TE LO ESTÁS CARGANDO

Ten cuidado: 5 señales de que te estás lavando el pelo demasiado

¿Cada cuánto es bueno hacerlo? ¿Lo limpiamos mucho? Tu cuerpo te está dando la respuesta y tú no le estás haciendo ni caso. Pon atención

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Estamos en una época en la que el pelo se ha convertido en la obsesión de muchos. Tener un cabello bien cuidado parece fácil y algunos creen que con lavarlo varias veces al mes basta para que esté sano, pero se equivocan. Además, es muy posible que lo estés haciendo demasiado y no lo sepas.

¿Sabías que debes limpiarlo con mucha menos frecuencia que tu piel? Puede ser tentador asearlo y acondicionarlo cada mañana, especialmente si lo tienes graso o se pone así fácilmente, pero realizarlo a diario puede causar muchos problemas como quitarle muchos aceites esenciales al cuero cabelludo.

"No hay un número exacto de veces para hacerlo por semana", asegura Tonya Le, estilista de famosos, a 'Insider'. "Depende de la textura o producción de aceite natural", añade. Lo que puedes hacer es prestar atención a las señales que te da tu cabello para identificar que lo estás maltratando.

Cuídalo bien

Para empezar, nuestro cabello es una fibra viva y seca. Si lo privamos de la humedad del champú excesivo, este se seca nuevamente y el ciclo continúa dando como resultado un pelo débil y dañado. Existen algunas señales de que lo estás lavando demasiado. Si tu color se desvanece muy rápido, está seco y encrespado, las puntas siempre las tienes abiertas, ya no brilla como antes o tienes mucha caspa significa que lo aseas más de lo que deberías.

"La falta de humedad de los aceites puede provocar un cuero cabelludo seco y escamoso, y a medida que este se seca también lo hace tu cabello. Este se vuelve más plano y también comienza a carecer de brillo", asegura Le.

No te seques el pelo con la toalla. Lo único que logras con ese movimiento es friccionar la fibra y abrir las puntas

Aunque existen dos teorías opuestas -una defiende que debes lavar el pelo siempre que lo notes graso y la otra que asegura que es preferible lavarlo dos o tres veces a la semana-, la realidad es que un exceso de lavado elimina los aceites naturales que desprende el cuero cabelludo y que son necesarios para proteger la raíz y mantener la correcta hidratación del pelo.

La dermatóloga Mary P. Lupo asegura en 'Allure' que la forma adecuada de lavarlo, tanto si tienes el cabello graso como si no, es concentrar el champú y el masaje en los dos centímetros de pelos más cercanos al cuero cabelludo, ya que es ahí donde se acumula la suciedad, la grasa y el sudor. Para aclarar, cuanto más fría sea el agua, mucho mejor.

¿Y secarlo?

Antes del momento secador, está el momento toalla. No lo hagas. Para, nunca más en la vida frotes tu cabello porque lo único que logras con ese movimiento es friccionar la fibra y abrir las puntas. ¿Es mejor enrollarlo en una toalla como el más fashion de los turbantes? Tampoco, ya que esto hace que el pelo se enrede y se quiebre. Una alternativa puede ser con una camiseta de algodón, evidentemente una vieja o que ya no uses. O al aire, mucho mejor.

Lavarlo en exceso elimina los aceites naturales que desprende el cuero cabelludo, necesarios para proteger la raíz y mantener la correcta hidratación

Aplicar el calor del secador directamente sobre el cabello mojado, además de suponer un gasto de tiempo porque aún no se ha retirado el exceso de agua del pelo, lo daña. Otra práctica a evitar es la de tratar de alisarlo con un peine y el aparato cuando este aún tenga agua. Por supuesto, mantener una distancia adecuada entre ambos también ayuda a evitar la rotura.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios