LO MEJOR ES SER UNO MISMO... E INVESTIGAR

Cómo elegir la ropa perfecta para lograr el empleo en una entrevista de trabajo

Desde los tonos más indicados hasta si debemos llevar o no colonia: una psicóloga experta en moda da las claves para acertar de pleno en la próxima entrevista

Foto: Nuestro aspecto debe ser acorde al de la empresa, pero no tenemos que ser una copia de los empleados
Nuestro aspecto debe ser acorde al de la empresa, pero no tenemos que ser una copia de los empleados

Ir a una entrevista de trabajo nunca es fácil: los nervios nos acechan y el sudor frío recorre nuestra frente, antes incluso de llegar a la cita. Y es que la inquietud comienza mucho antes, desde el mismo momento en el que nos despertamos por la mañana y pensamos qué ropa debemos llevar a la reunión que nos puede proporcionar el empleo soñado.

En Internet hay infinidad de páginas que aconsejan cómo debemos vestirnos para esta ocasión: los colores que más tienen que ver con el tipo de trabajo que buscamos, los accesorios que no deben faltar en nuestro atuendo… incluso las fórmulas que debemos emplear para presentarnos y que la primera impresión sea inmejorable.

Para que todo encaje, la psicóloga de moda Dawnn Karen ha dado varios consejos a la CNBC que pueden ayudar, y mucho, a elegir vestuario a los candidatos a futuros trabajos: no se trata de pasar desapercibida y no llamar la atención sino de “crear congruencia entre cómo te sientes y cómo quieres presentarte ante posibles empleadores”.

La ropa perfecta para una entrevista de trabajo

Dawnn Karen asegura que la personalidad con la que nos presentemos a una entrevista de trabajo es muy importante y el vestuario es una parte muy importante de esa personalidad. Por eso, cuando se trata de elegir la ropa que llevaremos a una cita que nos puede dar el empleo de nuestra vida, debemos seguir estos importantes consejos.

La personalidad con la que acudamos a una entrevista de trabajo es muy importante y el vestuario es una de las partes más importantes

El primero es no elegir el vestuario con antelación. Es algo que hace la mayoría de las personas, pero Karen cree que eso “solo te hará sentir más estresado y nervioso”. Lo mejor es que el mismo día de la entrevista nos preguntemos cómo es nuestro estado de ánimo y, a partir de esa respuesta, elijamos la ropa que más nos puede favorecer.

Así, la psicóloga explica que “si te sientes deprimido y cansado, por ejemplo, usar una americana gris podría hacerte sentir aún más atontado. Por lo tanto, querrás vestirte y elegir algo que te levante el ánimo y un color te dará energía. Eso podría ser una falda plisada amarilla (para ellas) o una corbata colorida (para ellos)”.

Presentarse a una entrevista de trabajo nunca es fácil
Presentarse a una entrevista de trabajo nunca es fácil

El segundo consejo es hacer los deberes y eso consiste en visitar la web de la empresa o hablar con empleados o conocidos que trabajan allí para conocer el código de vestimenta que se utiliza. La cuestión no es vestirnos como “una copia de los empleados actuales de la compañía”, sino entender qué podemos hacer y, sobre todo, qué tenemos que evitar. Por ejemplo, no debemos ir en zapatillas y camiseta si todos los trabajadores van en traje, y viceversa.

La edad, el olor y llamar la atención

El tercer consejo es el de llevar encima un accesorio que nos haga sentir bien. No es cuestión de que sea muy llamativo, ya que puede que la persona que nos haga la entrevista se centre en nuestro vestuario en vez de en nuestra personalidad, sino de que “mejore nuestro estado de ánimo” y provoque recuerdos o asociaciones positivas cuando lo veamos. Un lazo, un broche de corbata o un accesorio similar pueden ser más que suficiente.

El cuarto consejo tiene que ver con la edad: en muchas ocasiones se cree que las personas más maduras tienen más opciones de conseguir un empleo y, por esa razón, son muchos los que prefieren lucir una imagen ‘envejecida’ de sí mismos ante una entrevista. Sin embargo, la psicóloga de moda cree que no es una buena opción.

“Nunca hay que sentirse obligado a usar algo que te haga parecer mayor” porque no es una ventaja ante otros candidatos. Incluso existe un estudio que reveló que la ropa formal en personas jóvenes les da un aspecto de ser menos accesibles que las personas de su edad. Lo mejor es tratar de vestir de acuerdo a la edad de cada persona y sentirse cómodo.

Una de las grandes preguntas es si hay que usar colonias y perfumes o no llevar nada: la respuesta es, definitivamente, que sí

Para el último consejo, Dawnn Karen responde a un clásico de las entrevistas de trabajo: ¿es mejor usar perfume o colonia o no llevar nada? Definitivamente, sí y por dos razones: por un lado, los empleadores quieren candidatos limpios y usar colonias o perfume ayuda a dar esa sensación; por otro, los candidatos se refuerzan anímicamente usando su aroma favorito. Siempre que no nos pasemos con la cantidad, la colonia para ellos y el perfume para ellas es una buena decisión.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios