TRABAJAN DIFERENTES PARTES DEL CUERPO

Los mejores ejercicios físicos para perder la grasa de la barriga (y funcionan)

El deporte puede ayudarnos no solo a lucir el cuerpo que siempre hemos soñado, sino también a fortalecer nuestra musculatura para evitar posibles lesiones

Foto: Con estos ejercicios lograrás tu objetivo: eliminar la grasa de tu barriga (EFE/Miguel Ángel molina)
Con estos ejercicios lograrás tu objetivo: eliminar la grasa de tu barriga (EFE/Miguel Ángel molina)

Una de los mayores quebraderos de cabeza, tanto para hombres como para mujeres, es la grasa que se acumula en la barriga. Cada día millones de personas buscan dietas milagrosas en internet para reducir el abdomen, pero la gran mayoría no logra su objetivo. Pero, ¿y si pudiéramos conseguirlo con cinco sencillos ejercicios físicos?

Los compañeros de Men’s Health han publicado una guía que permite no solo acabar con la grasa acumulada en el estómago sino, además, crear una zona dura gracias al entrenamiento. Porque si conseguimos la ansiada tableta de chocolate estaremos luciendo un físico atractivo y, al mismo tiempo, haciéndonos más fuertes ante posibles lesiones musculares.

El primer ejercicio es el burpee y es uno de los clásicos entre las personas que hacen crossfit. Se trata de un ejercicio muy completo ya que se trabajan diferentes pates del cuerpo. Hacerlo es muy sencillo: tenemos que agacharnos en cuclillas, apoyados sobre las puntas de los pies y con las manos apoyadas en el suelo y un poco más abiertas que la anchura de los hombros.

Ejercicios para perder la grasa de la barriga

Con los pies colocados entre las manos, nos impulsamos hacia atrás hasta quedarnos en posición de plancha y sin mover las manos del suelo. En ese momento, haz una flexión hasta llegar casi a rozar el suelo, siempre con la espalda recta, y recupera la posición inicial saltando hacia adelante. Finalmente, desde la posición de cuclillas, damos un salto en vertical, hasta la mayor altura posible, y al caer flexionamos de nuevo las rodillas para volver a la posición inicial.

El segundo ejercicio es el escalador de montañas. Parece muy sencillo, y lo es, pero al mismo tiempo estaremos haciendo trabajar a partes muy importantes de nuestro cuerpo. Para comenzar hay que partir de una posición de plancha, con las manos apoyadas a la altura de los hombros y la espalda recta formando una línea desde la cabeza hasta los pies.

Primero dejamos un pie apoyado y levantamos la rodilla contraria hasta el pecho; después, volvemos a la posición inicial y repetimos la operación con el otro pie y la otra rodilla. A partir de ese momento, se trata de ir alternando pies y rodillas al pecho, cada vez más rápido, hasta conseguir una velocidad de crucero. Lo ideal es aguantar, por lo menos, 20 segundos.

Estos ejercicios son muy habituales en el mundo del crossfit
Estos ejercicios son muy habituales en el mundo del crossfit

El tercer ejercicio es el balanceo con Kettlebell. Estas pesas rusas son muy utilizadas tanto en crossfit como en gimnasios y permiten hacer ejercicios en los que ponemos en funcionamiento todo nuestro cuerpo. Para iniciar el ejercicio tenemos que levantar la pesa del suelo con las dos manos como un peso muerto, agachándonos flexionando ligeramente las rodillas para no hacernos daño.

Una tableta perfecta

Después, tenemos que llevar el kettlebell hacia atrás entre nuestras piernas y hacia adelante hasta la altura de los hombros, balanceando la pesa; para realizar el movimiento correctamente hay que tener los glúteos bien apretados y empujar con las caderas para no lastimarnos. Una vez conseguido, repetimos el ejercicio en diez ocasiones antes de descansar.

Con estos ejercicios no solo estaremos reduciendo la grasa de la barriga sino que también evitaremos posibles lesiones al fortalecer la musculatura

El cuarto ejercicio es botar un balón medicinal. Quienes nunca hayan utilizado este tipo de balones se sorprenderán al coger uno, pero rápidamente se acostumbrarán. Para llevar a cabo este ejercicio usaremos un balón de tres kilos y lo colocaremos por encima de nuestra cabeza, sujetándolo con ambas manos, antes de llevarlo bruscamente hacia delante para hacerlo botar.

Debido a su peso es importante utilizar toda la fuerza posible, dado que si no lo hacemos, el balón no botará lo suficiente como para regresar hasta nuestras manos. Una vez que lo hemos conseguido, volvemos a cogerlo y a repetir la operación: lo levantamos con las dos manos por encima de nuestra cabeza y lo lanzamos contra el suelo, haciéndolo botar.

El quinto y último ejercicio es el lunge con mancuerna por encima de la cabeza. Comenzamos con el brazo izquierdo: se trata de hacernos con una pesa que sea más o menos ligera y colocarla a la altura de nuestro hombro con el brazo flexionado. Después, estiramos el brazo y, al mismo tiempo, damos un paso y doblamos la rodilla izquierda hasta tocar el suelo.

Después, estiramos de nuevo la rodilla y encojemos al brazo para volver a la posición inicial. Así repetiremos el ejercicio diez veces, para después cambiar de lado y ejecutar la misma maniobra con el brazo y la pierna derecha. Es importante mantenerse recto para que no se produzcan lesiones y el ejercicio sea completamente seguro.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios