SALUD SIN MITOS

¿Por qué son tan peligrosas las olas de calor?

Estamos viviendo el verano más caluroso de la historia y la información es clave para saber protegernos de estas subidas de temperatura. Explicamos síntomas y formas de prevención

Foto:

Julio ha sido el mes más caluroso de la historia. Así lo ha confirmado el organismo contra el cambio climático de la Unión Europea. Con temperaturas como las que estamos viviendo, los golpes de calor son cada vez más frecuentes y, si no las detectamos a tiempo, los daños que pueden producir en nuestro organismo podrían ser muy graves.

Lo primero para poder prevenirlos es entender en qué consisten. “Lo que conocemos como un golpe de calor sucede cuando, debido a las altas temperaturas, nuestro cuerpo se deshidrata”, nos explica el Dr. Francisco Ruiz Ruiz, especialista en medicina interna del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón en Sevilla. Los mecanismos que tiene nuestro cuerpo para regular su propia temperatura, como la sudoración, se ven seriamente comprometidos, "haciendo que lleguemos a alcanzar los 40º y entremos en 'shock', produciéndose un fallo generalizado que puede acabar derivando incluso en la muerte".

En relación con los golpes de calor, la prevención es fundamental. No podemos evitar las olas de calor, pero sí tomar las precauciones necesarias para minimizar sus riesgos.

Ropa transpirable e hidratación

“En primer lugar, debemos mantenernos constantemente hidratados”, subraya el especialista. Hay que beber de forma constante durante todo el día y no esperar a tener sed para hacerlo. Este es uno de los errores más comunes y podría ser un síntoma de que la deshidratación ha comenzado. Además, hay que tener especial cuidado con los niños, ya que son propensos a deshidratarse más rápido. Puede que se 'olviden' de beber constantemente y solo pidan agua cuando ya tienen sed. Lo mismo sucede con las personas mayores, sobre todo aquellas que sufren demencia senil o alguna enfermedad neurodegenerativa. Además, es a ellos a los que más afecta la deshidratación.

Otra medida que debemos tener en cuenta es evitar la exposición solar directa, especialmente en las horas centrales del día (de 12:00 a 16:00, aproximadamente). Es un consejo que se repite año tras año pero que a veces parece difícil de cumplir viendo la cantidad de personas que están al mediodía en playas, piscinas, etc. En este bloque del día, la radiación es más alta y nuestra piel también sufrirá más.

En este sentido, la ropa cómoda y transpirable hará que acumules menor calor corporal. “Elegir colores claros, además, hará que atraigamos menos luz solar y contribuirá algo más a no ganar grados”.

La última recomendación tiene que ver con el sentido común. No dejar nunca a nadie en un coche cerrado (pueden alcanzarse en unos minutos 200º) o evitar los cambios bruscos de temperatura, algo que sucede de manera habitual cuando salimos de establecimientos o de la oficina —con temperaturas muy bajas por el aire acondicionado— a la calle.

Si aun tomando todas estas precauciones, nosotros o alguien de nuestro entorno sufre un golpe de calor, detectarlo a tiempo es fundamental. “Los síntomas más habituales son mareos, dolor de cabeza, visión borrosa, irritabilidad, aumento de la temperatura y enrojecimiento de la piel, náuseas, vómitos, dificultad para respirar e, incluso, taquicardia”, explica el doctor. Estos días de calor extremo hay que estar alerta con estos síntomas, puesto que las consecuencias más graves se dan cuando no se toman a tiempo las medidas necesarias.

Por último, ante el menor síntoma o duda, debemos solicitar asistencia sanitaria de inmediato y tratar de bajar la temperatura corporal con medidas termo reductoras, como beber agua, alejarse de las fuentes de calor, de la exposición solar directa y ventilar la zona.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos para aclarar dudas referentes a mitos y creencias populares relacionados con la salud así como para combatir las falsas informaciones que se puedan generar en internet. Si tienes alguna duda sobre la consulta resuelta y quieres más información, puedes contactar con el Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios