Un hombre ataca a su madre tras acusarla de esconderle un billete de lotería premiado
  1. Alma, Corazón, Vida
PUSO UN CUCHILLO DE COCINA EN SU GARGANTA

Un hombre ataca a su madre tras acusarla de esconderle un billete de lotería premiado

Aseguraba que había ganado 100.000 libras en un sorteo y que su madre y su abuela se lo habían escondido

Foto: Graeme Mackay tiene antecedentes por violencia familiar (Foto: South Wales Police)
Graeme Mackay tiene antecedentes por violencia familiar (Foto: South Wales Police)

Dicen que el dinero no entiende de hermanos, padres o hijos; que familias enteras se han roto cuando había cuartos en juego; que el dinero no da la felicidad… pero sí la quita. Todos esos tópicos se pueden aplicar a una historia que ha visto cómo un hombre y su madre han acabado como el rosario de la Aurora por culpa de un billete de lotería.

Los hechos tenían lugar en Barry, una pequeña ciudad cercana a Cardiff, en el sur de Gales, y en la propia capital. Ahí un hombre llamado Graeme Mackay ha sido acusado de atacar a su madre y de amenazarla con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones después de que, según su versión, ella le hubiera escondido un boleto de lotería que había resultado ganador.

Foto: Una pareja compra boletos de lotería. (iStock)

Mackay, de 32 años, atacó a su madre cuando ambos se encontraban en su casa. Según el escrito de acusación, golpeó a su madre en la cabeza con una escoba y después se hizo con un cuchillo, colocándoselo a su progenitora en el cuello para amenazarla de que le devolviera un supuesto billete de lotería premiado.

El dinero, la familia y la lotería

Aunque los hechos sucedieron el pasado 16 de junio ha sido ahora, durante el juicio, cuando se han escuchado los testimonios de los protagonistas. En declaraciones que recoge el Mirror, la madre, Caroline Mackay, explicó que "es una auténtica pesadilla pensar que el propio hijo que tú criaste podría hacer algo como esto".

Los problemas comenzaron en su casa, pero cuando la mujer temió por su vida fue cuando acudieron a ver a la abuela

La fiscal Alison O'Shea también recordó a las puertas de los tribunales cómo había descrito Caroline Mackay a su hijo. Dijo que la noche anterior al incidente se encontraba “agitado y molesto” y añadió que se comportaba “de manera paranoica” acusándola de haber escondido cámaras de vigilancia por toda la casa.

Pero cuando de verdad las cosas se complicaron fue el día 16. Graeme Mackay, aún en su casa y en un gran estado de nerviosismo, lanzó duras acusaciones a su madre y amenazó con “destrozarle la cara”. Fue después de coger una escoba y “sacudirla salvajemente”, mientras ella le pedía que se calmara. Según el fiscal “la agarró por el cuello y la apretó durante mucho tiempo".

placeholder El hombre aseguraba haber ganado 100.000 libras a la lotería británica
El hombre aseguraba haber ganado 100.000 libras a la lotería británica

Carolina Mackay pensó por un momento que su propio hijo la iba a matar: se hizo un ovillo en el suelo y pensó que se iba a desmayar, mientras luchaba por respirar y cogía fuerzas para empujarlo y liberarse. Después le dijo que tenía que ir a ver a la abuela y su propio hijo la llevó a Cardiff a ver a la anciana. Cuando llegaron a su casa el joven se alteró de nuevo, llamando “perra” a su madre delante de la abuela y acusándola de esconderle un billete de lotería premiado.

Un premio de 100.000 libras

La fiscal del caso volvió a exponer los hechos: “golpeó a su madre” y la gritó de forma irracional, diciendo que había ganado 100.000 libras a la lotería y pidiendo a su abuela que intercediera por él: "Dile que me dé mi boleto de lotería. ¿Por qué las dos me estáis haciendo esto?" Después, volvió a golpear a su madre y a apretarla el cuello.

Foto: El sorteo de la TattsLotto ha dado a este grupo de amigos un millón de dólares a la lotería

Pero cuando Caroline MacKay temió realmente por su vida fue cuando su hijo se hizo con un cuchillo de cocina y se lo colocó a su madre en la garganta, amenazándola de muerte. La suerte quiso que la abuela tuviera un dispositivo de emergencia con el que pudo pedir ayuda a la policía, momento en el que su nieto se dio cuenta de la situación y volvió a dejar el cuchillo.

Este ha sido el último percance de un largo historial de problemas en la familia. La madre explicó al tribunal que siempre tuvieron una buena relación… hasta que él entró en prisión. Desde entonces cambió radicalmente y sufrió varios episodios de acoso que derivaron en una condena a su hijo con una orden de alejamiento que quebrantó en varias ocasiones para agredirla físicamente.

El hombre, de 32 años y con antecedentes de violencia familiar, ha sido condenado a 3 años de prisión

Graeme Mackay admitió dos cargos de asalto con daños corporales que le mantendrán tres años en prisión. Su abogado, Andrew Kendall, ha asegurado que no volverá a vivir con su madre cuando salga de la cárcel y que tiene un trabajo esperándole en los ferrocarriles británicos cuando sea liberado. Eso sí, del supuesto billete de lotería premiado nadie dijo nada.

Lotería Felicidad Gales Suerte Agresión
El redactor recomienda