LA GRAN DUDA

Si buscas empleo, es imprescindible hacer esto después de una entrevista de trabajo

La empresa te dice que ya se pondrá en contacto contigo, pero el tiempo pasa y no recibes comunicación. Esto es lo que puedes hacer para conseguir una respuesta

Foto: Llamar o no llamar, esa es la cuestión. (Fuente: PxHere)
Llamar o no llamar, esa es la cuestión. (Fuente: PxHere)

Buscar trabajo quizás se parezca cada vez más a buscar el amor online. Hay un “tonteo” previo, muestras tu mejor imagen a través de tu curriculum y si todo sale bien, hay una entrevista de trabajo (o cita) y todo te ha parecido genial.

Encajas con el trabajo, te cuadran las condiciones del mismo (sueldo, ubicación, cultura de la compañía) y tienes la impresión de que tú también has gustado. Pero, te dijeron que ya se pondrían en contacto contigo… y no te llaman. Al igual que si de una cita romántica se tratara, tienes dudas de si dar el primer paso o no. ¿Qué deberías hacer?

Stephanie Sarkis es doctorada en Salud Mental, mediadora y escritora y en Forbes nos da algunas pistas de cómo debemos enfocar esa situación. ¿Deberías llamar a la compañía o esperar a que ella te llame? He ahí a la cuestión.

Siempre mostrar interés

Antes de nada, Sarkis recomienda mandar un mail de agradecimiento por la entrevista, remarcando que se está interesado en el puesto. Con ello, tu nombre será mejor recordado por los reclutadores, mostrarás tu disposición y, al mismo tiempo, será menos incómodo ponerte en contacto con ellos más tarde.

Que no nos llamen nos genera sentimientos pesimistas: pensamos que no hemos sido elegidos

Hay una línea muy delgada entre mostrar interés por el empleo y parecer demasiado ansioso, algo que luego puede afectarnos a la hora de negociar determinadas condiciones laborales, como la principal: el salario.

Es cierto, a todos o casi todos nos ha pasado, que el departamento de recursos humanos nos dice que se pondrá en contacto con nosotros en una fecha (ya sea para bien o para mal) y pasa ese día y no tenemos noticias.

Empezamos a elucubrar, casi siempre para mal, y tenemos la tentación de dar nosotros el siguiente paso, ya sea para tranquilizarnos (ha habido un retraso en el proceso) o para llevarnos la desilusión (el puesto ya está cubierto). ¿Qué hacemos?

Sin respuesta universal

Realmente, no hay respuesta válida para todos los casos. Mucho depende de tu propia personalidad. Si no quieres aceptar riesgos, es una buena política no ponerte en contacto con la empresa.

Mandar un mail de agradecimiento tras la entrevista es casi obligatorio: denota educación e interés

Esperar es lo único que te queda, porque entendemos que se trata de una compañía seria que cumple lo que promete y contactará contigo sí o sí porque así se ha comprometido (si no lo hace, ya te haces una idea de lo que hubiera sido trabajar con ellos).

Si decides comunicarte tú con la empresa, ten claro cómo hacerlo. Un correo electrónico es generalmente más respetuoso respecto al tiempo de una persona, aunque una llamada telefónica puede denotar más interés. Nunca un mensaje de texto, ya que se percibe como demasiado intrusivo.

Si ellos no han especificado el modo de contacto, cualquiera de las dos formas es válida, aunque no olvides: sé breve y expresa de nuevo que estás interesado en el trabajo. ¡Y suerte!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios