DROGA LEGAL

La dieta de la desintoxicación del azúcar: cómo funciona

Si crees que tienes un problema con este alimento y ha llegado la hora de dejar atrás tu adicción, te contamos cómo puedes lograrlo y qué sucede al intentarlo

Foto: Dame más. (iStock)
Dame más. (iStock)

Como ya sabes, y como publicó la revista de la Asociación Americana de Medicina, la industria azucarera trabajó directamente con científicos en la década de los 50 y los 60 para tratar de minimizar el papel del azúcar en las enfermedades cardiovasculares, trasladando el foco hacia la grasa y el colesterol.

Muchas personas tienen una relación demasiado estrecha con este alimento que tanta adicción causa. Numerosos expertos aseguran que es una de las drogas que más afectan al mundo y que menos están consideradas como tal.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo de azúcares no sobrepase el 10% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale más o menos a 50 gramos o 12 cucharadas al día. Otros organismos, como la prestigiosa American Heart Association, establecen el límite en solo 25 gramos. Si crees que tomas demasiado, seguramente haya llegado el momento de ponerte las pilas y tratar de desengancharte. Eres un drogadicto y quizá no te habías dado ni cuenta.

Azucareros anónimos

"Hola, soy Menganito y soy adicto al azúcar". ¿Te imaginas? Al igual que hay asociaciones para alcohólicos o personas enganchadas a otro tipo de sustancias, pronto podrías escuchar o decir esta frase sobre este alimento. Steven Petrow, columnista de 'The Washington Post' se dirigió a un seminario de desintoxicación en su gimnasio y se sorprendió de que todos los asientos estaban ocupados.

Todo depende de ti, pero lo que realmente debes tener en cuenta es que no es el azúcar en sí lo que es 'veneno' sino la cantidad que tomas

En aquel recinto se encontró a mucha gente, pero lo que más le llamó la atención fue una señora mayor con sus dos nietas. "Las traigo para concienciarlas ahora que son jóvenes. Así pueden aprender lo realmente malo que es el azúcar", aseguraba esta mujer.

Fue porque su médico se lo recomendó para deshacerse de la grasa visceral. "Es la que envuelve los órganos y produce sensación de hambre, conduce a la pérdida de masa muscular, provoca problemas cerebrales, puede causar enfermedad de hígado graso, aumenta el colesterol y ayuda al desarrollo de las enfermedades cardíacas", asegura Mark Hyman, director médico del Centro de Medicina Funcional de la Clínica Cleveland.

¿Cuánto, cuándo y por qué?

Estas tres preguntas son las que debes responder para saber de grado de adicción. Lo que la gente dijo en aquel gimnasio fue casi igual: "Durante todo el día, especialmente por la noche, en cualquier momento que me sienta solo, enfadado o quiera un dulce me gusta comer azúcar", asegura Petrow. Un español medio ingiere un total de 111,2 gramos al día, lo que representa el 18,2% del aporte de calorías, según el estudio ENRICA (Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular). Esto quiere decir que los españoles casi duplicamos las recomendaciones internacionales de la OMS.

El azúcar está en todas partes, no solo es el que echas al café por las mañana. Pan, leche desnatada, pasta, pizzas, cereales, salsas, aderezos para ensaladas, vino, patatas fritas, todo tipo de dulces... todos la incluyen de forma añadida en su composición. Anna Seethaler, entrenadora de bienestar, aconseja buscar y registrar todo lo que ingieres para darte cuenta de que no estás comiendo tan saludable como crees.

Puedes hacerlo en 10 días

La experta recomienda que borres inmediatamente la idea de que todas las calorías son iguales y que no hay diferencia entre un refresco o una verdura. "Debes experimentar hambre y ver cómo te comportas, cómo está tu estado de ánimo o tu energía tras dejarlo durante diez días. Debes añadir grasas saludables porque te hacen sentir lleno y aceleran tu metabolismo", explica.

La OMS recomienda que el consumo de azúcares no sobrepase el 10% de la ingesta calórica diaria, lo que equivale más o menos a 50 gramos

Si son los lípidos correctos son perfectos para aumentar la masa muscular y disminuir la inflamación. Puedes probar con la mantequilla de coco, aceite de oliva virgen, pescados como el salmón o las sardinas, las nueces y los aguacates. Hyman señala un estudio publicado en 'Nutrición y Diabetes' que descubrió que aquellos con una dieta alta en grasas (y baja en carbohidratos) sin restriccione perdieron más peso, tuvieron un mejor control de su azúcar en la sangre, los triglicéridos más bajos y mejor HDL (colesterol bueno).

Los primeros días serán un infierno y querrás caer en la tentación. Te parecerá que el proceso es interminable, pero no caigas e intenta ser perseverante. Es posible que tu humor no sea el mejor, pero a partir del quinto día los antojos desaparecerán. No solo dejarás de tomar alimentos poco recomendables sino que perderás peso, reducirás grasa abdominal y tendrás más energía. "Todo depende de ti, pero lo que realmente debes tener en cuenta es que es la dosis la que se convierte en veneno", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios