NO LOS GUARDES EN EL MALETERO

¿Cómo debes mantener los medicamentos en verano? Sanidad nos lo explica

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) nos ofrece pautas de conservación para que los medicamentos no afecten a nuestra salud

Foto: medicamentos farmacos Imagen de Steve Buissinne en Pixabay.
medicamentos farmacos Imagen de Steve Buissinne en Pixabay.

El verano es una estación (y este año más si cabe por las olas de calor) en la que las temperaturas afectan mucho a los medicamentos. Por eso, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha ofrecido una serie de consejos para la adecuada conservación de los mismos.

Esta agencia, que depende del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, señala que la correcta conservación de los medicamentos es "crucial para que mantengan sus características de calidad, seguridad y eficacia".

Según explica en un comunicado de Europa Press, la conservación es vital ya que los medicamentos han sido analizados y testados para seguir unas determinadas pautas de mantenimiento. Si no se cumplen por determinadas condiciones ambientales, indica la AEMPS, estos productos podrían implicar algún riesgo para el paciente.

Sitios frescos y secos

La agencia recuerda que hay que leer “atentamente” el prospecto y ajustarse a los consejos de mantenimiento que indica. Recuerdan, además, que si necesitan de condiciones especiales de conservación, esta información siempre va en el envase.

No te alarmes, a pesar de las altas temperaturas, si lo guardas bien, el medicamento no debería verse afectado

Los lugares sugeridos para el almacenamiento de los medicamentos en nuestro propio domicilio suelen ser sitios frescos y secos, ya que la temperatura que se alcanza es menor.

Así, los fármacos que requieran una conservación entre 2 y 8 grados deben ir siempre al frigorífico, mientras que los que han de soportar una temperatura máxima de menos de 25 ó 30 grados, deben guardarse en el exterior, en los citados lugares frescos y secos,

“Aun cuando la temperatura ambiente supere esporádicamente los 40 grados, no afectará a la conservación del medicamento porque estas temperaturas ocurren de manera puntual y no constante durante todo el día en España", tranquiliza el organismo de Sanidad.

Cremas y supositorios: si hay cambio de aspecto, mejor desechar su uso

Si se realizan viajes, la agencia desaconseja mantener los medicamentos en maleteros o habitáculos de los coches a pleno sol, porque se pueden alcanzar temperaturas muy elevadas.

Respecto a formas farmacéuticas “más sensibles” a las elevaciones de temperatura, como cremas, óvulos o supositorios, hay que prestar especial atención cuando los abrimos. Si su aspecto se ha modificado, mejor desechar su uso.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios