NADA ES IMPOSIBLE

La fórmula para perder peso de una mujer que adelgazó 30 kilos

La peor pesadilla de Nikita Marwah siempre fue la báscula. Pero un buen día hizo las paces consigo misma y escogió las verduras como compañeras de vida

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Nikita Marwah, como tantas otras personas, supo que tenía que hacer algo por su físico. Siempre había sido una niña con sobrerpeso y después de haberse sometido a exigentes régimenes alimenticios, nunca llegó a percibir una verdadera mejoría. Pero no se rindió y siguió adelante en su propósito, hasta que finalmente logró perder 30 kilos en tan solo 8 meses. Y todo gracias a la vida saludable.

A sus 24 años ya estaba cansada de ir todas las mañanas al baño, pesarse en la báscula y comprobar que el número casi alcanzaba los 100 kilos. Concretamente, lo máximo que llegó a pesar fue 98. Además, tenía un problema de salud que afecta a muchas personas con sobrepeso: la tiroides.

Después de tantos años descubrí que el único método efectivo para la pérdida de peso era acostumbrarme a una dieta baja en calorías

"Tenía el sistema inmunitario muy debilitado y me diagnosticaron una enfermedad de la tiroides", asegura, en una artículo de 'Times of India'. "Ello me hizo sentir fatal. De hecho, muchas veces mis familiares solían llamarme 'fatman' de forma cariñosa, aunque cuando empecé a escucharla en ambientes íntimos me destrozó por completo".

Otro de los momentos decisivos en los que por fin escuchó a su voz interior pidiéndole que se sometiera a régimen fue una tarde en una tienda de ropa, al probarse unos pantalones que no le entraban. Marwah pasó mucha vergüenza delante del dependiente al intentar ponérselos una y otra vez. Por todo ello, sacó su fuerza de voluntad y se puso manos a la obra.

Me di cuenta de que puedes disfrutar de muchas cosas y a la vez convertirte en la versión más saludable de ti misma

Lo más difícil, a la hora de hacer un cambio en tu vida, siempre son los comienzos. Conseguir establecer hábitos saludables después de tanto tiempo comiendo mal y llevando una vida sedentaria es, sin duda, el paso más decisivo y arduo de solucionar. Por ello, se mentalizó con todas sus ganas de que, al menos en unas cuantas semanas, dejaría atrás la ingesta de productos grasientos y cargados de azúcar.

El poder de los vegetales

Se decantó por las frutas y verduras como base de su nueva alimentación. "Lo que descubrí en el proceso fue mi pasión por los vegetales", reconoce. "Ya no recuerdo un día en el que mi comida no las contenga. Me encanta preparar cualquier plato casero, sea el que sea, pero siempre con verduras. Después de tantos años, descubrí que el único método efectivo para adelgazar era acostumbrarme a una dieta limpia de calorías".

Tengo más confianza en mí misma y estoy orgullosa de mi transformación a base de esfuerzo y trabajo duro

Pero Marwah también se dio cuenta de que no conseguiría su propósito gracias tan solo a una dieta sana. Por ello, decidió realizar actividad física y se decantó por el zumba. "Es muy importante tener paciencia, no verás resultados de la noche a la mañana", avisa. "Para ser honesto, también descubrí que podías disfrutar de muchas cosas y a la vez convertirte en la versión más saludable de ti misma".

Es importante, si te pones a dieta, reservar un día para comer lo que quieras. Esto te mantendrá motivado y que no eches tanto de menos la época en la que comías de todo. "En los días en los que hacía trampa tan solo ingería lo que mi cuerpo me pedía", asegura Marwah. "Eso sí, el día siguiente debía comer menos de lo estipulado. A veces, me había acostumbrado tanto a esta nueva alimentación que cuando mis amigos quedaban para cenar yo no iba".

"Lo que más me motiva es pesarme cada mañana y ver que hago pequeños avanzes", explica la joven. Ahora, gracias a su fuerza de voluntad, ve su futuro muchísimo mejor y, sobre todo, en forma. Siempre se habla de los beneficios físicos de la pérdida de peso, pero otro resultado positivo (y hasta más importante) de este éxito es el hecho de ganar en autoestima: "Ahora, tengo más confianza en mí misma y estoy orgullosa de mi transformación porque la he conseguido a base de esfuerzo y trabajo duro", recuerda Marwah.

"Adelgazar no es hacer magia", concluye. "No es un plan de un solo mes en el que verás desaparecer toda la grasa corporal. Hay que trabajar duro y comer con mucha consciencia. Seguramente tendrás ganas de darte por vencida varias veces, pero debes mantenterte firme y comprometida. Tan solo comencé este viaje para quitarme varios kilos, pero ahora he aprendido muchísimas cosas sobre mantener un equilibrio en las comidas".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios