Pagar multas por gracioso: el problema de pasarte de listo con la matrícula del coche
  1. Alma, Corazón, Vida
QUIEN RÍE EL ÚLTIMO...

Pagar multas por gracioso: el problema de pasarte de listo con la matrícula del coche

Quiso engañar al sistema y evitar que la policía le sancionara personalizando la numeración de su coche y en vez de eso recibió todas las que no tenían dueño

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Personalizar la matrícula de tu coche es algo imposible en España. Ver las placas de los vehículos con palabras o cifras que el dueño desea no es posible en nuestro país, pero sí muy común en EEUU y otras naciones en las que pagando (a veces cantidades estratosféricas) puedes conseguir la combinación que más le guste.

En América lo de modificar los números y las letras es todo un clásico. Mientras que en otros países están dispuestos a gastarse mucho dinero por conseguirlo, los estadounidenses solo pagan una pequeña cantidad para poner sus dibujos y fórmulas (dentro de unos límites legales).

Foto: Foto: BMW.

Hay ciertas limitaciones, por supuesto, como palabras obscenas o insultos, pero por lo general, los estados ofrecen mucha libertad. ¿Qué pasa cuando alguien se pasa de listo y elige alguna combinación para engañar al sistema?

No es más listo el que más sabe...

Joseph Tartaro, especialista en ciberseguridad, intentó aprovecharse de sus conocimientos para que en el caso de que algún agente le multara, la sanción nunca llegara. Lo que no esperaba es acumular más de 12.000 dólares. ¿Qué hizo? Su trampa se basaba en el sistema informático que utilizan para poner sanciones no está preparado para la palabra 'NULL', la cual utilizó para su matrícula.

Las autoridades de los 50 estados rechazan todos los días diseños groseros y ofensivos, pero a veces deberían fijarse más en si son o no prácticos

Pensó que así se libraría de cualquier infracción porque para un ordenador esta palabra significa "nada", "0" o "nulo". Así que, cuando un programador quiere indicar que una variable está vacía, usa el valor NULL porque no tiene valor alguno y de esta manera, se evitan los problemas al usar el cero. ¿Qué pasó entonces? Aparentemente, cada vez que un policía escribía una multa y dejaba en blanco el apartado de la placa, esas sanciones se dirigían directamente al buzón de correo de Tartaro, independientemente de si era o no culpable.

Desde entonces Tartaro ha trabajado para limpiar su nombre de la base de datos pública online del Centro de Procesamiento de Citaciones. Y aunque su experiencia ha sido extenuante, está lejos de ser única. De hecho, este hombre se une a una larga lista de personas cuyas matrículas fracasaron de manera espectacular. No es sorprendente que esto suceda porque los estados se han centrado demasiado en la decencia y no en los resultados prácticos.

Historia similar

Las autoridades de los 50 estados rechazan todos los días diseños groseros y ofensivos, pero hay una matrícula que causó en 2015 controversia como ninguna otra. Su diseño incluía una bandera de la Confederación sureña, uno de los bandos de la guerra civil que se luchó en el siglo XIX a favor de la esclavitud del país. La matrícula fue rechazada dos veces por el departamento de vehículos de Texas, que dictaminó que una "parte significativa de la población" la encontraba ofensiva por la asociación histórica con esa época oscura.

Los Hijos de los Veteranos Confederados, patrocinadores de la polémica matrícula, llevaron el caso a una corte federal de apelaciones, donde argumentaron con éxito que rechazar el diseño que proponían era restringir su derecho a la libertad de expresión, protegida por la Primera Enmienda de la constitución estadounidense. La disputa llegó hasta la Corte Suprema y es un asunto que genera mucha polémica a día de hoy.

Multa Insultos Noticias Curiosas
El redactor recomienda