria, según un especialista

¿Eres una de esas personas que nunca recuerda los nombres de la gente que te han presentado? Pon atención a estas formas de recordarlo siempre

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuántas veces te han presentado a alguien y a los pocos segundos se te ha olvidado su cómo se llamaba? Es una situación frustrante (y en algunas ocasiones vergonzosa) en la que muchos de nosotros nos hemos encontrado, pero según un experto en memoria, hay trucos y técnicas simples que podemos emplear para garantizar que nunca más suframos un momento incómodo como este.

Chester Santos, conocido como el "hombre internacional de la memoria", cree firmemente que nadie tiene una "mala" cabeza sino que simplemente no tienen las habilidades adecuadas para que funcione de manera tan efectiva.

Este especialista ha pasado los últimos 11 años enseñando los métodos que cree que funcionan mejor para ejercitar la memoria y ha trabajado como entrenador mental para numerosas celebridades, políticos, atletas profesionales y ejecutivos de alto poder. Chester cree que solo una hora de entrenamiento es suficiente para mejorar la capacidad que tiene una persona para retener información porque, "una vez que uses la técnica correcta y el enfoque adecuado, notarás la diferencia de inmediato".

Cuestión de destreza

"Recordar las cosas es una habilidad", asegura el experto a 'The Daily Mail'. "La mayoría de la gente no tiene ninguna técnica ni forma de retener información. Simplemente piensan que nacieron con una buena o una mala memoria. Y eso es algo incorrecto", continúa. Al utilizar este tipo de estrategias se activan más áreas dentro del cerebro y se construyen más conexiones neuronales con los datos de lo que normalmente ocurriría, por lo que es probable que conserves más también.

Crea una lista con las palabras que quieras recordar e imagina una minihistoria con todas ellas. Esta película hará que las recuerdes perfectamente

"Si hay algo que interfiere realmente con las capacidades de transformar la información a largo plazo es el alcohol", explica. Cuando se trata de la vida cotidiana, sin borracheras, el experto cree que todos somos capaces de recordar mucho más de lo que ya lo hacemos. "Muchos tienen dependencia digital y confían demasiado en los motores de búsqueda para ayudarse cuando no se acuerdan de algo", comenta. Y es que quién no se ha metido en los últimos días a buscar una fecha, un evento o el nombre de un personaje.

Estamos externalizando muchísimas funciones mentales por culpa de los dispositivos electrónicos. Es un peligro. Son muy útiles, pero hay que ser consciente y cauteloso porque no debemos dejar que la tecnología trabaje por nosotros. Antes recordábamos los teléfonos de cualquiera y hoy en día nos cuesta hasta pensar en el nuestro propio", critica.

Memoria visual

Chester propone un juego surrealista. Imagina una habitación dos personajes con los que estés familiarizado (pongamos Aznar y Zapatero). Debe ser algo que te resulte fácil y divertido. Ahora piensa en cómo estos se dan de comer bollos el uno al otro. El objetivo de este ejercicio es resaltar cuán poderosa puede ser nuestra memoria visual. Explica cómo cuando tratamos con personas, tendemos a ser muy buenos para recordar los rostros que hemos visto en fiestas o en la televisión, pero no tanto cuando se trata de sus nombres. "Esto tiene mucho sentido, porque cuando estás interactuando siempre ves la cara", asegura.

"Una buena forma de recordar cómo se llaman es asociarlo a otras imágenes. Por ejemplo, si se llamara Alicia a un conejo o si fuera Alba a un amanecer. Además, también es posible buscando un sustantivo que rime. Enrique-Meñique o Ada-Malvada", explica. Después de visualizar a esos dos personajes involucra más sentidos como el olfato y el gusto. ¿A qué huelen o saben esos pasteles? De esta forma estás activando más áreas del cerebro y construyendo más conexiones en tu mente, lo que hará que recuperes la información de una manera más fácil.

No hay nadie que tenga "mala" cabeza, sino que simplemente no tienen las habilidades adecuadas para que funcione de manera tan efectiva

"Así aprendes a aprovechar el aspecto psicológico de la memoria humana. Tendemos a recordar cosas que son extrañas y nos sorprenden", dice (admitiendo que a menudo se imagina el lugar donde deja las llaves "explotando" para ayudarlo a saber visualmente dónde están para que no perderlas). "Combinando estos tres principios, se hace fácil acordarse de cualquier cosa", añade.

La lista

Otro ejercicio que sirve para recordar cualquier cosa es con un listado. Escoge una serie de palabras aleatorias y dilas rápidamente. Nube, bicicleta, elefante, sandía, gato, huevo, conejo, barro, pájaro, silbato, selva, paro, ordenador, espada y pizza. ¿Sabrías repetirlo sin mirar? Seguramente creerás que no, pero sí. Lo que debes hacer es imaginar como una película y así crear tarjetas de referencia.

Piensa en una nube en el cielo desde la cual una bici cae repentinamente y aterriza en el suelo hasta chocar contra un elefante. Crea una minihistoria hasta el final con todas las palabras de la lista. "Quizá pienses que es una tontería, pero pruébalo. Te sorprenderás. Al mantener tu cerebro y mente estimulados, puedes conservar tu memoria aguda a cualquier edad", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios