consejos para prevenir la listeriosis

La listeriosis, más allá de la carne mechada: con qué alimentos hay que tener cuidado

La Consejería de Salud andaluza ha ordenado retirar todos los productos cárnicos de la marca afectada por el brote de listeriosis, pero hay que tener cuidado con otros alimentos

Foto: Hay que tener cuidado con determinados alimentos para evitar intoxicaciones (iStock)
Hay que tener cuidado con determinados alimentos para evitar intoxicaciones (iStock)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Más de 130 afectados, varios abortos y hasta una muerte: el brote de listeriosis que encendió la alerta en Andalucía ha llegado hasta tal punto que la Consejería de Salud andaluza ha ordenado la retirada de todos los productos cárnicos comercializados por Magrudis, propietaria de 'La Mechá', donde se inició el brote. La listeria es la responsable de esta enfermedad, que contamina alimentos crudos y que, al consumirse, provoca síntomas como fiebre, dolores de cabeza o diarrea, que en principio no revisten gravedad aunque sí pueden ser más agresivos en personas más vulnerables, como ancianos, bebés o mujeres embarazadas.

En este caso se trata de una carne mechada contaminada —aunque los alimentos que se han ordenado retirar no son solo de este tipo, sino todos los productos cárnicos de la marca—, pero no es lo único con lo que hay tener cierto cuidado. La 'listeria monocytogenes' puede afectar a otro tipo de productos; de hecho, hace algo más de un año se activó la alerta sanitaria en Navarra a causa de la presencia de esta bacteria en un lote de paté. Esta bacteria puede propagarse por tierra o por agua contaminadas, y llega al ser humano, en la mayor parte de los casos, a través de la ingestión de alimentos contaminados. Si bien la bacteria no es perceptible a simple vista, ni tampoco se puede oler o saborearse, las medidas para minimizar el riesgo de ser infectado pasan por mantener una buena higiene en la cocina —no preparar productos crudos junto a otro, por ejemplo— y una buena cocción de los alimentos. La listeria no es una bacteria que solo afecta a la carne, sino que puede hacerlo con otros alimentos. Estos son algunos, recogidos por 'Food Safety', que pueden ser vulnerables:

  • Leche cruda (no pasteurizada) y productos lácteos sin pasteurizar
  • Quesos suaves hechos con leche no pasteurizada, como queso fresco, feta, brie o camembert
  • Frutas y verduras
  • Embutidos y salchichas procesadas, listas para comer
  • Patés refrigerados o alimentos para untar
  • Mariscos o pescados ahumados refriegerados, como el salmón
  • Carne de pollo o cerdo poco cocinada

El salmón y otros pescados ahumados deben cocinarse
El salmón y otros pescados ahumados deben cocinarse

¿Se puede prevenir?

Siempre se pueden tomar medidas para reducir el riesgo de contraer esta enfermedad —u otra intoxicación alimentaria—, tanto a la hora de cocinar como de almacenar determinados tipos de alimentos. Estas son algunas de las recomendaciones:

Pasar de la leche cruda: para evitar problemas, lo mejor es no consumir ni leche no pasteurizada ni ningún producto lácteo, como queso, fabricado con leche sin pasteurizar. La carga bacteriana en los productos fabricados con leche cruda puede ser superior a los fabricados con leche tratada.

Cocinar bien los alimentos: las salchichas para perritos calients, los fiambres y las carnes procesadas deben cocinarse a una temperatura interna de unos 75 grados, hasta que estén calientes por dentro.

Comer melón según se corta: otra de las recomendaciones de la organización es ingerir melón en el momento en el que se corta, o de no hacerlo, al menos refrigerarlo. La fruta no debe estar abierta, aunque refrigerada, más de siete días.

Además, hay muchos alimentos que están prohibidos para personas más vulnerables, tales como niños pequeños, ancianos o mujeres embarazadas. De hecho, a las encintas se les prohíben muchos productos que, en condiciones normales, se pueden comer con tranquilidad, aunque existen algunos trucos para poder seguir comiéndolos, como ocurre con el jamón serrano después de haber sido congelado. Entre los productos 'prohibidos' para estas personas están los patés o las carnes procesadas listas para comer, los mariscos y pescados ahumados —a no ser que estén en conserva o cocinados— o cualquier producto lácteo que no haya sido fabricado con leche pasteurizada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios