"Un cortejo entre usted y la empresa"

El mayor error de quienes buscan empleo y unas cuantas ideas para no cometerlo

Los entrevistadores no sólo esperan respuestas, pero devolver las cuestiones puede ser un arma de doble filo si el entrevistado no hace "la pregunta adecuada a la persona correcta"

Foto: Una candidata a un empleo, decepcionada en una entrevista de trabajo. (iStock)
Una candidata a un empleo, decepcionada en una entrevista de trabajo. (iStock)

Las entrevistas de trabajo son una parte fundamental en la búsqueda de empleo. Más allá de ser meros trámites, sirven para que los responsables de Recursos Humanos exploren más allá del currículum y descarten a los candidatos que no congenien con la filosofía de la empresa. Pero, ¿y, si en contra de lo que la mayoría piensa, los entrevistadores no sólo esperasen respuestas, sino también preguntas? Tal es la opinión de Robin Ryan, experta de la revista 'Forbes' que ha contrastado su hipótesis con responsables de selección de personal en la multinacional AT&T.

"Debe concebir la entrevista como un cortejo entre usted y la empresa", recomienda la especialista, para quien las cuestiones que plantea el candidato son, a la par, una oportunidad de impresionar al empleador y la única forma de "aprender cómo es trabajar allí". De hecho, considera fundamental ir a la entrevista con una lista de interrogantes mediante la que conocer al detalle las funciones laborales y la cultura corporativa. El sentido de las mismas puede resumirse en una máxima: tienen que ayudar a dirimir si el empleado quiere trabajar para ese jefe.

Puede ser un arma de doble filo si el entrevistado no se asegura de "hacerle la pregunta adecuada a la persona correcta". En este sentido, Ryan recuerda que es poco probable que un responsable de Recursos Humanos responda a "preguntas demasiado técnicas", en tanto que su función consiste en evaluar y validar la experiencia del candidato y, a menudo, sólo posee una idea general sobre el puesto. En cambio, sí que puede dar información certera sobre el clima de trabajo y la cultura de la empresa.

Candidatos a hacerse con un empleo. (iStock)
Candidatos a hacerse con un empleo. (iStock)

¿Qué preguntas deben formularse?

  • ¿Podría describirme el tipo de empleado que se adapta bien a su modelo de gestión?
  • ¿Cómo describiría la cultura corporativa de su empresa?
  • ¿Cuáles son las responsabilidades diarias que tendré en este trabajo?
  • ¿A quién supervisaré? (sólo en caso de que proceda)
  • ¿Se expandirá su empresa, trayendo nuevos productos o nuevos servicios que debería tener en cuenta?
  • ¿Cuáles son las habilidades que ve necesarias para que alguien tenga éxito en este puesto?
  • ¿A qué desafíos podría enfrentarme si consigo este puesto?
  • ¿Cuáles son las principales preocupaciones que debería abordar?
  • ¿Qué áreas de trabajo le gustaría ver mejoradas en su empresa?
  • ¿Cuál es la política formativa de su empresa? ¿Ofrecen seminarios, talleres o cursos para que los empleados puedan actualizar sus conocimientos o adquirir nuevas habilidades?
  • ¿Con qué presupuesto opera este departamento? ¿Ha sufrido cambios en los últimos años?
  • ¿Qué herramientas utiliza este departamento en el día a día?
  • ¿Trabajaré solo o como parte de un equipo?
  • ¿Cómo se medirá mi desempeño laboral?
  • ¿Qué nuevos esfuerzos está emprendiendo la empresa para crecer?
  • ¿Qué metas u objetivos se deben alcanzar en los próximos seis meses? ¿Y en el próximo año?
  • ¿Cómo es el ambiente en la oficina?
  • ¿Dónde está la persona que ocupó este puesto anteriormente? (Si fue despedido o ascendido, pregunte por qué).
  • ¿Qué tipos de personas sobresalen en esta empresa?
  • ¿La empresa es rápida o lenta para adaptarse a los cambios tecnológicos?
  • ¿Cómo promueve la empresa el crecimiento personal y profesional?
Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios