lo natural siempre gana

Las cosas que no deberías comprar en el supermercado

Hay una serie de alimentos que no merece la pena adquirir cuando bajamos a hacer la compra y que podemos preparar nosotros fácilmente

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Llega ese momento temido en la semana en el que te toca bajar, equipado con tus bolsas reciclables, a comprar al súper. Entre los miles de productos que se nos ofrecen por esos pasillos angostos y estrechos, debemos elegir lo que nos llevaremos a casa para cocinar y dar buena cuenta de ello. Es una opción difícil, sobre todo si eres una persona a la que le cuesta tomar decisiones, pero de algún modo u otro consigues salir de allí al cabo de un rato con todo tu arsenal.

Ahora bien, el sitio web 'Love Food' ha decidido englobar los productos que quizá compres pero que, según ellos, no es buena idea que vuelvas a llevarte del supermercado. Por cada uno de ellos hay una buena explicación, así que lee atentamente y ya de paso ahorra dinero la próxima vez que bajes.

Salsa de tomate

¿Por qué no? Este tipo de salsas que sueles comprar en las tiendas contienen mucho azúcar y sal, para controlar la acidez, por lo que no son la opción más sana. Además, hacer la tuya propia (y perfecta) es verdaderamente fácil: el secreto en esta ocasión no está en la masa sino en la cocción lenta y prolongada, que permite suavizar la acided natural de los tomares y al que puedes añadir hierbas aromáticas o azúcar, pero no en las cantidades que lleva la del súper. Se congela bien, por lo que siempre podrás tenerla fresca a mano.

Caldo de verduras

¿Por qué no? Por supuesto, somos claros detractores de la comida procesada. En el caso de los caldos, para evitar el desperdicio de alimentos que puede causar el hacerlo y también con el fin de no tener que comprar los envasados que son demasiado salados, tienen muchas grasas y poca cantidad de verduras.

Muchos alimentos son fáciles de hacer en casa, se pueden congelar y no tienen los aditivos, azúcares o calorías que aportan los del súper

El truco para tener siempre a punto tu caldo es usar una bandeja de cubitos de hielo donde puedes congelarlo. El casero es depurante y está compuesto, prácticamente, todo de agua, por lo que congelarlo es muy sencillo. Haciéndolo en casa, además, podrás aportar todas esas verduras que no encontrarás en el brick del supermercado: zanahorias, col, puerro, cebolla, calabaza...

Barritas energéticas

¿Por qué no? Como suele suceder con esta clase de productos, están llenos de azúcar y son poco recomendables. ¿No te ves con ganas de hacer tus propias barritas energéticas? Lo cierto es que tampoco es tan difícil y puedes adaptarla a tu gusto, agregando en un plato frutos secos como nueces y un poquito de chocolate o yogur por encima. Más sano y rico.

Picatostes para la ensalada

¿Por qué no? Piensas: "Hoy voy a comer sano, así que me haré una ensalada césar", y claro, en cualquier ensalada que se precie tienes que incluir estos panecillos. Sin embargo, los preparados no son especialmente saludables, tan solo cinco o seis de ellos pueden tener hasta 100 calorías.

En ocasiones no compensa adquirir determinados productos no solamente por salud, también porque se hace un mal uso de los plásticos

Si te apasionan, siempre puedes hacerlos tú y no hace falta que los hagas con pan duro de ayer. Puedes tostarlos en la sarten, después de haberlos cortado en trozos y agregarlos a la sartén inmediatamente. Son mucho mejores que los comprados y sirven para absorber los sabores del aderezo.

Pan de ajo

¿Por qué no? Lo admitimos, es difícil resistirse, pero de nuevo vuelve a ser un plato que puedes preparar tú y así te libraras, en parte, de todas las calorías que aporta el que coges en el super. Con una barra de pan, perejil, mantequilla, aceite de oliva, ajo, sal y pimienta puedes hacer el tuyo propio. Solo debes preparar la mezcla y luego hornearlo a 80ºC unos 10 o 15 minutos hasta que se dore.

Aderezo para ensaladas

¿Por qué no? De nuevo hablamos de algo que puedes hacer en casa y que así estará libre de aditivos y estabilizantes. Además, lo puedes mantener en el refrigerador y usarlo todas las veces que lo necesiten.

Con leche y aguacate, mostaza y miel, piñones y parmesano, salsa de soja y cacahuete... son infinidad las opciones y no lleva más que un minuto prepararlas.

Limonadas

¿Por qué no? Los conservantes y el azúcar son los culpables de que te digamos que, como opción, la mejor es la casera. Con solo utilizar seis limones, una taza de azúcar y seis de agua fría tendrás un toque tropical y refrescante en casa, y muchísimo más sano.

Fruta envasada

¿Por qué no? Te puedes imaginar. Se trata de una compra innecesaria que solo genera desperdicio de comida y de plástico, y que además cuesta mucho más. Las fruterías venden fruta suelta en mejor estado, así que déjate de bolsas y elige exactamente lo que quieres incluir en tu mezcla.

Guacamole

¿Por qué no? A todos nos gusta la mezcla, pero puedes dejar a un lado la del súper, llena de conservantes, y preparar tu propia opción (así también reducirás los desechos de plástico). Combina los aguacates con cilantro, tomate y cebolla roja, todo bien picado, y sazona con jugo de limón y sal. Puedes perfeccionar la fórmula según tus preferencias personales.

Mayonesa

¿Por qué no? Es uno de los aderezos más populares y más consumidos del mundo. Si no se abusa de ella no tiene por qué ser perjudicial, el problema es que no nos suele bastar con una cucharada. Entonces, aporta unas 90 calorías de la cantidad diaria de energía que una persona necesita (unas 2.000).

La mayonesa hecha en casa puede ser difícil al principio, pero una vez le coges el truco, podrás hacer algunas similares como el alioli, además, podrás adaptarla a tu gusto. La clave es batir continuamente mientras agregas el aceite y asegurándote de que alcance la textura cremosa que buscas. Inmediatamente probarás lo diferente, ya que la mayonesa casera es mucho más rica y cremosa que las versiones preparadas. Se mantendrá fresca en un tarro durante aproximadamente una semana.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios