Seguridad alimentaria

La OCU alerta sobre el aumento el riesgo de contraer ciguatera en Europa

La ciguatera es una intoxicación alimentaria causada por la ingesta de pescados o mariscos contaminados con ciguatoxinas producidas por microalgas

Foto: La OCU alerta por el aumento de intoxicaciones alimentarias por ciguatera. (Foto: Unsplash)
La OCU alerta por el aumento de intoxicaciones alimentarias por ciguatera. (Foto: Unsplash)
Autor
Tiempo de lectura3 min

La Ogranización de Consumidores y Usuarios OCU ha lanzado la alerta. El riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria por ciguatera está aumentando en Europa. Así, lo reproduce el organismo en defensa de los derechos de los consumidores haciéndose eco de los datos recabados por un estudio reciente de la Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) en el que se indica que las afecciones detectadas por este motivo han aumentado en un 60% durante los últimos diez años.

La ciguatera es una intoxicación alimentaria causada por la ingesta de pescados o mariscos contaminados con ciguatoxina, un tóxico producido en pequeñas cantidades por algunas algas y dinoflagelados que se traslada hasta el organismo de los peces cuando estos se las comen, y posteriormente, al de los humanos cuando, siguiendo la cadena alimentaria, ingieren la carne de estos animales.


Con el consumo de peces pequeños, la contaminación por ciguatera no llega a afectar a los humanos. Sin embargo, cuando estos se alimentan con la carne de pescados de gran tamaño, sí pueden intoxicarse, pues los peces más grandes pueden acumular en su interior niveles altos de toxina si ellos mismos se han comido a un gran número de peces pequeños infectados.

No muere con el calor

La ciguatoxina es termorresistente, por lo que no muere ni con el frío ni con el calor, impidiendo así que los humanos acaben con ella aunque cocinen el pescado a una temperatura muy alta o lo sometan a un proceso de congelado o ultracongelado. Además, también es incolora, inodora e insípida, lo que dificulta su detección.


Según explica la OCU, los peces infectados por esta toxina generalmente habitan en aguas cálidas de los arrecifes de coral, tales como el mar Caribe y los océanos Pacífico e Índico. Sin embargo, en los últimos años, se ha incrementado el número en aguas templadas de Europa y América, un hecho que podría deberse a los siguientes factores:

  • El aumento de viajes internacionales a países endémicos
  • El aumento de la temperatura del agua como consecuencia del cambio climático
  • Aumento de importaciones de productos de países endémicos por la globalización del mercado.

Síntomas de la ciguatera

La AECOSAN reconoce que es una enfermedad poco común y de bajo riesgo, sin embargo indica cuáles son los síntomas que suele provocar para que, en caso de padecer alguno después de consumir pescado , se contacte con el médico de cabecera:

► Síntomas gastrointestinales: dolor abdominal, náuseas, vómitos, deshidratación y diarrea intensa.

► Síntomas cardiovasculares: pulso irregular, hipotensión arterial y bradicardia.

► Síntomas neurológicos: Alodinia (dolor quemante causado por un estímulo moderadamente frío, normalmente inocuo), picores, disestesia, pérdida de sensibilidad en las extremidades (hormigueo).

► Otros síntomas: Sensación de debilidad generalizada continua, dolor de los músculos y articulaciones, dolores de cabeza, mareos, temblores y sudorización excesiva.

Consejos para prevenir la ciguatera

Entre los principales consejos para minimizar el riesgo de contraer ciguatera, la AECOSAN recuerda a aquellas personas que se encuentren en zonas de riesgo que el peligro aumenta en los pescados más grandes, recomienda no comer vísceras, huevos, pieles y cabezas de pescado y no pescar en zonas sospechosas de estar contaminadas con microalgas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios